Reunión en la FEMP

Los alcaldes no ponen líneas rojas a Sánchez para negociar

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de la FEMP, Abel Caballero.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de la FEMP, Abel Caballero.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha encontrado esta mañana más comprensión entre los alcaldes que entre los barones regionales, muy divididos sobre si era la persona adecuada para presidir a los socialistas y sobre las políticas de pactos para conformar una coalición de izquierdas. Algunos presidentes autonómicos, como la andaluza Susana Díaz o el extremeño Guillermo Fernández Vara, le desaconsejaron que negociara con Podemos mientras la formación dirigida por Pablo Iglesias no renunciara a un referéndum para la independencia de Cataluña. Abel Caballero, alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), apuntó que no había planteado ninguna línea roja a Sánchez respecto a las negociaciones que mantiene con otras formaciones. “Los alcaldes respaldan a Pedro Sánchez. Espero que sea el próximo presidente del Gobierno. Le deseo suerte”, apuntó escueto Caballero, que rechazó hacer cualquier valoración respecto a lo que debe o no debe hacer el secretario general socialista en los próximos días.

Lo que sí valoró fue “el gesto importante” de Pedro Sánchez de reunirse con la FEMP y de contarle el proyecto que tiene para los municipios. “Ha comprometido una ley de financiación para las corporaciones locales. Es la primera vez que un candidato lo manifiesta y lo pone en un programa electoral”, puntualizó el máximo responsable de la FEMP. En el encuentro, el secretario general del PSOE también se comprometió a derogar la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, aprobada por Rajoy, y que establecía que a partir del pasado 1 de enero, las competencias en sanidad, educación y servicios pasaban a ser competencia autonómica. “Esta norma, paralizada por la falta de gobierno, iba a suponer el cierre de cientos de guarderías y de centros de atención a ancianos”, remarcó Caballero, quién también avanzó el compromiso de Sánchez para que la reforma constitucional que abordará, en caso de que llegue a gobernar, incluya a los municipios y les de la misma identidad que al Estado o a las comunidades autónomas. “Queremos estar presentes en la reforma de la Constitución. Somos estado igual que las comunidades autónomas y el Gobierno”, dijo