Gavín (Ibercaja): “Hemos visto ya el mejor momento del año para la deuda soberana”

La experta prevé el repunte de las rentabilidades, más en la deuda alemana que en la española

Ve oportunidades en el ‘high yield’ europeo, aunque de forma muy selectiva

Cristina Gavín, gestora de renta fija de Ibercaja Gestión
Cristina Gavín, gestora de renta fija de Ibercaja Gestión

Su trayectoria en Ibercaja gestión la ha colocado como uno de los referentes de gestión en renta fija del mercado español. El Ibercaja Oportunidad, uno de los fondos que deuda que gestiona Cristina Gavín, cuenta con la categoría 5 estrellas de Morningstar y ofrece una rentabilidad anual del 2,4% en los últimos cinco años. En lo que va de 2018, araña una ganancia del 0,86%, nada desdeñable para un fondo de deuda soberana, aunque Gavín tiene claro que las rentabilidades de los bonos están destinadas a subir, en paralelo a la caída de sus precios. En el universo de la renta fija, esta gestora sí encuentra oportunidades en los bonos de alto rendimiento o high yield, aunque de forma muy selectiva, y en la deuda de países emergentes, activo este último al que Ibercaja se aproxima a través de un fondo de fondos.

¿Le ha sorprendido la caída vista en las últimas semanas en las rentabilidades de la deuda?

Sí. Llevamos desde hace tiempo descontando que los tipos tienen que repuntar, tenemos una economía que está creciendo. En la eurozona se esperan alzas del PIB del 2%, un crecimiento sincronizado y positivo, con inflaciones más o menos controladas, que tienden a repuntar. La lógica te dice que los tipos deberían subir y el mensaje del BCE también. Pensamos que a partir de septiembre las compras del BCE se acercarán a cero, pero esto no va a influir porque el mercado lo tiene prácticamente descontado y porque las reinversiones de deuda en balance van a continuar.

¿En qué nivel ve entonces las rentabilidades de la deuda a final de año?

Sobre todo debe repuntar más la curva alemana. A la deuda española no le queda mucho más recorrido a la baja y también debería repuntar pero creemos que lo hará de forma progresiva, más gradual que la alemana. Y la convergencia entre la deuda española y la alemana debe producirse. La prima de riesgo, entorno a los 70 puntos básicos, debería reducirse y moverse más a la zona de 50. Anticipamos un 10 años alemán de cara a final de año más cerca del 1% si no surgen shocks externos. Al bono español no lo vemos mucho más allá del 1,5% ó el 1,6%, con un repunte muy progresivo.

¿Habríamos visto ya el mejor momento del año para la deuda soberana?

Yo creo que sí. Los factores geopolíticos son difíciles de controlar pero en general sí creo que lo que deberemos ver es un cierto repunte de las rentabilidades, que será moderado porque el BCE va a ser muy cuidadoso. También dependerá mucho de EE UU. Si la Fed se comporta como prevé el mercado, con dos subidas más como mínimo este año y hasta 3 subidas en 2019, también deberemos ver el bono de EE UU repuntando a cerca del 3% y eso también anima a las curvas europeas.

"La prima de riesgo española debería reducirse y moverse hacia la zona de los 50 puntos básicos”

¿Cree que el 3% del treasury es un nivel crítico para la Bolsa, que desencadenará las ventas en renta variable?

Llegamos a acercarnos al 3% y no hubo tales salidas, las caídas en Bolsa se han debido a otros factores. No hay una fórmula mágica. No va a depender solo del nivel del bono de EE UU sino del nivel de endeudamiento de las compañías. Si van a necesitar financiarse en mercado, el repunte en tipos les planeta dificultades. Si los resultados empresariales son buenos, como esperamos, yo creo que los inversores van a seguir confiando en la Bolsa americana. Establecer una regla fija por la que a partir de un nivel determinado los inversores cambian de Bolsa a bonos es arriesgado, hay que mirar toda la economía en su contexto.

Exprimida la veta de rentabilidad en la deuda soberana, ¿dónde posicionarse ahora en renta fija?

Para los inversores menos aversos al riesgo, a quienes no les importe una cierta volatilidad, en high yield hay algunas oportunidades. Las tasas de impago siguen en mínimos históricos. En ese sentido los fundamentales de estas compañías son buenos. Si no se produce una política monetaria muy agresiva, creemos que podemos encontrar oportunidades en high yield siendo selectivos, más en Europa que en EE UU. Y también en deuda emergente, su transformación en los últimos años ha sido muy importante. Los países emergentes han reducido su endeudamiento, en dólares y euros, y son más dependientes del endeudamiento en moneda local, con lo que el repunte de tipos en EE UU no les dañaría tanto como en el pasado.

Algunas firmas empiezan a desaconsejar el crédito, ¿no es demasiado arriesgado el high yield?

Los fundamentales del high yield son buenos pero también creemos que no vale todo. Defendemos el crédito pero seleccionando. Nos gusta por ejemplo el high yield de telecos, financieras de autos, como la de Fiat, y algunos subordinados financieros. La deuda bancaria, tanto la senior como la subordinada, aún ofrece cierta rentabilidad porque ha estado muy penalizada. Vamos a ver muchas emisiones senior no preferente, que te va a pagar algo más que la senior tradicional y habrá oportunidades ahí. En los cocos en cambio hay que ser mucho más cuidadosos.

Normas