Central de Carnes Premium, el filete gourmet de los supermercados

La empresa hace de las buenas prácticas ganaderas su seña de identidad

Central de Carnes Premium
Diversas presentaciones de fileteados y hamburguesas de Central de Cärnes Premium. Fotos: Central de Carnes Premium

Probablemente haya tenido en sus manos alguna bandeja con sus productos. Central de Carnes Premium distribuye a las grandes superficies de alimentación de España y ahora va a por las cadenas de supermercados. Las credenciales: su apuesta por la calidad, tanto en el género como en los procesos, con las buenas prácticas ganaderas y alimentarias como sello de identidad.

Creada en 2013 por parte de los fundadores de Grupo Norteños –conglomerado de mataderos, salas de despiece, plantas de elaborados y cebaderos de vacuno con implantación nacional– y otras figuras relevantes de la industria cárnica y alimentaria, busca desde entonces conjugar tradición y modernidad, “experiencia y profesionalidad mezclada con la innovación y la visión de futuro de un equipo joven”, aseguran desde la empresa.

Sus fundadores ya eran jugadores destacados en ganaderías, mataderos, restaurantes y salas de despiece, dirigidos a restaurantes, hostelería y carnicerías, y decidieron por entonces apostar por el comercio.

“Nuestra motivación e impulso es buscar siempre algo diferente, algo nuevo, y siendo líderes ya en varios sectores creímos, y creemos, que el futuro está en el retail, en hacer un producto de calidad para el día a día del consumidor final”, explica Ana González, adjunta a la dirección en Central de Carnes Premium.

Ana González (Central de Carnes Premium)
Ana González, adjunta a la dirección de Central de Carnes Premium: "Hacemos trajes a medida para nuestros clientes, siempre bajo nuestro paraguas de calidad y buena praxis".

Para ello, se propusieron contar con grandes expertos del sector, nuevos equipamientos tecnológicos que garantizasen la máxima seguridad alimentaria y la calidad de todos los productos, impulsar grandes avances en sostenibilidad y demostrar una evidente preocupación por el bienestar animal.

¿Por qué esa apuesta por las buenas prácticas ganaderas y la sostenibilidad? “Creemos y miramos hacia el futuro..., y el futuro en el sector alimentario pasa por eso, por poder controlar todo el ciclo del animal desde que nace, por enseñar y colaborar con los ganaderos para conseguir de una forma natural la mejor calidad posible en nuestros animales y, como consecuencia, en nuestro producto”, afirma la responsable de Central de Carnes Premium.

Llevan cuidando el bienestar animal desde los inicios, pero ahora están centrando los esfuerzos en que las certificadoras lo reconozcan a través de sus sellos y en comunicarlo al consumidor final. “No es una cuestión de rentabilidad, sino que el consumidor demanda un producto que tenga esas características; si no lo tienes o el consumidor no sabe que lo tienes, directamente no estás en el mercado”.

Central de Carnes Premium
Manipulación y empaquetado de la carne.

Planes de crecimiento

Con esas claves, el año pasado facturaron 52 millones de euros y para este ejercicio esperan superar esa cifra, ya que se encuentran en fase de crecimiento “e iniciando nuestra consolidación después de cinco años de un gran esfuerzo en cuanto a inversión en tecnología punta y capital humano, y durante los cuales se han conseguido grandes clientes a nivel nacional”, indica la directora financiera.

En cuanto a los clientes, llevan a gala dar servicio a los principales grupos empresariales de retail, supermercados y grandes superficies del país. Y a partir de 2020 tienen previsto poner en marcha un plan de expansión para fortalecer su presencia en todo el territorio nacional, teniendo como objetivo principal las cadenas de supermercados locales.

Y todo sin perder su sello de calidad y reforzando el cuidado de las buenas prácticas de bienestar animal en las granjas y la seguridad alimentaria en la planta de producción.

La cifra

Central de Carnes Premium

20.000 metros cuadrados es lo que ocupan sus instalaciones. Equipada con las más moderna tecnología, cuenta con líneas de producción que incluyen las actividades de deshuese de vacuno, con áreas diferenciadas; elaboración de producto al corte con distintas formas de presentación, y de productos en base a carnes picadas.

Su oferta de productos va desde fileteados de buey, ternera blanca o cordero, a carnes mixtas con distintos porcentajes de mezclas y con sabores gourmet. “Estamos en constante evolución e investigación; dentro de fileteados y elaborados existen un sinfín de posibilidades: nuevos cortes, nuevas recetas de hamburguesas… Escuchamos a nuestros clientes y seguimos muy de cerca las nuevas tendencias de consumo”.

Y González resalta: “Hacemos trajes a medida para nuestros clientes, adaptándonos a sus requisitos siempre bajo nuestro paraguas de calidad y buena praxis. Todo se etiqueta bajo la marca Central de Carnes Premium y cada cliente tiene a su vez una marca específica para él”. El Corte Inglés, por ejemplo, la ofrece bajo la marca Passion Meat.

En cuanto a la plantilla, formada por 105 personas, el 85% de empleados trabaja en producción y un 15% en administración y otros puestos. “Los empleados tienen un perfil profesional especializado dentro de cada sección e invertimos en formación para mantener el know how de la compañía y propiciar la promoción interna”.

Bienestar animal y respeto medioambiental

Central de Carnes Premium
Cabezas de ganado en el campo.

Vera Castelló

La empresa dispone de fincas de cría para ganado bovino tanto en Madrid como en Castilla y León y Castilla-La Mancha, alcanzando un total de 30.000 cabezas en ciclo. Dado que una de las claves en las que basan su oferta es en las buenas prácticas, las ganaderías, arguyen, tienen un continuo seguimiento veterinario en el campo y una cuidada alimentación con pastos y piensos naturales.

“Se cuidan los productos desde su origen, con un control riguroso de la cadena de suministro, desde la selección de las materias primas y los métodos de producción”. Además, trabajan para preservar las razas autóctonas, lo que creen que aporta un valor añadido.

A eso hay que añadir que desde el departamento de calidad se trabaja con los ganaderos –su producto proviene en un 85% de ganaderías propias y en un 15% de otros ganaderos– en planes de formación específicos de buenas prácticas. De hecho, forman parte de Global GAP, una organización sin ánimo de lucro que trabaja en la certificación del cumplimiento de la seguridad alimentaria y la sostenibilidad en las granjas.

En cuanto a su apuesta por la sostenibilidad y su compromiso con el medio ambiente, han implantado medidas para la gestión de residuos, adoptado un sistema de carga de camiones eléctricos o la aplicación del plan de reducción de la huella hídrica, entre otras. Hay que mencionar también la instalación de una planta de generación de energía solar fotovoltaica de 100 kilovatios que convirtió a Central de Carnes Premium en una de las líderes de desarrollo sostenible dentro de Mercamadrid, al instalar la primera planta renovable para autoconsumo.

Cabe destacar, además, que recientemente se ha realizado un cambio de packaging, adoptando medidas como suprimir todos los elementos que no eran estrictamente necesarios, utilizando etiquetas reciclables; se ha reducido el plástico de las bandejas, y están estudiando bandejas de otros materiales para eliminar el uso del plástico de manera definitiva.

Normas