Bolsa española: mejor con fondos que mediante ETF

Los valores más pequeños ganan al Ibex 35

Los gestores activos esquivaron las pérdidas de los bancos

Bolsa
Imagen de la Bolsa española.

Lejos de apaciguarse, continúa el debate entre los partidarios de la gestión activa y de la pasiva, sobre todo entre aquellas estrategias de inversión en las que el gestor del fondo supervisa continuamente y toma decisiones que hacen variar la cartera, y entre aquellos instrumentos de inversión que se limitan a copiar índices bursátiles, de materias primas o de pura renta fija, en muchos casos gestionados de manera automatizada y sin margen de maniobra más allá del rebalanceo de la cartera en función de los cambios en las ponderaciones de los valores.

Hace solo unos días se daba a conocer, de la mano de la compañía de asesoramiento financiero Feelcapital y con datos de Morningstar, el resultado de esta pelea por la mejor rentabilidad en terreno doméstico, con los fondos de Bolsa española venciendo a los ETF en lo que llevamos de 2018.

En concreto, según el análisis de Feelcapital, un robo advisor que, a diferencia de otros gestores automatizados, selecciona entre fondos de inversión en general y no solo entre ETF y fondos indexados como hacen Indexa o Finizens, 56 de los 84 vehículos que invierten en exclusiva en renta variable española han superado en rentabilidad a los ETF con el Ibex 35 como referencia, a cierre del mes de agosto. 

“El elemento clave es la indexación”, explica Antonio Banda, CEO de Feelcapital. “Los ETF no tienen libertad de elección de activos y están invertidos en las mismas compañías y con el mismo peso que el índice, al igual que los fondos indexados. Sin embargo, los gestores activos españoles han optado por reducir el peso de bancos y Telefónica en sus carteras y completarlas con títulos que son de mediana y pequeña capitalización, que en este periodo desde comienzos de 2018 han tenido un comportamiento mucho mejor que el índice”, justifica.

Los datos

Caídas generalizadas. El conjunto de fondos de inversión cerró agosto con una rentabilidad negativa del 0,7% en esos primeros ocho meses, mientras que la categoría de renta variable nacional euro lo hizo en positivo, arrancando un 0,56%, según datos de Inverco. Una buena cifra si tenemos en cuenta que el Ibex acumula en el año una caída del 7%.

Flujo mundial. El ritmo de crecimiento de los ETF a escala mundial parece imparable. Así lo demuestran los datos de Bank of America Merrill Lynch, que estiman en más de 121.000 millones de euros el flujo de dinero que ha entrado este año en ETF de renta variable.

Efectivamente, los valores pequeños y medianos que cotizan en el Ibex ­Small Cap y en el Ibex Medium Cap se han convertido en las joyas más apreciadas de los principales fondos de inversión especializados en la Península. Si analizamos las carteras de los mejores fondos de esta categoría, encontraremos entre sus primeras posiciones, por ejemplo, a Global Dominion, Europac y CIE Automotive, en el caso del Gesconsult Renta Variable. O a FCC y CAF si nos fijamos en el Mediolanum Small & Mid Caps, mientras que Euskaltel es una de las grandes apuestas del Mutuafondo España.

Huir de la banca

Asimismo, como mencionaba Antonio Banda, otra de las explicaciones del mejor desempeño de los fondos frente a los ETF es que los gestores activos han podido deshacer posiciones en los valores financieros.

Estos títulos han sufrido en los últimos meses, especialmente, “la inestabilidad de los mercados emergentes y las tensiones geopolíticas como las vividas entre Estados Unidos y China o, más recientemente, con Turquía”.

De hecho, entre los diez fondos de inversión con mayor rentabilidad acumulada en este año, según datos de Morningstar a cierre de agosto, no hay ninguno de bancos españoles.

Normas