Las cifras de fabricación están cerca de cubrir la plena capacidad de las instalaciones

Las fábricas reavivan la producción de cajas de cambio y motores

Trabajador de la planta de motores de Ford de Almussafes
Trabajador de la planta de motores de Ford de Almussafes

Las fábricas de coches no solo están incrementando el ensamblaje de nuevos modelos en sus líneas de producción. Además de estos productos, las factorías asociadas a las automovilísticas han cerrado el ejercicio pasado con más de dos millones de motores fabricados y con más de un millón de cajas de cambio producidas, según los datos hechos públicos ayer por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Durante el pasado ejercicio se produjeron un total de 2,04 millones de motores en las factorías del territorio nacional, lo que supone un aumento del 1,5%. Sin embargo, desde 2011, la fabricación de motores en las tres factorías que hay en España se ha incrementado un 36,5% desde 2011 en línea como ha crecido la producción de coches. La fabricación de automóviles ha crecido un 38,5% desde 2012, cuando se ensamblaron 1,97 millones de vehículos, la cifra más baja de la década.

La cifra de fabricación de cajas de cambio fue de 1,04 millones de unidades, un 8,4% más. La producción de estos componentes perdió el techo del millón de unidades entre 2011 y 2012. No ha sido hasta este año que ha recuperado este nivel de fabricación.

En España ahora mismo solo hay cuatro instalaciones en producción de este tipo de componentes que pertenezcan a los fabricantes de coches. La enseña francesa Renault posee dos, una factoría en Valladolid que fabrica los motores diésel K9, los motores de gasolina H4BT y H5F y los motores de gasolina K4 y otro emplazamiento en Sevilla que instala cajas de cambio. La marca ensambla sus modelos en Valladolid, donde se fabrica el Captur, y en Palencia, donde monta el Megane y el Kadjar. También Nissan fabrica motores en Barcelona.

Por su parte, Ford fabrica motores Ecoboost en su planta de Valencia.Almussafes ensambla los modelos Ford Galaxy, Ford S Max, Ford Mondeo, Ford Tourneo Connect, Ford Kuga. De este último se vendieron el año pasado más de 102.000 unidades en Europa.

Sin embargo, la actividad de Ford en esta partida ha descendido en el año, lo que ha motivado la supresión desde ayer del turno de noche de la planta de motores de Almussafes. Entre 100 y 120 trabajadores pasarán a los otros dos turnos (mañana y tarde) de motores y al resto de plantas (en sus tres turnos), según explicó ayer el responsable de UGT en Ford, Carlos Faubel.

Esta decisión se ha adoptado por el descenso en el volumen de producción de motores de gasolina de alta cilindrada, consecuencia del inicio de fabricación de estos mismos motores en Estados Unidos, que provocará una rebaja de la producción de 60.000 motores al año para 2017 en Almussafes.

Anfac indicó que este tipo de componentes son “vitales” para el vehículo porque contribuyen al “arraigo de las fábricas de producción de automóviles” y que “generan un mayor valor añadido en el proceso industrial”.

La organización destacó, a su vez, que los volúmenes obtenidos al cierre de 2015 también permitieron mantener “casi a plena capacidad” las instalaciones, lo que tiene un efecto positivo sobre el nivel de empleo.