Rendimiento

Rendir cuentas a final de año ya es algo habitual

Las evaluaciones de desempeño favorecen la motivación de los trabajadores en las empresas.

Se acaba el año y comienzan las evaluaciones del desempeño en algunas empresas. Aumentan las reuniones entre los empleados y sus superiores directos. En ellas se llevan a cabo análisis y valoraciones tanto de los objetivos del negocio y los resultados, así como de las actitudes y los recursos disponibles y utilizados.

Generalmente, en esta clase de reuniones no se deja nada en el tintero y el trabajador, por su parte, tiende a aprovechar estas sesiones para expresar sus demandas y establecer sus inquietudes dentro de la organización.

'Se trata de una metodología que sirve para analizar el desarrollo de la persona en un marco de tiempo que suele ser de un año', afirma Pedro César Martínez, socio director de consultoría y formación de la firma especializada en la gestión de recursos humanos Psicotec.

A la hora de realizar este tipo de sesiones no existe un único patrón, pero cada vez se recomienda más a las empresas que cada persona se siente con su jefe y hagan juntos un repaso del ejercicio. 'Es importante realizar un análisis de los objetivos de principio de año así como revisar el desarrollo del empleado, sus próximos pasos, la formación o la posibilidad de promoción; en definitiva, lo que va a ser el curso siguiente', declara José Ignacio Arraiz, presidente de Hay Group.

La mayoría de los especialistas aseguran que las ventajas que tienen estas reuniones tanto para la empresa como para el empleado son considerables. La buena comunicación, cada vez más valorada dentro de las organizaciones, es el punto clave.

'Las evaluaciones de desempeño constituyen una oportunidad para que el jefe y el colaborador hablen cara a cara. Además, posibilita hacer partícipe al trabajador de los resultados de la compañía y que éste se sienta más cercano a ella, y por tanto su motivación sea mayor', señala Guillermo Rademakers, de Mercer HR Consulting.

Prepararse

Para que de las evaluaciones puedan generarse unos resultados y unas conclusiones positivas es importante planificarlas adecuadamente. Tanto el jefe como el colaborador deben tomarse el tiempo necesario para preparar los contenidos que desean tratar.

Algunos expertos establecen la importancia de desligar las evaluaciones del desempeño de otros asuntos, como la demanda de una mayor retribución económica por parte del empleado. Sin embargo, no siempre es posible.

Aunque la tendencia a realizar estas reuniones en las compañías aumenta con los años, requieren una gran dedicación y un tiempo con el que no siempre se cuenta. Por eso, el hecho de mezclar las peticiones del empleado con las observaciones del superior o el desarrollo del trabajador dentro de la compañía es algo habitual.

A la hora de acudir a una sesión de esta clase, el colaborador debe llevar a cabo un repaso de sus competencias y objetivos, así como de los recursos que ha puesto en práctica durante el ejercicio que se va a revisar, informan desde Psicotec.

Por otra parte, para realizar peticiones es necesario que el trabajador pueda demostrar lo que aporta a la compañía y desarrollar una exhaustiva autoevaluación.

Los superiores, en su caso, deben saber exponer y razonar de la mejor manera posible los aspectos en los que su colaborador puede mejorar y encontrar la manera de obtener de él unos compromisos.

Opinión

José Ignacio Arraiz. Presidente de Hay Group.

'Analizar los objetivos propuestos, los resultados del año en curso, así como los próximos pasos resulta fundamental para las empresas'.

Guillermo Rademakers. Consultor de Mercer HR.

'Proporcionar a los colaboradores la posibilidad de comunicarse con su superior facilita la motivación'.

El colaborador demanda más transparencia

¦bull; Retribución. Las empresas están cada vez más dispuestas a negociar con los trabajadores una retribución individual. La personalización de los salarios es, según los expertos, muy positiva para el desempeño. 'Esta iniciativa trata de no hacer 'café para todos' e igualar la retribución económica al rendimiento del trabajador en la empresa', dice Pedro César Martínez de Psicotec. Por parte del trabajador, a la hora de solicitar un aumento de sueldo, éste lo debe argumentar con planteamientos sólidos y valorar los salarios dentro del sector, las funciones y su potencial personal.

¦bull; Claridad. Se trata de una de las demandas más frecuentes entre los trabajadores de las compañías actuales. La claridad y la transparencia de los superiores respecto al trabajo que se desempeña, así como en lo que se refiere a los aspectos que se deben mejorar en la realización de las tareas profesionales contribuyen a la satisfacción del empleado en la empresa y también a un mayor rendimiento y productividad.

¦bull; Plan de carrera. El desarrollo tanto profesional como personal dentro de una organización preocupa cada vez más a los colaboradores. Las empresas comienzan a hacerse eco de esta necesidad y van tomando medidas para evitar el estancamiento de sus profesionales a través de la clara definición de planes de carrera desde el primer momento.

¦bull; Formación. Hoy en día, la exigencia de formación para el desempeño de las funciones en el puesto de trabajo se ha convertido en una exigencia recíproca. Tanto la empresa como el propio trabajador coinciden en la necesidad de una formación continua y adecuada. Asimismo los planes de carrera requieren en ocasiones la depuración de conocimientos y habilidades del trabajador para que éste pueda abordar de manera precisa sus actividades dentro de la empresa.