BBVA enseña a las empresas cómo transformar su negocio para crecer

Destaca el modelo de trabajo en equipos flexibles y multidisciplinares y anima a trabajar junto al cliente en los nuevos desarrollos

En el centro, Fernando Santaella (responsable de Disciplina Agile en BBVA España), Luis Simoes (director de Desarrollo de Negocio Empresarial en BBVA España) y Óscar Vélez (director de Transformación de Clientes Empresariales en BBVA España)
En el centro, Fernando Santaella (responsable de Disciplina Agile en BBVA España), Luis Simoes (director de Desarrollo de Negocio Empresarial en BBVA España) y Óscar Vélez (director de Transformación de Clientes Empresariales en BBVA España)

En los últimos años BBVA ha impulsado la transformación de su negocio para pasar a ser una empresa digital, con una organización flexible distribuida en equipos de trabajo multidisciplinares y que apoya a los proyectos medioambientalmente sostenibles. Ayer, en un evento organizado en Madrid en colaboración con CincoDías, el banco convocó a directivos de clientes empresariales para mostrar los cambios que ha experimentado la entidad y enseñar, a través de un taller práctico, a digitalizar su modelo de negocio.

“La propuesta de valor empresarial de BBVA es imbatible por globalidad, sostenibilidad y transformación. El proyecto nació para aprovechar el banco en las diferentes geografías y acompañar el crecimiento de las empresas, no solo para transportar flujos de financiación. En segundo lugar, en la transformación digital destacaría, más allá de los productos, lo que no se ve, como es el cambio de cultura corporativa hacia una organización agile que tiene unos tiempos de respuesta sin parangón con las estructuras tradicionales. En tercer lugar, somos líderes mundiales en financiación sostenible”, explicó Fernando Alonso, director de Empresas y Corporaciones de BBVA España.

Y es que BBVA cerró 2018 con 9.000 millones de financiación concedidos a grandes empresas en proyectos sostenibles dentro de sectores estratégicos como motor, alimentación, farmacia o infraestructuras aeroportuarias. Según detalló Alonso, la estrategia del banco es abrir el flujo de crédito a compañías de tamaño medio y pymes que incorporen la sostenibilidad a su negocio través de planes de compensación de la huella de carbono, eficiencia energética y emisiones de hidrocarburos. Para 2025, BBVA calcula que la financiación verde alcanzará los 100.000 millones de euros.

Fernando Alonso director de Empresas y Corporaciones de BBVA España
Fernando Alonso director de Empresas y Corporaciones de BBVA España

Por otro lado, el director de Empresas y Corporaciones de BBVA España destacó el cambio en la cultura corporativa que se ha producido en el interior del banco. Dentro del reconocible complejo de oficinas de la Vela, situado en el norte de Madrid, se han eliminado las oficinas para crear equipos multidisciplinares, flexibles y autónomos donde se aprovechan las cualidades de los diferentes perfiles que tiene en plantilla BBVA a la hora de diseñar nuevos proyectos. Un nuevo modo de trabajar que la entidad ha denominado agile, dirigido a involucrar y trabajar de cerca con la red y los clientes en los nuevos desarrollos.

“La tecnología está cambiando a una velocidad enorme los procesos, las formas de trabajar y los mercados. La transformación no es digitalizar meramente los procesos físicos. Eso hay que hacerlo, pero no es transformación sino un proyecto de eficacia. Transformación es poner en el foco lo que el cliente necesita y analizar el problema concreto que hay que solucionar. El reto ahora es ser capaces de llevar al ámbito empresarial las soluciones digitales. Nuestro objetivo es ser el referente de banca digital para empresas en España”, expresó Óscar Vélez, director de Transformación de Clientes Empresariales de BBVA España.

Precisamente, en 2018 BBVA creó una factoría de transformación empresarial formada por 300 personas, organizadas en 17 proyectos y cada uno de ellos constituidos en una mesa. En los últimos meses el banco ha lanzado la aplicación AvalBox para solicitar, presentar y consultar los avales digitalmente. Igualmente, en octubre presentó One View, un agregador para gestionar y las finanzas del negocio y controlar las posiciones de la empresa en cada entidad con la que opera. “Estamos construyendo la banca de empresas del futuro. Ya tenemos en canales digitales muchas soluciones para el día a día. En la red comercial la principal palanca es el asesoramiento. Ahora queremos ir más allá y proveer soluciones que ayuden a tomar mejores decisiones al cliente”, concluyó Vélez.

Por su parte, Fernando Santaella, responsable de la Disciplina Agile en BBVA España resaltó la eficiencia del modelo agile.“Hemos hablado de equipos multidisciplinares. A través de las entregas interactivas conseguimos una velocidad muy alta, pero no vale de nada entregar productos muy rápido si no los necesita el cliente. El cliente debe estar en el centro del proceso. Nosotros empezamos en 2014 con la transformación digital. El resultado que hemos obtenido es que hemos conseguido ser la mejor aplicación del mundo en banca digital en los últimos tres años. Nuestra visión es que el proceso de transformación no va a terminar nunca y trabajamos en crear modelos de madurez que nos permitan seguir mejorando”, valoró Santaella.

El cliente, en el centro

El cliente cambia. Según explicó Luis Simoes, director de Desarrollo de Negocio Empresarial de BBVA España) BBVA inició su transformación porque era una demanda del cliente. “Los clientes están más conectados, por eso están también más informados y son más exigentes”, estimó.

Oportunidades de negocio. Los directivos de BBVA que participaron en el evento explicaron que la transformación es una oportunidad para crecer tanto en clientes como en mercados. “La digitalización aporta más clientes, más mercados y una empresa puede vender en otros lugares con más facilidad porque las plataformas son distintas”, consideró Simoes.

Cambio de modelo. Según explicó el director de Desarrollo de Negocio Empresarial de BBVA España, en el proceso de transformación del modelo de negocio es importante priorizar las ideas y desechar aquellas que no sean prioritarias. “No todas las ideas valen lo mismo, por lo tanto hay que dejar de hacer cosas y no es fácil. A la hora de tomar decisiones, es lo más complicado”.

Normas