_
_
_
_
_

Materias primas, divisas y ‘private equity’, para captar rentabilidad en los fondos multiactivos

La diversificación en las carteras se potencia en el actual escenario de mercado. Allianz GI firma los dos productos que más ganan en el último año, con un retorno del 17,42% y del 13,68%. El tercero es Generali Investments Sicav - Global Multi Asset Income (10,76%)

Digital generated image of multi coloured gear wheels connected together in shape of brain on grey background.
Digital generated image of multi coloured gear wheels connected together in shape of brain on grey background.Andriy Onufriyenko (Getty Images)

Los fondos multiactivos protagonizan buena parte de la oferta de productos de las gestoras internacionales, ocupando, en algunos casos, el grueso de su portfolio. Repasamos en este reportaje las estrategias de los vehículos que mejor lo están haciendo en el último año.

Con datos de VDOS, la clasificación la encabezan dos estrategias de Allianz GI. Mientras que Allianz Dynamic Multi Asset Strategy SRI 75, con perfil orientado al crecimiento, avanza un 17,42%, su hermano Allianz Dynamic Multi Asset Strategy SRI 50 está destinado a uno equilibrado, ganando a 12 meses un 13,68%. Según apuntan desde la gestora, en ambos casos tienen una estrategia de gestión activa con criterios de inversión sostenible y diversificada, que combina la renta variable y la renta fija global con otras clases de activos con potencial para generar retornos adicionales.

Entre estos últimos podemos encontrar desde bonos ligados a la inflación hasta deuda high yield, con la posibilidad de invertir en mercados emergentes (con deuda y Bolsa), los REIT (el equivalente a las socimis españolas), private equity cotizado, materias primas, así como otros activos alternativos.

Fondos multiactivos más rentables a un año

Se espera que 2024 sea un año con muchos desafíos en los mercados mundiales

Completa el podio Generali Investments Sicav - Global Multi Asset Income (10,76%), que invierte en una amplia gama de clases de activos globales: renta variable, deuda soberana, bonos corporativos, materias primas, volatilidad, futuros de dividendos, estrategias sistemáticas, etc. Cedric Baron, responsable de estrategias multiactivos de Generali AM, aclara que el vehículo incluye materias primas cuando surgen oportunidades, “aunque no formen parte de la asignación estratégica de activos” y “con fines de protección, cuando consideramos que el mercado es demasiado complaciente, está demasiado barato y que un acontecimiento desconocido podría desbaratar el actual entorno de calma y provocar un repunte de la volatilidad”. Además, distribuye una renta del 4% anual (1% trimestral) a sus inversores.

Por su parte, CT (Lux) Sustainable Multi-Asset Income, que gana un 8,39% a un año, “invierte exclusivamente en estrategias sostenibles y tiene como objetivo llevar a cabo un compromiso activo con los emisores centrado en el impacto, utilizando el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas”, explica Rubén García Paéz, director general de Iberia y Latam de Columbia Threadneedle Investments. Según especifica, su enfoque se basa en “un planteamiento independiente e imaginativo que posibilita que las formas de pensar alternativas y las nuevas ideas prosperen”.

En cuanto a Flossbach Multi Asset Defensive (8,22%), su gestor, Tobias Schafföner, enfatiza que preservar y aumentar el abanico a largo plazo distribuyéndolos entre distintas clases de activos “ha sido nuestro enfoque desde la fundación de la empresa” y admite que “el perfil de rentabilidad-riesgo de los fondos multiactivos ha mejorado significativamente tras la fuerte subida de los tipos de interés en los últimos dos años”, algo que se refleja en particular en los productos defensivos.

En Schroders consideran obsoleta la asignación estándar de 60/40 entre renta variable y renta fija

En cuanto a la composición de las carteras, “el oro no físico es un componente estratégico de nuestra asignación, aporta diversificación y protección a largo plazo contra la inflación. También podemos considerar los bonos convertibles, ya que analizamos las empresas y luego decidimos qué parte de la estructura de capital rentabilidad-riesgo es más atractiva”. Las divisas también forman parte de su estrategia, y el efectivo, ”ya que nos da flexibilidad para aprovechar las oportunidades cuando surgen”. Se espera que 2024 sea un año con muchos desafíos en los mercados mundiales

Le sigue en la clasificación Franklin Global Multi-Asset Income, con una rentabilidad 6,44%, en los últimos doce meses. La gestora ofrece una gama de fondos multiactivos que pueden invertir en una amplia gama de clases de activos, desde acciones y bonos hasta divisas, materias primas y alternativos. Además, los vehículos pueden utilizar derivados. En el caso del fondo que nos ocupa, según su gestor, Matthias Hoppe, “tiene un objetivo de ingresos que el equipo de gestión de la cartera define de nuevo cada año basándose en las perspectivas de rendimientos, dividendos y fuentes alternativas de ingresos”. En su opinión, “con un perfil de riesgo calibrado para ser la mitad de volátil que la renta variable mundial, el fondo ha mostrado una rentabilidad encomiable”.

