El primer error de Rajoy

El primer error de Rajoy


Volvamos por un momento a la "milagrosa" cumbre europea del 9 de diciembre. En aquella cita se produjo otro fenómeno paranormal que tal vez ha pasado desapercibido: Mariano Rajoy cometió su primer error en política comunitaria sin ni siquiera venir a Bruselas.

El futuro presidente del Gobierno utilizó como medium a José Luis Rodríguez Zapatero, a quien hizo un peligroso encargo para los intereses de España.

El presidente del Gobierno en funciones tuvo que defender durante la cumbre la elevación hasta el 90% (desde el 85% propuesto) del umbral de votos necesario para activar el fondo de rescate de la zona euro. El objetivo era permitir que España (con una cuota de voto en el fondo próxima al 12%) dispusiese del mismo derecho de veto que van a disfrutar Alemania, Francia e Italia.

Los socios rechazaron la propuesta de Zapajoy (gracias por el neologismo eumanismo). Afortunadamente para España. De haberla aceptado, países como Holanda, Finlandia y Austria hubieran podido sumar sus votos para llegar al 10% necesario para bloquear el fondo. Y ya se sabe que a España, país que defiende las operaciones de rescate, le interesa que se acometan con la mayor agilidad posible y sin andar pendientes de un voto en el parlamento de Helsinki o de Viena.

La ofensiva española debería haber ido en sentido contrario: hacia rebajar el umbral del 85%, que se ha fijado con la excusa de que es el aplicado en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por suerte, el primer error de Rajoy no es grave y, sobre todo, no ha tenido ninguna consecuencia. Entre otras cosas, porque el acuerdo de la cumbre (punto 15) prevé que el fondo se active por unanimidad, salvo en casos de urgencia.

Pero en el futuro, el presidente del Gobierno deberá sopesar mejor sus posiciones en Bruselas y no dejarse llevar por quienes le sugieran una propuesta aparentemente favorable a España pero contraria, en realidad, a sus intereses. Porque puede ocurrir que sus socios europeos se percaten y acaben aceptándosela.

Imagen: Mariano Rajoy en la reunión del Partido Popular Europeo celebrada en Marsella el 7 y 8 de diciembre (foto tomada de la página del PP).

Comentarios

Jope, hay que saber latín en Europa. Qué fácil es ir de ultranacionalista para consumo interno cuando lo que interesa es más Europa.
Bernardo lo que deberíamos hacer es enviar buenas ideas a los gobernantes no criticas a toro pasado. Así si después hacen otra cosa distinta y nuestro idea o consejo es mas interesante poderse lo recriminar.
Y ya va por el segundo error de bulto (Amaiur) y todavía no ha entrado.
Mojabe, para eso habría que conocer la agenda del gobernante, los contactos del gobernante, las ideas del gobernante, "ser" el gobernante. Recuerdo en un juicio como el alto funcionario responsable de un error trágico (y que había tenido a su cargo el expediente), decía a los peritos que analizaban el evidente error que "se lo podían haber dicho antes". Evidentemente esos peritos no habían participado en el error y se habían enterado del asunto después. Lo que Vd. propone es una suerte de ataque al mensajero pero más sibilino y sutil.
Pues sí, Ciro. Tengo la impresión de que dado el carácter de Rajoy va a haber bastantes de estos errores. Mientras estaba en la oposición se podía poner de perfil, pero en el gobierno, la cosa no va a ser tan fácil. La gente le ha votado para volver a los buenos viejos tiempos, pero esos viejos buenos tiempos ya no existen. Eso sí, el PSOE ya puede rearmar su discurso bien y adaptado al mundo real actual.
Muy bueno el comentario, Popoff, no el que me diriges, sino el otro.
Perdón, los dos, pero sobre todo el primero es para enmarcar. Si no te importa, me lo guardo para alguna ocasión.
Pues muchas gracias Ciro, será que me sentó bien el chupito de la cena de empresa. Hay que ver cómo algunas personas luchan como jabatos para ostentar cargos de relumbrón, pero luego no querrían cargar con las cargas del cargo.¡Pues que no se presenten a las elecciones! Por cierto, creo que estás en lo cierto en que lo de Amaiur es un error. Hay que darles facilidades para que participen, y cuantas más ocasiones se les de para mojarse, tener duelos dialécticos con ellos (sin el colt) e involucrarse en el negocio común, pues mejor. Ellos serán separatistas, pero nuestra cuadrilla de separadores...
Rajoy será el santa claus de estas navidades. Tiene to la cara logi242.xiti.com/go.ad?xts=493328&xtor=AD-8&url=http://www.diseloconunhofmann.com/
Normas
Entra en El País para participar