UGT cuantifica los fijos discontinuos en el 4% del total de los contratos indefinidos

El sindicato observa retrasos en la aplicación de los convenios sectoriales en las empresas tras la reforma laboral

Un obrero de la construcción trabaja sobre un andamio en una calle en Toledo.
Un obrero de la construcción trabaja sobre un andamio en una calle en Toledo.

El sindicato UGT ha presentado este martes La reforma laboral un año después: balance de situación, documento que presenta una "valoración positiva global" sobre las medidas laborales y en el que indica que, utilizando datos de la EPA, los fijos-discontinuos no llegan a representar el 4% de los contratos indefinidos en el tercer trimestre de 2022.

Esta modalidad de contrato, que ya existía antes de la reforma laboral, no ha sufrido ningún incremento sustancial por la aprobación de la norma, ya que, afirman desde UGT, el fijo discontinuo suponía en torno al 3% de la contratación fija, por lo que su subida desde la entrada en vigor de la reforma laboral ha sido de tan solo del 1%. De manera mayoritaria, exponen desde el sindicato, predominan los contratos indefinidos permanentes, que suponen el 96,2% de los contratos. 

Durante la presentación del informe, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha alertado de que las empresas están haciendo "una interpretación muy laxa" de la adaptación del convenio de empresa al sectorial que establece la reforma laboral y ha advertido de que denunciarán esta situación ante la Justicia y la Inspección de Trabajo.

Ante las denuncias de retraso por parte de UGT, el sindicato también comunicó que ha firmado un convenio con la Universidad Autónoma de Madrid y con la Universidad Carlos III para poner en marcha un observatorio para el seguimiento y evaluación de la reforma laboral. "Creo que es bueno que después de haber situado el éxito indudable de la reforma laboral, seamos capaces de dar respuesta a algunos elementos nuevos que van a ir apareciendo en el mercado de trabajo", ha comentado Álvarez tras el anuncio.

Negociación del SMI

El líder sindical ha recordado que todas las partes implicadas en la negociación del salario mínimo interprofesional (SMI) ya han presentado sus propuestas a la mesa. UGT propone que se sitúe en 1.100 euros, CC OO lo sitúa en la horquilla de los 1.082 y 1.100 euros, mientras que la patronal defiende un alza del 4%, que dejaría un SMI de 1.040 euros. Desde el Gobierno, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se decanta por la banda alta de la propuesta de la Comisión de Experto, que plantea una subida de entre el 4,6% y el 8,2%, lo que equivaldría a fijar el SMI de este ejercicio entre los 1.046 euros y los 1.082 euros.

UGT reconoció que la propuesta de subida de la patronal era una línea roja para ellos. La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, pidió este lunes a los agentes sociales un acuerdo que "oriente" al Gobierno en la toma de decisiones sobre el SMI, algo que no ha sentado bien a UGT. "Me parece sorprendente, por no decir otra cosa más dura, que la vicepresidenta diga que espera un acuerdo con los agente sociales. Pueden esperar toda su vida, no va a haber acuerdo con la CEOE partiendo de que pide un aumento del 4%. Me parece en cierta medida una provocación", criticó Álvarez, en declaraciones recogidas por El País.

Álvarez apremia a Feijóo

Dada la valoración que ha realizado Álvarez de la reforma, el secretario general ha solicitado al líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, que "despeje las incertidumbres" en torno a su postura sobre la reforma laboral. "Estamos entrando en un año electoral muy importante en nuestro país y creo que, cuando se va a un proceso electoral tan importante, es bueno despejar incógnitas. En ese sentido, el silencio no las despeja".

Normas
Entra en El País para participar