_
_
_
_
_

La mayor rentabilidad acelera la salida de caseros del alquiler tradicional al turístico

La plataforma digital GuestReady calcula que el beneficio del segundo ya es un 150% superior al del primero

Turistas en el centro de Valencia.
Turistas en el centro de Valencia.EFE

El alquiler turístico sigue desplazando al alquiler tradicional y elevando la presión sobre los precios y la ofertas en los cascos históricos de las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia o San Sebastián. A finales del pasado verano, el número de viviendas en alquiler para turistas se disparó un 33,8% hasta los 292.255 unidades, cerca de los niveles precrisis, tal y como denunció el lobby Exceltur. El consejero delegado de Meliá y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, ya lanzó a finales de noviembre una alerta durante la presentación de ese informe. “Como no controlemos el desmadre de viviendas turísticas vamos a tener un problema”.

La plataforma digital suiza para la gestión de alquileres vacacionales GuestReady, que inició operaciones en España en 2022 y que prevé gestionar hasta 300 propiedades este año, apuntala esta tesis de trasvase de caseros desde el alquiler tradicional al turístico con la mayor rentabilidad como argumento. “Tanto para pequeños propietarios con segundas viviendas destinadas a uso vacacional como para grandes inversores, la gestión eficiente del alquiler vacacional puede incrementar la rentabilidad hasta en un 150% en comparación con el tradicional”, subrayó la compañía. De este modo mientras que un alquiler tradicional puede suponer una renta diaria de 80 euros, otro turístico puede llegar hasta los 200 euros al día.

Y una de las claves que justifica esos mayores beneficios es la política variable de precios en función de la demanda, conocida como revenue management y utilizada desde hace décadas por la industria hotelera y las aerolíneas .”La tecnología permite establecer los mejores precios en tiempo real en función de la fluctuación de la oferta y la vivienda en cada momento, por lo que el empleo de sistemas de automatización de precios puede resultar beneficioso a la hora de sacar el máximo beneficio a las estancias de los huéspedes en el caso de los alquileres vacacionales”.

Las grandes plataformas de alquiler turístico, como Airbnb o Booking, ya han empezado a sentir el impacto positivo de la recuperación de los viajes y de la mayor rentabilidad. En los resultados globales de 2022 presentados a mediados de febrero, Airbnb constató que el cuarto trimestre del año pasado fue el mejor de su historia, alcanzando máximos en beneficio (297 millones de euros) y en cifra de negocio (1.771 millones de euros). En una carta dirigida a sus accionistas, la compañía indicó que la demanda de los huéspedes se mantuvo “sólida” todo el ejercicio, pero también la oferta, que al final del año se situó en 6,6 millones de alojamientos activos en todo el mundo, nuevo máximo histórico, tras sumar 900.000 a lo largo del año y por encima de los 6 millones de 2019.

Antes de la pandemia, las cifras globales apuntaban a que había 14 millones de anuncios de pisos turísticos en todo el mundo entre las grandes plataformas, de los que seis millones correspondían a Airbnb, 5,7 millones a Booking (incuidos hoteles) y dos millones a Vrbo (la nueva marca bajo la que Expedia unificó sus marcas de alojamiento entre las que destacan Home Away). En el caso de España solo hay datos en el caso de Airbnb y es a través de las consultoras que estudian el mercado del alquiler turístico, que cifran el número de anuncios en 300.000 al cierre de 2022, lo que supuso un crecimiento anual del 25% respecto a los 240.000 de 2021 y situarse por encima de 2019.

En sus últimos resultados, Booking comunicó que cerró el pasado ejercicio con 2,3 millones de alojamientos alternativos en todo el mundo (casas, villas o apartamentos), lo que representó un alza del 21,5% respecto a los 1,9 millones registrados doce meses antes.

Bellvila by OYO recupera los niveles previos a la pandemia

Catálogo. La cartera de casas de alquiler ofrecidas en España por Belvilla by OYO se incrementó un 6% respecto al año anterior, logrando un nivel similar al que se tenía antes de la pandemia, con 1.570 casas de vacaciones. En 2019, la india OYO compró la empresa de alojamientos @leisure group. Como resultado surgió OYO Vacation Homes, uno de los grupos líderes en el alquiler de viviendas vacacionales con diferentes marcas, entre las que está Belvilla by OYO, la marca a través de la que se comercializan las viviendas turísticas en España
Cartera. La mayor presencia se centra enn los grandes destinos de  Costa Brava, Costa Blanca, Costa de Andalucía, Baleares y Canarias, aunque en los últimos años ha añadido a su cartera inmuebles situados en el norte o el centro de España.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_