_
_
_
_
_

El 60% de los bonos soberanos de todo el mundo ya renta más del 3%

Hace tan solo tres años eran menos de uno de cada diez

Miguel Moreno Mendieta
Jerome Powell
El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell.Chip Somodevilla ( GETTY IMAGES )

El panorama de la deuda soberna ha cambiado radicalmente en los tres últimos años. De cero a cien en un santiamén. Tras una década de bajos tipos de interés, impuestos por los bancos centrales para tratar de reactivar la economía mundial, especialmente tras la pandemia, la inflación se disparó y obligó a cambiar de forma urgente las políticas monetarias. A día de hoy, el 60% de los bonos emitidos por países ofrece ya un cupón igual o superior al 3%. Algo impensable hasta hace poco.

Los datos provienen del índice Bloomberg Aggregate Bond Index, que monitoriza la evolución de 10.000 emisiones de deuda soberana de países de todo el mundo, aunque los bonos de Tesoro de Estados Unidos tienen un peso del 40%. Según explica el máximo responsable de JP Morgan Banca Privada en España, Luis Artero, “el cambio ha sido radical, porque nunca se había visto una evolución tan grande en tan poco tiempo, y eso está obligando a reconfigurar las carteras de los clientes”.

En diciembre de 2019, tan solo el 8% de todo el dinero que había en bonos soberanos pagaba más de un 3%. Esas emisiones estaban concentradas en economías en desarrollo. En cambio, el 76% de la deuda estatal tenía cupones de menos del 2%. Este movimiento ha llevado a una entrada masiva de dinero en fondos monetarios.

En la era de los tipo negativos llegó a haber 15 billones de euros de bonos soberanos en todo el mundo que ofrecían rendimientos por debajo de cero. Es decir, que cuando un inversor le prestaba dinero a un Estado, no percibía un dinero por su capital, sino que tenía que pagar. Algo impensable. Algo que no aparecía ni los libros de Teoría Económica, no solo había ocurrido, sino que se había convertido en la norma.

Igual que el sueño de la razón produce monstruos, como refleja en sus grabados Francisco de Goya, el largo periodo de tipos cero produjo burbujas. Muy variopintas: desde las SPAC, cajas negras en las que los inversores metían su dinero sin tener mucha idea de qué se iba a hacer con él; a los criptoactivos, en los que llegó pagar millones de euros por tener una propiedad “inmobiliaria” dentro de un código informático.

Ahora, las aguas vuelven a su cauce. Javier Díaz, jefe de ventas de BlackRock para España y Portugal, cree que en el mercado de renta fija “se presentan oportunidades muy interesantes para 2024 y creemos que en la deuda soberana de países desarrollados podemos ver retornos de más del 5%”. Dese la firma también defienden la inversión en emisiones de bonos de economías emergentes, pero realizadas en dólares, para no asumir el riesgo de divisas.

Los gestores de todas las firmas mantienen un análisis muy similar. Durante el próximo año empezarán ya las bajadas de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal de Estados Unidos. Esta política monetaria más expansiva tendrá un efecto directo de revalorización de los bonos en circulación, lo que beneficiará a sus propietarios.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_