Los mercados emergentes protagonizan una recuperación enorme