Ibex 35

Las Bolsas superan la presión de las ventas institucionales

El verano acorta sus días y las Bolsas, sosegadas, a la sombra, como corresponde, durante gran parte del estío, se despiertan. Los principales índices han marcado máximos en los últimos días en un intento de romper la monotonía del movimiento lateral en que están atrapados desde hace tres meses. ¿Razones? La traslación de fondos desde la renta fija hacia las acciones.

En Estados Unidos, con el bono a 10 años en las proximidades del 5%, el movimiento fue muy acusado en julio, que es la última referencia oficial. En ese mes se produjo una desbandada desde los fondos de bonos hacia los de acciones hasta el punto de poner fin a una racha de 18 meses de entradas de fondos de manera ininterrumpida en la renta fija.

El cambio súbito se produce por una mejor percepción de las condiciones económicas para los próximos meses que podrían concluir, ya entrado 2004, con alzas de los tipos de interés. En Europa el movimiento ha sido similar, pero más timorato. De ahí que se mantenga un diferencial de 0,30 puntos entre el bund alemán y el estadounidense a 10 años.

Este movimiento coincide en el tiempo con una venta agresiva de acciones por parte de inversores institucionales y de personas relacionadas directamente con los órganos de gestión de las empresas, los denominados insiders. Según Thomson Finantial, los insiders o grandes directivos que poseen importantes paquetes de sus propias compañías han vendido de manera agresiva en el último trimestre, al ritmo de más de 32 dólares por cada acción comprada, nuevo récord desde mayo de 2001. Entonces vendían a razón de 40 dólares por cada dólar comprado. Además éste es el trimestre donde las ventas han sido más agresivas desde julio a agosto de 2000, porque se ha mantenido por encima de la ratio 20 a 1 durante los tres meses.

Hace unos días The Wall Street Journal comentaba otro dato curioso. Señalaba que en los últimos 10 años sólo en 14 ocasiones la ratio de ventas/compras de los insiders ha sobrepasado el nivel de 20 a 1; es decir, 20 dólares vendidos por un dólar comprado. Pues bien, en 11 de esas 14 ocasiones, en el 78,6 % de los casos, el mercado bajó en los meses siguientes. Los expertos recuerdan que ahora el mercado se enfrenta de nuevo a un 32 a 1, y con tendencia al alza como señala el estratega Cárpatos, gran seguidor de estas variables.

Para quienes siempre operan en Bolsa con el criterio del sentimiento contrario, es decir, haciendo justo lo contrario de lo que hace la mayoría, la gran referencia es el auge del número de alcistas, según Investors Intelligence.

El desprecio, o temor, a los bonos

Los inversores estadounidenses se han puesto nerviosos en las últimas semanas con sus posiciones en bonos al aumentar la percepción sobre una mejora de las condiciones económicas en los próximos meses y la posibilidad de que los tipos de interés suban el año que viene.

Este fenómeno ha puesto fin a la racha triunfal de 18 meses de los fondos comunes de inversión en bonos de Estados Unidos. Fidelity Investments, Vanguard Group y Charles Schwab han señalado que en julio los inversionistas retiraron más de 5.000 millones de dólares de sus fondos de bonos. La firma de investigaciones Trimtabs.com calculó que se retiraron al menos 3.000 millones de dólares en todo el sector, dando fin a la racha de depósitos netos que comenzó en enero del 2002. Las pérdidas del mes pasado en el mercado de bonos de Estados Unidos fueron las mayores en más de 21 años. Muchos inversores cambiaron su dinero a fondos de acciones y del mercado monetario. El ritmo de salida de fondos de bonos se aceleró con fuerza durante la primera quincena de julio.