autonomos ventajas

Ventajas y desventajas del autónomo, contadas por los propios autónomos

Ser tu propio jefe, emprender en el sector que más te motive o gestionar mejor tu tiempo, principales pros. Entre los contras: controlar todos los impuestos y abrirse paso en el mercado

Emprender y abrir tu propio negocio es un salto al vacío que tiene ventajas e inconvenientes. La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), que aglutina a numerosos profesionales que se han decantado por esta vía en el mundo laboral, ha publicado los aspectos buenos y malos que tiene pertenecer a este colectivo. A continuación te contamos los factores que consideran pros y contras:

El principal beneficio que resaltan es la posibilidad de abrirte camino en el ámbito laboral que más te guste. Emprender en aquello que siempre has soñado. Junto con ello, está el sueño de muchos de ser tu propio jefe; es decir, tú eres quien tomas las decisiones y marcas los objetivos. Todos los objetivos: desde el tiempo que trabajas hasta los beneficios que consideras suficientes. Las líneas de trabajo no vienen impuestas; como tampoco vendrán las responsabilidades, el resto de integrantes de la plantilla o realizar tareas que no deseas.

Otra ventaja a la hora de emprender es que en la actualidad se han facilitado las gestiones para tramitar un alta por esta vía. Se pueden realizar por Internet o en persona sin necesidad de contratar a un gestor y son efectivas en menos de 48 horas.

Gestionar tu propio tiempo. Combinar vida laboral y familiar es una posibilidad existente entre los trabajadores autónomos que lo deseen, máxime en estos tiempos. Y es que, tras la crisis han proliferado los turnos partidos, horarios extensos o trabajos en días escalonados. Siendo autónomo no tendrás una jornada cerrada. Aunque ojo, es un arma de doble filo que según UATAE puede convertirse en una desventaja: Los autónomos que trabajan desde casa, ejercen en determinados sectores se enfrentan a las demandas del negocio y la alta responsabilidad sobre el futuro, lo que “puede empujarte a trabajar más horas” y a que sea complicado disociar el tiempo de trabajo con el de descanso.

Toca hablar de otros contras de ser autónomo. Además del que acabamos de mencionar, los trabajadores por cuenta ajena es habitual que se vivan sobrecargas puntuales de trabajo. La situación no sólo conlleva a un cansancio físico y mental, también a que “se abarque más de lo que se es capaz de gestionar; te comprometas por encima de tus posibilidades y esto puede acabar en insatisfacción, decepción y promesas incumplidas con los clientes”.

Otra de las sombras de trabajar por cuenta propia es hacer frente a los impuestos; siendo trabajador por cuenta ajena tu salario neto es el real, siendo autónomo tienes que tener en cuenta el pago de IVA e IRPF. Todos tus ingresos ven afectados por el pago de impuestos, lo que reduce los beneficios reales a la mitad.

Excesiva competencia

Abrirse paso en un mercado con un perfil de empresas muy similares al tuyo es cada vez más complicado. Ser lo suficientemente original, diferente o buen profesional en el desempeño de tus funciones para hacerte con una clientela fija al principio; y mantenerla después debido a la excesiva competencia, es de las desventajas más importantes de ser autónomo según miembros de UATAE.

Normas
Entra en EL PAÍS