Salón del automóvil
La canciller alemana, Angela Merkel, este sábado. AFP

Merkel cree que la automoción alemana podrá subsanar “errores” en el salón de Fráncfort

Asume la “pérdida de confianza” en el sector tras los escándalos de las emisiones

El Salón Internacional del Automóvil abrirá sus puertas el jueves

La canciller alemana, Angela Merkel, destacó este sábado el papel que debe desempeñar el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort (IAA) para "subsanar" los errores cometidos por la industria de la automoción germana, "puntal" exportador del país del que, recordó, dependen 800.000 puestos de trabajo.

La IAA que abrirá sus puertas el próximo jueves será una "exposición muy especial", afirmó la líder alemana en su mensaje semanal por vídeo, donde alude a la "gran pérdida de confianza" que ha sufrido la industria del país a raíz del escándalo de la manipulación de datos de emisiones en los motores diesel.

La industria del automóvil es "una importante columna de nuestro éxito económico y de nuestra reputación como nación exportadora", identificada con el sello de calidad "made in Germany", prosiguió Merkel, quien asistirá a la inauguración de la IAA en Fráncfort.

La canciller avanzó que aprovechará la apertura del salón para recordar que "los errores cometidos deben ser, por supuesto, subsanados", cuestión en la que hay aún "mucho trabajo por hacer", dijo, en atención también al mencionado volumen de puestos de trabajo que dependen del sector.

Merkel lamentó en su mensaje que, hoy por hoy, no hay una oferta suficiente de autos electrónicos, para expresar a continuación su confianza en que también ese déficit va a poder ser superado en el futuro.

La jefa del Gobierno de Berlín ratificó el compromiso del Ejecutivo federal en el fomento de las tecnologías alternativas, así como el desarrollo de nuevos conceptos de movilidad "inteligentes", acordes con el objetivo de lograr la máxima eficiencia energética.

Merkel recordó, finalmente, que el sector alemán de la automoción es uno de los más innovadores del país y con mayor capacidad investigadora, y destacó el desafío de no perder competitividad tampoco en ese ámbito, especialmente frente a la competencia del mercado asiático.

Normas
Entra en EL PAÍS