Entrevista

Isabel Garro: “Los que incumplan los principios de la ONU deben salir"

La directora general de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas habla sobre el papel de las empresas en la sostenibilidad.

Isabel Garro, directora de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas.
Isabel Garro, directora de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

Pacto Mundial es una iniciativa que parte de un discurso que ofreció Kofi Annan en el año 1999 en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Oficialmente, el proyecto se lanzó en el año 2000 y en España llegó en 2002, de la mano de Rafael del Pino. Actualmente, 8.000 empresas han firmado el Pacto a nivel mundial, de las cuales 2.000 son españolas. Se trata de la única asociación dentro de la ONU que tiene el mandato de trabajar directamente con las empresas. Isabel Garro es la presidente de la Red Española.

Pregunta. ¿Qué objetivo persigue Pacto Mundial?
Respuesta. Que las empresas trabajen la sostenibilidad y que incorporen los principios de Naciones Unidas dentro de su organización.

P. ¿Cómo consiguen que estos principios se lleven a cabo?

Una empresa es sostenible si cumple los derechos humanos y laborales, lucha contra la corrupción y respeta el medio ambiente”

R. Creando espacios de diálogo constructivos público-privados en los que también están presentes el tercer sector, los centros educativos y las organizaciones sindicales. Es importante que estén representados todos, con el fin de crear herramientas prácticas. Si solo se realizasen desde la visión empresarial, muy probablemente no cumplirían las expectativas de la sociedad civil, si solo las desarrollase el sector público, seguramente serían muy rígidas desde el punto de vista legislativo y poco operativas y si se hiciesen solo desde la visión académica resultarían muy académicas pero poco prácticas. Nuestro papel en esos encuentros es de observador, pero siempre orientamos y señalamos por dónde debemos ir y por dónde van las cosas en el mundo.

P. ¿Qué logros se han conseguido en esos espacios?
R. La mayor parte de los objetivos de Pacto Mundial son fruto de esos diálogos. Además, estas conversaciones sirven para desarrollar nuevas herramientas. Por ejemplo, se ha diseñado un sistema de gestión de la transparencia para que las empresas pequeñas y medianas, que normalmente no tienen recursos para lanzar sistemas de gestión propios, puedan saber cuando terminen de ponerlo en marcha si tienen controlado o no el tema de la corrupción.

Isabel Garro.
Isabel Garro.

P. ¿Qué criterios tiene que cumplir una empresa para poder entrar en su Pacto y ser considerada sostenible?
R. Nosotros organizamos la sostenibilidad en cuatro grandes áreas que están acompañadas por las grandes declaraciones de Naciones Unidas. La primera tiene que ver con todos los temas relacionados con los derechos humanos y que están respaldados por la Declaración de Derechos Humanos de Naciones Unidas del 48; la segunda, con normal laborales; la tercera, con medio ambiente, y la cuarta, con la lucha contra la corrupción. A su vez, estas áreas están divididas en los 17 objetivos de sostenibilidad marcados por la ONU. Una empresa sostenible es la que incorpora esos cuatro bloques y esos 17 principios en su estrategia empresarial.

P. ¿Todas las empresas incorporan del mismo modo estas áreas en su organización o existen distintos grados?
R. Existen empresas sostenibles y sostenibles con ventaja competitiva. Las primeras intentan no verse involucradas en ningún incumplimiento de los principios marcados. Las segundas ven la adopción de estos principios como una ventaja competitiva para su negocio, no solo a nivel nacional, sino también internacional. Una oportunidad, una diferenciación y un método de ayuda a la hora de abrir nuevas líneas de negocio.

P. ¿Cómo comprueban que una empresa está cumpliendo con todos los principios?
R. Naciones Unidas no tiene un mandato de auditoría ni de verificación, por lo que no podemos comprobar que todas las organizaciones están cumpliendo. Eso no quiere decir que no nos interese conocer si las empresas están cumpliendo. Anualmente todas las empresas tienen la obligación de emitir un informe sobre su actividad, denominado informe de progreso, en el que deben explicar de una manera coherente y veraz cómo están integrando los principios a su vida diaria. Esta documentación es pública y lo que hace Naciones Unidas y Pacto Mundial es invitar a nuestra red de grupos de interés a verificarla. Además, las memorias de las empresas del Ibex 35 son auditadas por firmas externas. Por lo que verificaciones se realizan.

P. Si se da el caso de una irregularidad por parte de una empresa firmante, ¿cómo actúan?
R. Tenemos un mecanismo de integridad en el que la organización da la oportunidad de trasladar su preocupación o realizar una denuncia a cualquier grupo o persona que considere que una empresa está cayendo en cualquier irregularidad. Lo que hacemos es poner en contacto a las partes, entender y comprender cuál es la naturaleza del problema y ver de qué manera cada una de las partes está en condiciones para enfrentarse a ese problema. Creamos espacios seguros de diálogo en el que las partes pueden hablar y en el 99% de los casos en el que las medidas de integridad se han tenido que activar las organizaciones han reaccionado de manera inmediata. En el caso de que no fuese así, las empresas tienen que salir del Pacto Mundial de la ONU. También deben abandonar aquellas compañías que no reportan el informe anual.

P¿Qué posición ocupa España en esta iniciativa?
R. Es el país líder. Tenemos un peso de un 25% del total de las empresas que han firmado el Pacto Mundial. El peso de la pequeña y mediana empresa es de gran labor y si nos fijamos en la grande, dentro del Ibex 35, cuatro no han firmado: Aena, Grifols, Amadeus y Merlin Properties.

P. Está muy bien la cantidad, pero ¿cómo es la calidad de los firmantes?
R. Estamos a la cabeza en actividad y en desarrollo de medidas y herramientas innovadoras. Muchas ya se están poniendo en marcha y gracias a ello los objetivos marcados por las Naciones Unidas ya se están logrando.