Barceló tira la toalla ante la negativa del consejo de NH de aceptar una fusión entre ambos

Considera muy baja la valoración de 7,08 euros por acción y resalta que la oferta no aporta "liquidez" a sus accionistas

La hotelera mallorquina califica ya la operación de "agua pasada" y descarta mejorarla

Alfredo Fernández Agrás, presidente del Consejo de Administración de NH Hotel Group.
Alfredo Fernández Agrás, presidente del Consejo de Administración de NH Hotel Group.

La crónica de un rechazo anunciado se cumplió. NH ha remitido un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que confirma lo que era un secreto a voces: el rechazo a la oferta de fusión realizada por el Grupo Barceló. De la reunión extraordinaria del Consejo de Administración de NH ha surgido un comunicado en el que se justifican las razones para el rechazo. "En su análisis, el Consejo no considera apropiados ni el valor intrínseco asignado a NH por la oferta del grupo Barceló, ni su alcance, ni la ecuación de canje ofrecida por este", apunta en el comunicado.

En concreto, NH considera que la ecuación de canje ofrecida por Barceló (7,08 euros por acción sujeto a que el grupo mallorquín tuviera el 60% de los títulos) "no refleja la valoración relativa de ambas compañías ni tampoco ofrece una prima de control real sobre la valoración de mercado de NH, ni tiene en cuenta el potencial de revaloracización de NH de forma independiente (superior en cualquier caso a los 7,08 euros por acción ofrecidos)".

En segundo lugar, la hotelera dirigida por Ramón Aragonés remarca que la oferta "no refleja el potencial de crecimiento en resultados de NH, ni el valor de los activos urbanos en propiedad en Europa ni la oportunidad de generar beneficios con su equilibrado mix de contratos en gestión y alquiler, ni la optimización de su estructura operativa y financiera".

El tercer argumento expuesto por NH para rechazar la propuesta de Barceló es la falta de liquidez para el accionista. "El Consejo ha valorado muy negativamente que la oferta del grupo Barceló carezca de liquidez para el accionista de NH", remarca.

Por su parte, Barceló ha mostrado su "respeto" a la decisión unánime de NH de desestimar la oferta de fusión planteada y ha asegurado que descarta "radicalmente" plantear otra oferta que posibilite dicha operación.  Según han explicado fuentes de Barceló este miércoles, la compañía hotelera considera que "se ha perdido una oportunidad" para poner las bases que permitan onstituir la primera cadena hotelera de España, informa Europa Press.

Asimismo, sobre las críticas de NH en cuanto a que los términos no reflejan el valor real de la empresa, desde Barceló han manifestado que se trataba de una operación planteada desde la "bondad" que resultaba "muy beneficiosa para ambos". Igualmente, han asegurado que calcular el valor real "es muy relativo,  dado que son temas muy subjetivos" y han defendido que se han basado en criterios objetivos "para establecer un punto de partida".

Cronología de una fusión fallida

Oferta. Barceló propuso el 20 de noviembre una fusión con NH, en el que se quedaría con el 60% de las acciones y la mayoría en el Consejo de Administración. Ofrecía un precio de 7,08 euros por acción, lo que suponía una prima del 27% con respecto al valor medio de los títulos entre agosto y octubre. Ese día, la cotización cerró en 5,59 euros; ayer cerró por encima de los 6 euros, con una revalorización del 7,3% en el citado período.

Dimensión. De haber prosperado la fusión se habría generado la tercera hotelera europea, con 618 hoteles y 108.958 habitaciones, solo por detrás de la británica Intercontinental y la francesa Accor Hoteles. Casi duplicaría los establecimientos que tiene en la actualidad Meliá y multiplicado por seis los de RIU.


Finalmente, Barceló Hotel Group ha asegurado que la operación de fusión con NH Hoteles ya es "agua pasada" y ha resaltado su interés en "volver a trabajar en el negocio".

La posible fusión nació condenada al fracaso desde que se conoció. En concreto, el 20 de noviembre se hizo pública la carta enviada una semana antes por el presidente del Consejo de Administración de Barceló, Simón Pedro Barceló, a su homónimo en NH, Alfredo Fernández Agras, proponiendo una fusión entre ambos grupos. En la misiva, Barceló consideraba que la unión de ambas empresas daría lugar “a un campeón nacional hotelero español que podrá competir con los mayores grupos del mundo en los mercados más importantes”. La propuesta del grupo mallorquín era quedarse con el 60% de las acciones, con lo que tendría mayoría en el Consejo de Administración, y ofrecía una prima del 27% respecto a la cotización media de las acciones de NH en agosto, septiembre y octubre (5,56 euros por acción). Este precio suponía valorar la acción de NH en 7,08 euros y el grupo en 2.480 millones.

Nueve minutos después de la apertura de la sesión, NH envió un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tildando la oferta “como una muestra de interés no solicitada, preliminar y no vinculante”. Asimismo recordaba que NH aprobó solo unas semanas antes un plan estratégico a tres años, “con un proyecto independiente que hoy sigue siendo válido”. La siguiente reunión del Consejo se produjo un mes después y en la misma no se alcanzó ninguna decisión al respecto. “El Consejo no ha tomado ninguna decisión sobre la misma y continúa su proceso de análisis, habiendo decidido unánimemente celebrar una reunión extraordinaria del Consejo de Administración del día 10 de enero de 2018 para adoptar una resolución definitiva”.

El grupo chino HNA es el mayor accionista de NH, con un 29,3% del capital, pero no está representado en el Consejo, del que fue expulsado por el resto de accionistas tras la compra de Rezidor, un competidor directo. Oceanwood, con un 12%, y Hesperia, con un 9,3%, son los otros dos más significativos. El primero siempre ha apostado por vender su participación y su interés por desinvertir se ha acentuado tras la aprobación del plan aprobado para deshacerse de hasta 5.100 millones de euros en participaciones en distintos grupos industriales ante la falta de crédito y su elevado endeudamiento. Los otros dos accionistas mayoritarios no han mostrado un interés especial por la oferta a la espera de que se mejorara la cuantía de la prima.

Normas