Nicolás Redondo: “Sánchez ha pagado caro desinflamar Cataluña y olvidarse de los andaluces”

"Moncloa pone todo el foco en Cataluña, hablan de indultos, del Presupuesto... y lo que hay que arreglar es el paro en Andalucía"

Nicolás Redondo UGT
Nicolás Redondo, ex secretario general de UGT.

 Qué interpretación hace de lo que ha ocurrido en las elecciones de Andalucía?

Hemos visto hasta qué punto hemos pagado el precio en el Partido Socialista con esa lucha por la desinflamación del asunto de Cataluña. Con todo centrado en Cataluña, con las visitas de Iglesias a la cárcel, todos los intentos de Pedro (Sánchez) dirigidos a conseguir una aprobación de los Presupuestos para satisfacer el apoyo de los catalanes.
Y una parte del pueblo se ha encontrado un poco extrañada con toda esa dedicación. Dicen: es que vamos a desinflamar, y lo hacen siempre proponiendo cositas, inversiones, como si el único problema que tuviera este Gobierno socialista fuera Cataluña. Y el resto del pueblo se ha sentido en este sentido al margen.
A mí no me ha gustado lo que creo que es un exceso de concesiones, al menos verbales: aparece un conspicuo socialista en Cataluña y pide el indulto (para los políticos presos y procesados por el procés) y al día siguiente viene otro y lo ratifica. Y contra este tipo de acontecimientos de los independentistas, siempre termina habiendo una reacción. Y así estamos.

¿Usted cree que la irrupción de la extrema derecha en las elecciones andaluzas se debe exclusivamente a una reacción al independentismo catalán y la forma de gestionarlo desde el Gobierno, o cree que hay alguna otra motivación?

Yo sigo bastante lo que ha ocurrido en Francia y es llamativo que donde más ha arraigado el partido de Le Pen es donde tradicionalmente la gente votaba a comunistas o socialistas. Por qué: porque se sienten abandonados por los partidos que les tienen que representar. El argumento de que la inmigración nos quita el trabajo no vale, porque el problema es que hay paro, y mientras no lo soluciones, tanto ese problema como otros, hay gente que se siente marginada. La gente se siente abandonada: estos partidos no me representan. La gente se agarra a estos que hacen su misma lectura de la situación. La responsabilidad la tienen los partidos tradicionales, que han dejado de ser referencia de las amplias capas sociales que tienen que representar. 

En Andalucía se dice que hay poco trabajo. Pues eso es lo que hay que arreglar. Qué se puede decir a los jóvenes que llevan años y años sin poder trabajar. O a personas con 50 años que están en la misma situación. O la oleada de desahucios, que es una vergüenza, que te dan ganas de coger otra vez la bandera roja y echarte a las calles. Es que no me extraña que nazca Alternativa por Alemania, el partido de Le Pen en Francia, y aquí, ya veremos. No me gusta el precedente andaluz, pero no me extraña.
Si no hay partidos que asuman la responsabilidad de todo el Estado en mejores condiciones, aunque haya singularidades que habrá que respetar como Cataluña, País Vasco o Galicia, habrá más problemas. Es que tenemos muchos jóvenes que terminan la carrera, bien preparados, y no encuentran trabajo. ¿Esto a dónde conduce? Porque esto se produce mientras hay unos cuantos que viven mejor cada vez, y una gran masa cada vez peor. Y es un problema generalizado.
Y esto por qué ha ocurrido: porque no ha habido nadie que haya sido capaz de rebatir durante estos 30 años esta política liberal mandatada por Alemania y que nos ha llevado a situaciones de sacrificio, con menos salarios, con recortes sociales, con jubilaciones más tardías, etc. Y los jóvenes se encuentran con esta lluvia en toda Europa y no saben cómo la paramos.

¿Considera que el proyecto europeo, con la irrupción de todos estos movimientos xenófobos y antieuropeos, corre riesgos?

Son problemas muy profundos y la solución no está en un líder carismático. Los sindicatos, a través de la Confederación Europea de Sindicatos, tendrían que tener una política unitaria para toda Europa. Mientras eso no se haga, es difícil. Y mientras los sindicatos y los partidos de aquí no intenten ponerse de acuerdo por encima de las fronteras nacionales, va a ser muy difícil.
Corre peligro mientras no haya una política social a nivel europeo, mientras no se creen las condiciones para que haya más y mejor trabajo, que haya mejores pensiones. Si seguimos con esta política liberal, yo soy pesimista. Es tremenda la situación de los jóvenes y de los mayores. El otro día vi una mujer con 99 años, desahuciada y… da pena. Este tipo de cosas corrompen la sociedad, la hacen insolidaria, en un sálvese el que pueda, donde la gente termina creyéndose cualquier cosa que le digan (los partidos ultras).

Normas