Inditex, todo es más sencillo cuando son mayoría

Con un 75% de trabajadoras, la compañía promueve políticas para mejorar sus condiciones

Trabajadores en un set de moda.
Trabajadores en un set de moda.

Inditex da trabajo a 174.386 personas de 154 nacionalidades distintas. La pluralidad y multiculturalidad forman parte de sus señas de identidad y la promoción de la igualdad se ha convertido en una necesidad y también en una línea de trabajo estratégica desde la fase de selección hasta la promoción de cada una de las carreras profesionales. Con una política de diversidad e inclusión basada en la tolerancia cero ante cualquier discriminación, la firma se ha dotado de un comité de ética para garantizar su cumplimiento y un canal de denuncias para atender comentarios, dudas o posibles quejas.

En materia de género, el compromiso de Inditex comienza con la superioridad numérica de sus empleadas en todos los niveles de responsabilidad, un buen punto de partida para implementar toda una batería de mejoras encaminadas a procurar unas condiciones de igualdad real y efectiva.

La pluralidad y multiculturalidad forman parte de sus señas de identidad

Las cifras hablan por sí solas: las mujeres son el 75% de la plantilla, el 79% cuando se asciende a puestos directivos. Con un total del 73% de contratos indefinidos, el 74% es para las trabajadoras que, por áreas de actividad, son mayoritarias en fabricación (81%) y tiendas (79%), se mantienen por encima de la media en los servicios centrales (62%) y conservan una representación paritaria en la logística (42%).

En la cúpula

Tras la incorporación en 2018 como consejera independiente de la presidenta de Monzo Bank, Pilar López, el gigante textil supera ya la recomendación del 30% de mujeres en consejos de administración para 2020 de la CNMV. Tiene un 33%, uno de los más altos del Ibex. Lo completan Flora Pérez, consejera dominical en representación de Pontegadea Inversiones, y Denise Patricia Kingsmill, consejera independiente y presidenta de Microsoft Ibérica.

En España, los planes de igualdad ya aprobados, y los que se están negociando, recogen medidas en selección, contratación, promoción, formación, salud laboral, retribución y conciliación. “Inditex busca garantizar la igualdad de oportunidades”, señalan. Dentro de estos planes también prevén protocolos de actuación contra el acoso sexual o por razón de género.

Poder global

Inditex, todo es más sencillo cuando son mayoría

La empresa quiere aprovechar su potente influencia mundial. Con esta premisa está orientando sus diferentes políticas.

De puertas para adentro la paridad salarial se traduce, a nivel global, en una brecha del 0,8% a favor de las mujeres.

De puertas afuera, la empresa trabaja con diferentes organizaciones sociales, como el clúster de empresas ClosinGap, con el objetivo de cuantificar el impacto económico que tiene en la sociedad la brecha de género.

Sus empleadas se benefician de políticas que favorecen la maternidad y la lactancia materna, la salud y la seguridad en los puestos de trabajo y la conciliación ante necesidades particulares. De mujeres y de hombres, porque “entendemos la conciliación como un derecho de todos, de las madres trabajadoras, pero también de padres y de empleados sin hijos”. Inditex está impulsando también medidas para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral que hacen especial incidencia en la corresponsabilidad.

Normas