Cepsa aspira a ser la mayor salida a la Bolsa española en más de dos décadas

Mubadala anunciará el estreno en las próximas semanas

Si sale en la parte media o alta solo la OPV de Endesa de 1998 la superaría

Cepsa pulsa en la foto

La segunda petrolera volverá a la Bolsa por todo lo alto. Hasta febrero de 2011 que estuvo cotizando, el capital de Cepsa que se negociaba libremente en Bolsa (free float, en la jerga) era mínimo, del 5% al 8%. En las próximas semanas, salvo sorpresa, anunciará su estreno con un porcentaje muy superior.

El precio de Cepsa de septiembre de 2008, antes de que Abu Dabi se reforzara, estaba fuera de toda lógica. Su capitalización rozaba los 20.000 millones de euros y sus acciones se pagaban en el entorno de los 70 euros por acción. Estaba controlada por Total (48,8%), Santander (32,5%), International Petroleum Investment Company (IPIC) –el fondo predecesor de Mubadala– con un 9,5% y Unión Fenosa (5%). El actual dueño, Mubadada, desembarcó en Cepsa en 1988 a través de IPIC y elevó su participación al 47% en 2009 con la compra de las acciones de Santander y Fenosa a 33 euros cada una. En febrero de 2011, Abu Dabi compró la participación que Total tenía en Cepsa a 28 euros por título y lanzó a la petrolera una opa de exclusión, con una tasación entonces de unos 7.500 millones.

REPSOL 17,00 0,41%

La situación actual es radicalmente distinta. La colocación que están liderando Bank o America Merrill Lynch, Citi, Santander y Morgan Stanley será una de las mayores de la Bolsa española en los últimos 20 años, y la compañía tendrá un capital libre entre el 35% y el 40%. Las valoraciones preliminares apuntan a un mínimo de 10.000 millones de euros y a un máximo en 15.000 millones.

El importe de la colocación oscilará según esta horquilla entre los 3.500 y los 6.000 millones de euros. La petrolera volverá al mercado con una fuerza de la que carecía en los últimos tiempos cotizados. Solo con sacar más del 35% en la parte media de la banda estimada colocaría cerca de 4.400 millones, por encima de los casi 4.300 millones de la Oferta Pública de Venta (OPV) de Aena de 2014. Y, a poco que suba el precio o el porcentaje, superará también a la OPV –por entonces, eran de verdad OPV, pues contaban con tramo para los pequeños inversores– de Iberdrola Renovables (unos 4.500 millones) de diciembre de 2007.

La tasación máxima de 15.000 millones convertiría la petrolera en la decimotercera compañía del mercado español

La siguiente cota está ya en la privatización de Endesa ejecutada en junio de 1998, cuando se colocó el 30% de la utility valorado en más de 6.300 millones de euros (véase gráfico).

Ahora que Blackstone, uno de los interesados inicialmente en comprar entre el 30% y el 40% de Cepsa ha descartado presentar oferta, como publicó CincoDías el 30 de agosto, se abre la puerta a que otros inversores financieros o incluso industriales compren una participación interior. Rothschild ha mantenido conversaciones detalladas no solo con Blackstone, dueño de Hispania y de la mayor parte del ladrillo tóxico que heredó Santander de Popular, sino con otras gestoras de fondos de capital riesgo (private equity, en la jerga); entre ellas, Apollo, CVC y Carlyle. Incluso se ha mostrado interesada la compañía energética especializada en trading de petróleo con sede en Róterdam Vitol, como publicó Bloomberg. Ahora, tras el trabajo de Rothschild podrán entrar con una participación importante en la salida a Bolsa.

Si saliera valorada al precio máximo de la horquilla preliminar, Cepsa sería la decimotercera compañía de la Bolsa española, por debajo de Endesa (unos 20.300 millones) y por encima de Ferrovial (13.700 millones). Su gran rival, Repsol, vale ahora unos 26.000 millones.

Ya están listos los informes preliminares

Finales de julio. Cepsa convocó a los analistas de los bancos colocadores a explicarles sus cifras y sus planes para el futuro en la última semana de julio. Asistieron los cuatro coordinadores, Bank of America Merrill Lynch, Citi, Santander y Morgan Stanley, y el resto de entidades fichadas para la operación: Barclays, BNP Paribas, First Abu Dhabi Bank, Société Générale, UBS, BBVA y CaixaBank. Fuentes financieras señalan que los informes ya están listos, a falta de las últimas correcciones.

Normas