La incertidumbre sobre la economía global daña a las Bolsas

El Ibex 35 desciende un 2,57% por la cautela de la Fed

La máxima de “comprar con el rumor y vender con la noticia” es casi tan infalible en el mercado como la de que Pau Gasol puede resolver por sí solo un trascendente partido en una cancha de baloncesto. Las Bolsas y el deporte de la canasta comparten superficie de juego, el parqué, pero nada tiene que ver la efusividad ante la clasificación de España a la final del Eurobasket de anoche con la negativa reacción en los mercados a la decisión de la Fed de mantener los tipos de interés entre el 0% y el 0,25%.

Al tono bajista de la última jornada de la semana ha contribuido el vencimiento trimestral de opciones y futuros sobre índices y acciones, lo que se conoce como la cuádruple hora bruja, jornada de bruscos movimientos. El Ibex 35  desciende un 2,57% hasta los 9.847,2 puntos, en línea con el resto de índices europeos, aunque consigue una subida semanal del 1,1%.

Solo dos valores escapan de las caídas en el selectivo español: Dia (+1,99%) y Grifols (+1,05%). Las mayores caídas son las de ArcelorMittal (-4,68%), Sacyr (-5,2%) y Abengoa (-9,34%).

Incertidumbre sobre China

IBEX 35 9.244,60 0,76%

¿Acaso no es positivo para las Bolsas la decisión de la Fed de mantener los tipos de interés? ¿No temían un incremento del precio del dinero? Sí, per la decisión de la Fed prolonga la incertidumbre en el mercado y la razón central que la motivó (el miedo a un frenazo en China) inquieta a los inversores. Con todo, Miguel Ángel Paz, de Unicorp, cree que tras la sensación agridulce inicial, “mejora bastante el panorama a medio y largo plazo para los activos de riesgo, puesto que habrá tipos de interés muy bajos durante muchísimo tiempo”.

Yellen habló varias veces durante su rueda de prensa del jueves de la fortaleza del dólar como factor que vigilar. Hoy, el billete verde ha llegado a marcar mínimos de tres semanas frente al euro, lo que ha dañado en Bolsa a las empresas europeas más exportadoras; en especial, a las grandes automovilísticas. Sin embargo,ahora el euro cede algo hasta las 1,13 unidades del billete verde.

La decisión de la Fed ha calmado a las divisas emergentes, que se apreciaron frente al dólar. Todas salvo el real brasileño y el rublo ruso, que siguen con su desatada espiral bajista.

En el mercado de deuda, la reacción ha sido una subida generalizada del precio de los bonos (inverso a la rentabilidad). El interés del bono de EEUU a diez años pasa del 2,29% al 2,15% y la deuda española a una década cae al 1,94%. Es la primera vez en cinco semanas que el bono español reduce su rentabilidad. La prima de riesgo queda en los 127 puntos básicos.

¿Y ahora, qué?

Del encuentro de la Fed el mercado saca la conclusión de que no tendrá prisas para elevar el precio del dinero. Hace una semana, un 39,5% de los expertos consultados por Bloomberg creía que Yellen podía subir tipos en su reunión de octubre. Ahora ese porcentaje se reduce al 20%. Para el encuentro de diciembre dan una probabilidad del 45,6%, también por debajo de sus expectativas hace una semana (58,9%). De las próximas reuniones del Comité Federal de Mercado Abierto, en la que el mercado ve más posible un incremento del precio del dinero es en la de enero (un 53,2%).

Los expertos de Barclays siguen pensando que la Fed no subirá tipos hasta marzo del próximo año.A la tesis de que el banco central estadounidense podría esperar para subir el precio del dinero hasta 2016 se sumaron el viernes, con más o menos convicción, otros expertos como los economistas de Citi y Fidelity. Desde Bank of America Merril Lynch indican que, si no hay un rally en las Bolsas tras el mensaje dovish (paloma) de la Fed, significará que el mercado descuenta una “recesión inminente”.

El barril de petróleo Brent cae un 1,8% hasta los 48 dólares. Los metales, mientras, suben como respuesta a la decisión de la Fed de posponer la subida de tipos. En la jornada de hoy, el oro ha tocado máximos de dos semanas.

Normas