Financiación

Las pymes perciben más dificultades para acceder al crédito por primera vez desde 2013

Las compañías afirmaron mayoritariamente que sus costes subieron entre abril y septiembre de 2022

El 70% de las sociedades han notado los aumentos de tipos de interés

Dos personas ponen a punto su pequeño comercio durante la pandemia.
Dos personas ponen a punto su pequeño comercio durante la pandemia.

Las pymes comienzan a observar los síntomas de las subidas del endurecimiento del crédito. La percepción que tienen estas empresas del acceso a su principal fuente de financiación cae por primera vez desde 2013. El Banco de España (BdE) indica en un informe publicado este jueves que entre abril y septiembre de 2022 las pymes que detectaron un empeoramiento en las condiciones crediticias fueron un 11% más que las que percibieron lo contrario. Según indica la entidad, los resultados van en línea con otras investigaciones en las que los bancos reportaban que habían endurecido los criterio de aprobación de préstamos a estas sociedades. 

Pese al endurecimiento de las condiciones financieras, a raíz de las subidas de tipos del Banco Central Europeo (BCE), el acceso a financiación no está entre los principales problemas para las empresas. Las mismas perspectivas eran mucho peores durante la crisis financiera de 2009, en la que se observaban valores negativos muy superiores en comparación, llegando hasta el -37% en España.

En esta crisis, las preocupaciones están más relacionadas con el aumento de los costes laborales y de producción y con la falta de personal cualificado, aunque este último preocupa más a las pymes de la eurozona, en general, que en las españolas, en particular. Aunque, que no preocupe tanto no implica que no se note: el 70% de las pymes afirmaron que han percibido aumentos de tipos de interés y de otros costes asociados al crédito, el mayor dato desde 2012.

Solo el 21% de las empresas solicitaron financiación bancaria entre abril y septiembre, debido a que, indica el BdE, muchas de ellas mantienen la liquidez de los préstamos solicitados durante la pandemia. De las que sí pidieron préstamos, un 10% afirmó tener dificultades para obtener créditos. Según apunta el BdE, esto se debe al aumento de las solicitudes rechazadas y, en menor medida, de un incremento del porcentaje de pymes a las que concedieron solo parte del préstamo que habían solicitado, o a las que se le concedió a un coste muy elevado. 

Subidas de costes

El 65,2% de las pymes españolas señalaron que, en términos netos, habrían aumentado sus costes laborales y, en un 94%, que lo habrían hecho el resto de sus costes de producción entre abril y septiembre de 2022. En este momento, la inflación se situaba en torno al 10% y los productos energéticos seguían siendo los principales contribuyentes al IPC. 

La diferencia entre las compañías que declararon mayoritariamente que sus beneficios descendieron, superando en un 25% a aquellas que afirmaban que su rentabilidad había aumentado. 

Las empresas vislumbran que el próximo semestre la actividad caerá. Solo un 4,3% de estas sociedades creen que sus ventas crecerán en el periodo que comprende octubre de 2022 y marzo de 2023, 23 puntos menos que en el anterior periodo. Los datos contrastan con el último semestre recogido por el BdE, en el que los datos indican que las ventas de las pymes aumentaron un 18,6%.

Normas
Entra en El País para participar