_
_
_
_
_

Los países que más pagan por irte de Erasmus Emprendedor

Programa financiado por la Unión Europea para ayudar a jóvenes emprendedores

Erasmus para jóvenes emprendedores

Cuando un emprendedor decide crear un negocio normalmente se decanta por instalarlo en el país de origen o residencia, ya que el coste que hay que asumir al expandir el negocio se hace complicado sobre todo cuando se está empezando. Por esta razón, se ha puesto en marcha una iniciativa para que las empresas de reciente creación puedan iniciar o continuar su actividad en algún país de la Unión Europea. Se trata de un programa de intercambio Erasmus, pero en vez de para estudiantes, para jóvenes emprendedores. Es una oportunidad que da la UE para aprender de empresarios experimentados que dirigen pequeñas empresas en otros países participantes.

En qué consiste el programa

Este programa consiste en una ayuda que reciben las empresas de reciente creación o a punto de crearse para que puedan aprender de empresarios experimentados de otro país de la UE. Es una iniciativa financiada por la Unión Europea para fomentar el libre mercado entre los países miembros. Para poder formar parte de este programa se debe tener un plan empresarial que acredite la creación de una empresa, o contar con una startup con una actividad menor a tres años. Además, los solicitantes deben ser residentes en alguno de los países de la Unión y tener algún tipo de ingreso que complemente los gastos de su estancia. Los emprendedores podrán estar residiendo en el extranjero entre uno y seis meses, con la posibilidad de fraccionar la estancia, siempre y cuando se finalice el programa en 12 meses.

Unas ayudas muy desiguales

Para la estancia en el extranjero, la Unión Europea aporta una ayuda económica al emprendedor para cubrir gastos de viaje y manutención. Esta aportación varía en función del país donde se vaya. Llama la atención que, por ejemplo, la aportación para Inglaterra y para Irlanda es la misma, 1.000 euros, cuando la vida en el país británico es bastante más cara que en Irlanda. En España, por ejemplo, se dota al emprendedor con 830€, un sueldo por encima del salario mínimo interprofesional, y la diferencia con Francia, donde todo cuesta mucho más, es de sólo 70 euros al mes. En todos los países hay algún tipo de ayuda, pero llama la atención las aportaciones de unos y de otros, por lo que se recomienda hacer bien las cuentas antes de decantarse por un destino u otro.

Los emprendedores interesados aún pueden solicitar su participación registrando la empresa o plan empresarial y aportando la documentación necesaria.

Más información

Archivado En

_
_