_
_
_
_

Rumanía aventaja a España para acoger la sede del negocio de combustión de Renault por su régimen fiscal

La decisión, que aún no está tomada, se dará a conocer en las próximas semanas

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo.
El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo.Marc Piasecki/Getty Images (Getty Images)
Manu Granda

La competencia entre España y Rumanía para albergar la sede de la división de combustión de Renault sube de temperatura en la recta final. Según fuentes conocedoras del proceso, el país del Este ha ganado enteros. Entre las razones que inclinan en estos momentos la balanza en favor de Bucarest (en caso de situarse en España sería en Madrid), está el régimen fiscal del país de Europa del Este, donde el tipo nominal del impuesto de sociedades es del 16% frente al 25% del español, explican estas fuentes. La decisión, que aún no está tomada, se comunicará en las próximas semanas.

En octubre pasado, Renault había anunciado una fuerte reestructuración de su negocio, separando su actividad de coches eléctricos y de combustión en dos empresas diferentes. La primera se llamará Ampere, la cual el fabricante planea sacar a Bolsa. En cuanto al negocio de combustión, Horse, Renault indicó que le venderá la mitad a Geely, un gigante chino del motor. Este mes se confirmó que la petrolera saudí Aramco también quiere invertir en Horse, que contará con 17 fábricas en tres continentes, así como cinco centros de I+D.

Bajo el paraguas de esta compañía quedarán la fábrica de motores y el centro de I+D que Renault tiene en Valladolid, y la fábrica de cajas de cambio de Sevilla, que actualmente se encarga de hacer todas las cajas de cambio de coches híbridos del grupo francés. Horse se quedará, de esta forma, con 3.400 de los 12.000 empleados que el grupo Renault tiene en España (un 28% de su plantilla en nuestro país). Rumanía, por su parte, también aportará una gran cantidad de trabajadores a Horse. Este país es importante para el grupo, ya que de allí proviene Dacia, la marca de bajo coste del grupo.

Albergar la sede, explican las mencionadas fuentes, aseguraría una alta productividad para las fábricas españolas, así como proyectos de innovación. Horse, además de proveer a las marcas del grupo Renault y de Geely, también venderá sus productos a otros fabricantes interesados en tecnologías de combustión.

Poco después de anunciarse la creación de Horse, los sindicatos pidieron que la sede se situase en nuestro país. “España es la que más trabajadores aportará a Horse, es muy importante que los centros de decisión estén cerca o dentro de nuestro país. La península ibérica va a aportar el 40% de los trabajadores de esta nueva compañía”, indica Rubén González, delegado general de CC OO en el grupo Renault, a este periódico.

Reunión De Meo y Sánchez

Esta semana, el consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, mantuvo una reunión por videoconferencia con el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. En este encuentro, el directivo del grupo francés, apenas trató el tema de Horse y se centró, sobre todo, en explicar los problemas que supone para el sector del automóvil la nueva normativa de emisiones Euro 7. Esto se debe a que De Meo, además de CEO de Renault, representa al motor como presidente de Acea, la patronal europea de fabricantes de coches.

Renault, a día de hoy, aún no ha pedido nada al Ejecutivo para traer la sede de Horse a España, aunque sí le ha señalado que Rumanía aventaja a nuestro país. Aparte de la diferencia en el tipo imponible de sociedades, fuentes jurídicas explican a este periódico que también habría qué estudiar cuáles son las deducciones fiscales a las que se puede acoger Horse por los proyectos de I+D concretos que presente tanto en Rumanía como en España.

Además del aspecto impositivo, a Renault también le interesa que todas las ayudas e incentivos que ya se le han concedido en España, pero que aún no se le han ingresado, pasen directamente a Horse. Esto, a priori, no es automático, ya que se trataría de una empresa diferente cuya propiedad no será exclusiva de Renault, sino que también pertenecerá a Geely y, muy probablemente, a Aramco, que firmó una carta de intención para entrar en Horse. Si bien aún no se sabe qué porcentaje poseerá la petrolera, Le Monde había avanzado en septiembre pasado que Aramco negociaba para quedarse con un 20% de la compañía.

“La inversión de Aramco se utilizaría para respaldar el crecimiento de la empresa y contribuir a la investigación y el desarrollo, en particular para soluciones de combustible sintético y sistemas de propulsión de hidrógeno de última generación. Se espera que Geely y Renault retengan partes iguales en la nueva empresa independiente”, indicaron en un comunicado conjunto las tres compañías.

“Esta asociación con Aramco nos permitirá intensificar el negocio de grupos motopropulsores que estamos desarrollando con Geely. Le dará una ventaja en la carrera por la tecnología térmica de muy bajas emisiones. La entrada de Aramco aporta un conocimiento único para desarrollar innovaciones revolucionarias en combustibles sintéticos y de hidrógeno”, dijo De Meo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

_
_