El acercamiento comercial ofrece una tregua a los mercados

Las caídas se han tornado alzas en los principales índices europeos, el Ibex consigue repuntar un 0,22%

ibex 35 hoy
Operadores en la Bolsa de Nueva York. AFP

La jornada parecía destinada a terminar de nuevo en negativo, pero Estados Unidos ha lanzado un salvavidas a los pesimistas mercados en forma de concesión en la guerra comercial. A pesar de que la amenaza de subida arancelaria hasta el 10% para la mayoría de productos chinos valorados en 300.000 millones de dólares en septiembre sigue en vigor, Trump anulará el alza de tarifas en el caso de alguno de ellos "por motivos de salud y seguridad nacional", mientras que para otros, retrasará su aplicación hasta el 15 de diciembre.

Entre los artículos afectados por la prórroga que la autoridad comercial de Estados Unidos ha anunciado se encuentran los móviles, portátiles, consolas, algunos juguetes, pantallas de ordenador y "algunos objetos textiles y de calzado". La medida se ha adoptado tras una conversación telefónica entre Liu Heying, vice primer ministro chino y líder del diálogo Económico integral China-EE UU, el Representante de Comercio de EE UU, Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

En cuanto la noticia se ha hecho pública, los principales índices de todo el mundo, que hasta el momento estaban experimentando una apática jornada de caídas de alrededor del 0,6%, se han dado la vuelta por completo. El Ibex, que llegó a perder un 0,8%, ha terminado con una subida del 0,22% que lo ha dejado en los 8.695,6 puntos mientras que Dow Jones, S&P y Nasdaq avanzaban en el momento de su cierre más de un 2% tras haber iniciado la sesión dejándose en torno de un 0,1%. En Wall Street destacan las alzas del sector tecnológico. Apple ejerce de locomotora y con su repunte cercano al 5%, consigue aumentar su valor de mercado en 40.935 millones de dólares.

En las materias primas, el petróleo también ha virado de rumbo y el barril de Brent, crudo de referencia en el Viejo Continente, ha superado los 60 dólares al repuntar en torno a un 3,8%.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.356,10 1,19%
EUROSTOXX 50 3.598,65 1,19%
DOW JONES 27.039,22 0,94%
USD x EUR 0,9072 0,066%
Petroleo Brent 59,370 0,034%

Los valores cíclicos del selectivo español como ArcerlorMittal (+5,3%) o Cie Automotive (+2,58%) han brillado hoy sobre el parqué y se han colocado entre los más alcistas junto a Ence (4,76%). Sabadell (1,3%) ha destacado en la parte alta después de marcar ayer nuevos mínimos. Telefónica pierde un 0,06% y el Santander sube un 1,15%. Amadeus (-1,16%), Aena (-1,55%) y Cellnex (-2,49%) son los más castigados en el principal índice español.

Fuera del Ibex, Prosegur y su filial Prosegur Cash han vuelto a acumular algunas de las bajadas más contundentes del mercado español por su exposición a Argentina. Las acciones de ambas compañías pierden el 5,56% y el 9,54% respectivamente. En el caso de Codere, otro de los grandes perjudicados de ayer, la firma de apuestas cae un 0,62% en Bolsa, pero se mantiene la presión vendedora sobre sus bonos, que ya ofrecen el 11,29% de rentabilidad frente al 6,1% que marcaban el viernes.

Por su parte, el peso y la deuda argentina siguen sufriendo hoy con dureza en respuesta a la victoria del peronismo en las elecciones primarias del domingo. La divisa se ha llegado a depreciar hoy hasta cerca de las 60 unidades por dólar, en una caída adicional de otro 10%, y se cotiza al cierre de los mercados en Europa en los 65 pesos por billete verde.

Con todo, el tipo de interés del bono alemán está en zona de mínimos históricos, en el -0,61%, y la deuda de Estados Unidos a 10 años ronda el 1,67%. El bono español prosigue coqueteando con la rentabilidad mínima histórica del 0,21%. Los inversores, pese a la tormenta política italiana, que amenaza la estabilidad del euro, y la situación en Argentina, prácticamente prestan el dinero gratis o incluso, pagando por hacerlo. En la subasta que ha hecho hoy de letras a 12 meses, el Tesoro español ha conseguido colocar entre los inversores 4.521,17 millones a un tipo inferior al -0,5%, también un nuevo récord.

En Alemania, la encuesta ZEW de sentimiento inversor mostró un deterioro superior al esperado en el mes de agosto. La confianza cayó al -44,1 desde el -24,5 de julio, su nivel más bajo desde diciembre de 2011. Los analistas esperaban un descenso al -28,5.

En Asia, el Hang Seng, índice de la ciudad autónoma de Hong Kong y principal Bolsa de China, terminó hoy con pérdidas del 2,1% poniendo en peligro las ganancias que acumula en lo que va de año. Unas cuentas de resultados de mitad de año no especialmente satisfactorias para algunas empresas del parqué, la bajada en la concesión de nuevos créditos en julio y, por supuesto, la incertidumbre por las protestas en esta ciudad financiera que mantiene al aeropuerto en el foco de los manifestantes, fueron factores que afectaron a la confianza de los inversores una jornada más.

Otra nota positiva del día la pone hoy Reino Unido, dónde los datos de empleo y salarios han dado una sorpresa para bien hoy a los mercados. Mientras que la retribución media creció un 3,9% entre abril y junio, el mayor ritmo desde la crisis, la tasa de empleo repuntó hasta un nuevo máximo al situarse en el 76,1%. Por su parte, la tasa de paro quedó en 3,9%, rozando el mínimo en 44 años del 3,8%.

No obstante, a pesar de las buenas noticias en el empleo, Reino Unido está cada vez más cerca de lanzar un jarro de agua fría en forma de Brexit duro. Con la fecha límite para el 31 de octubre, los expertos de ING ya conceden a la ruptura abrupta una probabilidad del 25% mientras que le otorgan un 40% a la convocatoria de unas elecciones generales.

En Estados Unidos la inflación subyacente, calculada extrayendo de la ecuación los productos más volátiles en los precios como por ejemplo la energía, ha avanzado un 2,2% interanual en el mes de julio. Incluyendo los precios de la energía y los alimentos, los precios han escalado hasta quedar en el 1,8% interanual. El nuevo dato puede dar más argumentos a una Fed que se muestra reticente a proseguir bajando los tipos de interés, actualmente situados entre el 2% y el 2,15%. 

Normas