¿Algo ha cambiado en el Ibex? Los expertos creen que es pronto para cerrar el mercado bajista

El selectivo acumularía una subida de más del 4,5% en nueva sesiones de mantener hoy las ganancias

Los analistas creen que ya se ha descontado lo peor de la guerra comercial

Ibex 35
Evolución del Ibex 35 desde agosto.

El Ibex 35 marcó mínimos el pasado 7 de septiembre en 9.171,20 puntos y empezó a subir el día 10. Aunque hay sesiones en las que ha avanzado poco, encadena nueve jornadas consecutivas de ascensos en las que la subida acumulada es del 4,5%. Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta semana es de vencimiento mundial de opciones y futuros con la cuádruple hora bruja el viernes, lo que hace que suela haber más volumen y más volatilidad. Es por eso que los expertos se mantienen cautos y no dan carpetazo al mercado bajista, aunque sí coinciden en que lo peor de la guerra comercial ya se habría descontado y en que se han moderado algunos de los riesgos que venían pesando en Europa, como el brexit e Italia.

Desde ActivTrades señalan que a pesar de que esta reacción alcista está siendo "bastante estable", de momento no se puede hablar de un cambio de tendencia. "Debemos pensar que cuando un índice cae 560 puntos en nueve sesiones no es inusual que asistamos a una recuperación de 360 puntos", apunta Eduardo Bolinches, analista de la firma. Añade, sin embargo, que si el selectivo supera los 9.600, entonces sí sería un cambio de rumbo. El Ibex 35 ya cotiza por encima de los 9.600 puntos.

Por su parte, MacroYield recuerda que el recrudecimiento de la guerra comercial ha llevado al mejor comportamiento de la renta variable estadounidense frente a la europea. "No obstante, el movimiento a favor de la Bolsa estadounidense podría no estar tan claro en esta ocasión pues, en Europa, se han moderado, aunque no eliminado, tres de los grandes riesgos" que venían pesando sobre sus cotizaciones: por un lado, la amenaza de los aranceles por parte de Trump a los autos europeos, dado que según la firma podrían reanudarse las conversaciones. Por otro, el temor a que Italia decida saltarse las normas fiscales europeas. Y, además, el miedo a un brexit sin acuerdo parece más lejano.

En cuanto al brexit, parece que la primera ministra británica, Theresa May, está teniendo dificultades para que se acepte su plan de salida de la UE. De hecho, en la reunión de los líderes de la UE en Salzburgo (Austria), se ha rechazado. Algunos expertos creen que los mercados han dejado de lado, por el momento, esta cuestión, a la espera de que se agote el tiempo de las negociaciones, pero es un riesgo que sigue ahí.

En su informe diario, Unicorp destaca que "cuando lo peor está descontado, solo queda un camino", y ese camino sería el de la recuperación de las Bolsas tras el turbulento periodo vacacional. "A pesar de que esta semana se ha dado un paso más en la guerra comercial, los activos de riesgo están recuperando posiciones. Tanto la renta variable, como la renta fija de corte más agresivo están recuperándose de las fuertes pérdidas de los últimos meses". A su juicio, la noticia de que Estados Unidos impondrá aranceles del 10% a importaciones de productos chinos por importe de 200.000 millones de dólares "ha sido aplaudida por el mercado por extraño que resulte".

Para Aitor Méndez, analista de IG, "la sensación dejada por los últimos movimientos comerciales entre las dos primeras potencias económicas es que la escalada de la crispación ha sido menor a la temida inicialmente".

Igualmente, Juan J. Fdez-Figares, de Link Securities, opina que el reciente anuncio por parte de las autoridades estadounidense sobre la implantación de nuevas tarifas a 200.000 millones de dólares de importaciones chinas y la réplica de China, imponiendo también unas tarifas a 60.000 millones de dólares de importaciones estadounidenses, "estaba ya descontado por los inversores", lo que explicaría la reacción positva de las Bolsas. Sin embargo, el experto se mantiene prudente porque advierte que, a partir de enero, si ambas naciones no llegan a un acuerdo, es más que factible que las nuevas tarifas se revisen al alza, hasta el 25%. "Este sería un escenario muy negativo para los mercados de valores mundiales, ya que, según estudios de varias casas de análisis macroeconómico, entre ellas uno reciente de Oxford Economics, la guerra comercial terminaría por lastrar el crecimiento de ambas economías, las dos mayores del mundo, y de la economía global en su conjunto".

La OCDE señala en un informe que la incertidumbre en torno a las políticas comerciales entre EE UU y China puede estar contribuyendo a una ralentización comercial más aguda de lo anticipado. Y es una de las razones, junto a las crecientes tasas de interés en EE UU y la apreciación del dólar, que le ha llevado a rebajar hoy sus perspectivas de crecimiento de la economía mundial para 2018 y 2019, que dejó en el 3,7 % para ambos años.

Natixis IM sostiene, por su parte, que "la expansión sincronizada podría haber terminado, pero el crecimiento mundial sigue siendo robusto, liderado por EE UU". Además, confía más en llegar a buen puerto en Italia que en Reino Unido donde, a su parecer, "parece cada vez más improbable que se llegue a un acuerdo antes de fines de octubre".

En opinión del departamento de análisis de Bankinter, "las turbulencias en emergentes, las disputas comerciales y la ampliación de la prima de riesgo en Italia siguen pesando en el ánimo de los consumidores, a pesar del las continuas mejores en empleo y salarios. En cualquier caso, el deterioro es ya muy marginal y podría interpretarse como un freno en la tendencia de caída registrada durante todo el año".

Benjamin Melman, director de asignación de activos y deuda soberana de Edmond de Rothschild Asset Management, mantiene que los últimos meses han dejado un panorama en las bolsas algo más complicado de lo que se esperaba y "no parece que los próximos meses vayan a ser mucho más fáciles, sino todo lo contrario".

Normas