El oro aporta diversificación y protección contra la inflación
Tobias Schafföner, gestor de Flossbach

Para Francesco Sandrini, director de estrategias Multi-Activo de Amundi, dada la escalada de los tipos y de los rendimientos de los bonos durante los dos últimos años, las carteras multiactivos “pueden ofrecer hoy rendimientos potenciales atractivos, pero con los mercados bursátiles en máximos y la revisión de las políticas monetarias, creemos que es importante tener una exposición dinámica a diferentes clases de activos”.

Amundi Funds Global Multi-Asset Target Income (4,26%) invierte en una cartera diversificada global de valores de renta variable y renta fija, así como en materias primas a través de un enfoque bien estructurado. El fondo tiene como objetivo no garantizado un reparto del 5,5% anual en 2024″.

Ante la incertidumbre, los expertos optan por la combinación de activos

2024 es un año en el que están casi todos los riesgos posibles sobre la mesa. A la espera de descensos en los tipos de interés y  la estabilización de la inflación, se unen tensiones geopolíticas (China-EE UU, Ucrania-Rusia, situación en el mar Rojo, etc.) y que casi el 50% de la población está llamada a votar. Es decir, 2024 va a ser un año con muchos desafíos en los mercados, según los expertos.

En este entorno plagado de incertidumbres, “desde DWS vemos que poder invertir de la mano de gestores experimentados, que sepan navegar en diferentes fases y momentos de mercado, y moverse entre las diferentes clases de activos puede suponer una ventaja con respecto a atarse a un único activo y someterse a los vaivenes que vengan”, considera Rafael Aldama, responsable del negocio institucional de DWS en España.

También Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latinoamérica, opina que, en el actual entorno macroeconómico, “una cartera bien diversificada puede proporcionar un mejor comportamiento. Si el crecimiento económico decepciona, la renta fija proporcionará protección, y en un escenario de aterrizaje suave, la renta variable puede seguir comportándose bien y los bonos ser fuente de rentabilidad”.

En opinión del responsable de Pictet AM, la inversión multiactivos “implica un alto grado de confianza entre el inversor y los gestores, dada la libertad de estos para invertir de forma flexible en toda clase de activos sin seguir un índice”. Y ahora, los retos del entorno financiero “exigen un enfoque flexible, con una asignación dinámica de activos mediante un riguroso control del riesgo, lo que ha demostrado ser eficaz para limitar las caídas, especialmente en las mayores crisis del mercado, como en 2018 y en la pandemia”.

En Schroders también tienen presente que este año “tenemos elecciones en más de 40 países, un entorno geopolítico tenso y una previsión de bajadas de tipos. Todo ello añadirá volatilidad a los mercados, por lo que adoptar un enfoque de este tipo será determinante”.

En la gestora creen que la tradicional asignación estándar en carteras de 60/40 entre renta variable y renta fija, con el objetivo de obtener un retorno superior a la inflación, se ha quedado obsoleto, ya que “desde 2022 esta asignación ha dejado de funcionar porque las normas de correlación han cambiado. La adopción de un conjunto más amplio de clases de activos menos tradicionales, fuera de la típica cartera de referencia dará a los inversores una mayor posibilidad de alcanzar su objetivo de rentabilidad”, aseguran. 

Al detalle

Doble diversificación. Julie Dickson, director de inversión de Capital Group, detalla que sus carteras multiactivos se benefician de un doble nivel de diversificación, ya que “no sólo invierten de forma flexible en diferentes clases de activos (primera capa de diversificación), sino que también se dividen en segmentos gestionados de forma independiente por gestores individuales (segunda capa de diversificación). Este enfoque de eficacia probada está diseñado para lograr la continuidad de la gestión y una rentabilidad constante a largo plazo para nuestros inversores”.

Primas de riesgo. Según se detalla en un informe sobre Fidelity Funds-Global Multi Asset Growth & Income, que gana un 5,93% en el último años, en el contexto actual, el enfoque de inversión óptimo debe ser flexible, diversificado entre clases de activos, regiones y estructuras de capital y respaldado por un planteamiento de riesgo multidisciplinar. En cuanto al largo plazo, creen que el motor clave de la rentabilidad es aprovechar las primas de riesgo de las clases de activos, ya que superan al efectivo en diversos grados debido a las primas de riesgo asociadas a ellas. En cuanto al corto y medio plazo, la fijación de precios de mercado puede ser ineficiente, opinan en Fidelity, ya que los sesgos de comportamiento, la segmentación del mercado y los desequilibrios estructurales alejan los precios de los fundamentales. Estas ineficiencias pueden aprovecharse modificando las asignaciones entre y dentro de las clases de activos.

Flexibilidad. La política de inversión del BGF Global Multi-Asset Income, fondo que renta a 12 meses un 5,51%, sigue una asignación flexible que busca una rentabilidad superior a la media, sin sacrificar un crecimiento de capital a largo plazo. En concreto, invierte globalmente en toda gama de inversiones permitidas, incluidas acciones, valores relacionados con acciones, valores mobiliarios de renta fija (que puede incluir algunos valores negociables de alto rendimiento de renta fija), unidades de organismos de inversión colectiva, dinero en efectivo, depósitos e instrumentos del mercado monetario.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_