Cepsa tiene listo su debut en la Bolsa española para el próximo 18 de octubre

La prospección de la demanda ya ha comenzado entre los grandes fondos

El calendario prevé que el folleto esté a inicios del próximo mes

Cepsa bolsa española
Suhail Mohamed al-Mazrouei, presidente de Cepsa y ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos.

Cepsa ya dispone de un calendario tentativo para realizar su redebut en la Bolsa. Su objetivo es estrenarse el jueves 18 de octubre. Aunque la fecha no está escrita en piedra, pues depende de factores que no pueden controlar desde la petrolera que preside Suhail Al Mazrouei.

Las presentaciones preliminares entre iversores (investor education, en la jerga) arrancaron el pasado lunes 17, después de publicar el documento que oficializa el objetivo de la petrolera de volver a cotizar (intention to float o ITF, en la jerga). Ya antes, los bancos encargados del reestreno se habían puesto a trabajar, con diversos encuentros en Fráncfort, Londres y varias zonas de Estados Unidos.

La misión es que se coloque en Bolsa al menos el 25% del capital de Cepsa. Este sería el porcentaje que cotizaría libremente, si bien los planes pasan por elevarlo a entre el 30% y el 40%.

También existe la posibilidad de que se dé entrada a inversores ancla (anchor investors, en la nomenclatura de la salidas a Bolsa), que deberían aparecer en el folleto, o que se les haga hueco directamente en el libro de órdenes sin necesidad de aparecer previamente en ningún documento. En este último caso, la denominacion en este lenguaje de este socio sería la de cornerstone.

Fuerte dividendo

Promesas de futuro. Cepsa, en la presentación a analistas de finales de julio, explicó que destinará unos 450 millones de euros en dividendos el próximo año y que este importe crecerá a un ritmo anual del 5%. Este importe implicaría una rentabilidad por dividendo del 4,5% para la tasación más baja de la banda preliminar.

El pasado. Cepsa ha entregado en dividendos entre el 55% y el 97% de sus beneficios desde 2009, con más de un euro por acción desde 2011 Abu Dabi entró en Cepsa en 1988 y elevó su participación hasta el 47% en 2009 con la compra de las acciones en poder de Santander (32,5%) y Fenosa (5%). IPIC adquirió los títulos a 33 euros cada uno. Este precio suponía una tasación de 8.800 millones para el total. En 2011, compró casi el 49% que Total tenía en Cepsa a 28 euros por acción, lo que valoraba el 100% en unos 7.500 millones, y lanzó una opa de exclusión.

Apollo, CVC, Carlyle, Macquarie y otras firmas con perfil industrial como Vitol, una firma energética especializada en trading de petróleo, se han interesado en el proceso de venta de la mano de Rothschild. Blackstone, que también se interesó, finalmente decidió no presentar oferta.

Las valoraciones iniciales de entre 10.000 y 15.000 millones de euros se han moderado ahora y apuntan hacia la parte baja de este rango, si bien entre los informes de los bancos de inversión hay opiniones más y menos optimistas. Rothschild es el jefe de los asesores, mientras que Bank of America Merrill Lynch, Santander, Citi y Morgan Stanley son los coordinadores de la salida a Bols. Los despachos Clifford Chance y Allen & Overy se encargan de la parte legal

En un segundo escalón, también están empleándose a fondo los equipos de Barclays, BNP Paribas, First Abu Dhabi Bank, Société Générale y UBS y, en un tercer puesto, BBVA y CaixaBank.

El plazo mínimo desde que se da a conocer el anuncio de salir a Bolsa y se publica el folleto oficial suele ser de 15 días. Esto implicaría que el documento registrado en la CNMV debería estar listo en la primera semana de octubre. Usualmente los jueves se reúne el comité ejecutivo del supervisor que preside Sebastián Albella, capacitado para aprobar los folletos de salida a Bolsa. Así, la fecha más probable de esa semana para recibir el visto bueno sería el 4 de octubre. No obstante, este órgano de la CNMV tiene potestad para reunirse cualquier otro día y solo le dará luz verde si está toda la información necesaria.

El proceso habitual es que desde la publicación del folleto hasta el debut pasen al menos dos semanas. Este es el periodo de presentaciones oficiales entre los potenciales compradores, que además expresan su deseo de acudir a la operación y los precios a los que están dispuestos a comprar. Los bancos encargados de la salida a Bolsa configuran así el libro de órdenes, y en funcion de la cantidad y la calidad se fijará el precio, en general dos días hábiles antes del estreno en el mercado.

La compañía permitirá a una serie de empleados en España que cumplan determinadas características acudir a la oferta, como publicó CincoDías el pasado 7 de septiembre. En el país, Cepsa cuenta con alrededor de 8.500 trabajadores. El porcentaje de las acciones que se les ha reservado es del 0,2% de importe total. Podrán comprar con descuento, aun no fijado de manera oficial, pero que oscilará previsiblemente entre el 5% y el 10%, según fuentes conocedoras de la salida a Bolsa. Es la primera vez que una operación de este tipo incluye un tramo específico para los trabajadores desde la salida a Bolsa de Aena en febrero de 2015.

Normas