Alabaster, una gran embajada gallega en Madrid

Después de tres años, el principal local del grupo Alborada en la capital, se consolida por su cocina y servicio de sala

restaurante Alabaster
Sala del restaurante Alabaster.

Hace tres años que abrieron en uno de los cogollos gastronómicos de la ciudad, a pie de la plaza de Cibeles y próximo a la Puerta de Alcalá. Y desde el primer día han colgado el cartel de completo, tarea nada fácil en una ciudad tan competitiva como Madrid.

Alabaster sigue fiel a su origen y a la filosofía de su propietario, el grupo gallego Alborada, cuyo principal restaurante en La Coruña, Alborada, cuenta con una estrella Michelin, que no es otra que mantener la máxima calidad tanto en producto, en elaboración, como en servicio. Y es la sala uno de sus principales atractivos, al frente de la cual se encuentran Óscar Marcos y Francisco Ramírez, dos experimentados profesionales que hacen que todo fluya, y que siempre están atentos a todos los detalles.

De las cocinas del grupo se ocupa Iván Domínguez, que supervisa todas las cartas de los restaurantes. La mayoría del producto llega de la lonja y de la tierra gallega. La carta está dividida en cuatro secciones. En los primeros, marineros, se incluyen croquetas de tigre (ocho unidades, 14 euros), sardinas ahumadas con queso de Arzúa y tomate (20 euros) o almejas guisadas en salsa verde de alga códium (26 euros).

En los campesinos se encuentran verduras escabechadas, huevos de codorniz y hueva de arenque (22 euros), cardo con almejas o unas fabas de Lourenzá guisadas con bivalvos (23 euros). De la lonja gallega, jurel asado con crema de berzas fermentadas y zanahorias salteadas (24 euros), rape asado con guiso de mejillones y patata (26 euros), salmonete asado con pasta puntalete y crema de coliflor (27 euros), una gran merluza de pincho con pil-pil de lima limón y espinacas guisadas (27 euros), o una lubina al vapor, crema de grelos con mayonesa de chorizo pulpito de tierra frita (28 euros).

En el capítulo bautizado como de la tierra, se propone un excelente steak tartare de solomillo de vaca rubia gallega y patatas suflé (27 euros), un lomo de cochinillo asado con puré de berenjena asada y chantarelas salteadas (28 euros) o rabo de vaca estofado (bien por no decir que es de toro, como en la mayoría de los restaurantes) al vino tinto con gnocchi de patata al romero (25 euros).

El pan es bueno y es de elaboración propia. Interesante y extensa carta de vinos.

Alabaster: Montalbán, 9. Madrid. Tel. 915 121 131.

Normas