Las 20 abogadas ‘top’ en fusiones y adquisiciones que destacan en LinkedIn

Silvia Martínez, de Lexcrea, y Rocío García, de Squire, encabezan el ranking de Social Lex, que potencia el trabajo de mujeres en grandes operaciones

Abogadas en Linkedin Pulsar sobre el gráfico para ampliar

LinkedIn es hoy por hoy la mayor red social profesional del mundo, con aproximadamente un total de 850 millones de usuarios, de los cuales, cerca de 14 millones pertenecen a España. Actualmente, de los cuatro millones de empresas existentes en nuestro país, en LinkedIn están presentes más de tres millones, es decir, un porcentaje superior al 75% del total. Así lo pone de manifiesto un reciente informe elaborado por la consultora Social Lex para CincoDías.

Sin embargo, bajando al sector legal, el resultado es que en España solo 80.000 abogados aproximadamente se encuentran en LinkedIn. Dicho de otra forma, solo el 50% de los profesionales de la abogacía lo utilizan, pese a que los responsables de marketing y desarrollo de negocio de los grandes despachos admiten que es la red profesional por excelencia de los bufetes por sus posibilidades de interacción, visibilidad y captación de clientes. Además, de acuerdo con los datos de esta agencia especializada en el sector legal, el colectivo de abogados en LinkedIn “no es muy activo compartiendo contenidos. Tan solo el 9,86% lo hace de forma frecuente”, afirman los autores del estudio, los consultores Esmeralda Díaz-Aroca, Pedro de Vicente y Guillermo Pérez Alonso.

¿Quiénes destacan en esta red profesional? El estudio visibiliza la labor de las abogadas en las grandes transacciones de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) tomando como punto de partida el último informe semestral de las Mujeres Top del Sector Legal realizado por Transactional Track Record (TTR) en alianza con Datasite. Ello debido a que se trata de una práctica profesional que hasta hace unos años era liderada por abogados, sin participación femenina en las clasificaciones legales.

Aunque la fotografía es dispar, el ranking de las principales 20 abogadas de M&A en LinkedIn lo encabeza Silvia Martínez, socia fundadora de Lexcrea, con 2.664 usuarios conectados a su cuenta. En segundo lugar, destaca Rocío García, directora legal del equipo de Corporate, M&A y Private Equity de la oficina de Madrid de Squire Patton Boggs, con 2.056. El siguiente peldaño, con una audiencia de entre 1.000 y 1.650 usuarios, está formado por siete letradas. Se trata de Alba Anegón, abogada senior de Baker McKenzie; Irene Fernádez, socia de Gómez-Acebo & Pombo; Maite Díez, socia de Baker McKenzie; Carmen Reyna, socia de Pérez-Llorca; Elena Aguilar, socia de CMS Albiñana & Suárez de Lezo; Teresa Zueco, socia directora de Squire Patton Boggs en Madrid; y Naiara Bueno, socia de Garrigues.

A ellas las siguen otro elenco de once abogadas con menos de 1.000 usuarios. Se trata de Carolina Posse, mercantilista de Gómez-Acebo & Pombo; Teresa Méndez, hasta el pasado diciembre counsel de Allen & Overy; Laura Muñoz, socia de Garrigues; Andrea Zubiaga, asociada de Allen & Overy; Elena Cuatrecasas, socia de Cuatrecasas; Lucía Herrero, asociada de Linklaters; Patricia Figueroa, asociada de Allen & Overy; Pilar Villanueva, asociada de Latham & Watkins; Cristina Diaz, abogada de Uría Menéndez; Carmen Burgos, socia de Linklaters; y Paula Álvarez, abogada de Pérez-Llorca.

Conclusiones

Aunque estas abogadas ya destacan por su posición en el sector M&A, el informe extrae varias conclusiones. En primer lugar, señala que LinkedIn puede ser una herramienta que “potencie más aún su perfil”, visibilizando el trabajo de las mujeres en el ámbito de las fusiones y adquisiciones tanto por el capital movilizado como por el número de transacciones.

En este sentido, incide en que los perfiles “son mejorables”, pues “no hay implicación” con la estrategia de comunicación en LinkedIn de la firma en la que se integran, es decir, no hay alineación con el despacho. “Dado el nivel de actividad que desarrolla cada abogada, se puede estar casi seguro de que tampoco se utiliza estrategia alguna de ampliación de red segmentada, actividad para la búsqueda de negocio a través de las conexiones y construcción de tejido de crecimiento de relaciones e interacción digital”.

Esto significa que a través de esta red profesional las firmas y sus profesionales pueden estar perdiendo oportunidades, pues para cada una de las más de tres millones de empresas españolas que están en LinkedIn, el 75% del total, “hay potencialmente como mínimo tres perfiles decisores de interés, como son los CEO, directores financieros y del área legal o in-house (de empresa)”.

De acuerdo con los datos, el informe concluye que el “sector legal tiene mucho recorrido. LinkedIn facilita la visibilidad y el trampolín a nuevos proyectos siempre que se le preste la importancia debida”.

Una oportunidad de negocio para las firmas de abogados

Entre las diferentes cuestiones analizadas, el informe de Social Lex sobre las 20 abogadas de M&A más activas en LinkedIn señala que el 100% de los perfiles no dispone de la sección “destacados”, que permite mostrar contenido de interés al target directivo. Además, el 95% no tiene recomendaciones y el 73,53% no utiliza una foto de fondo. De hecho, algunos perfiles no muestran ninguna imagen personal y muy pocos cuentan con un fondo corporativo de la firma en la que se integran. Por otro lado, el 73,53% no ha cumplimentado la sección “acerca de”, que es como una tarjera de visita a través de la que se capta la atención del público al expresar objetivos, motivaciones o habilidades. Esto evidencia que “el uso estratégico de LinkedIn por parte del sector jurídico español aún está por explorar y desarrollar”, señalan los autores del estudio, Esmeralda Díaz-Aroca, Pedro de Vicente y Guillermo Pérez Alonso.

No en vano, aún existe “un enorme margen” para aumentar la ventaja competitiva a través del crecimiento de la red de contactos, la mejora del posicionamiento y la contratación de los servicios profesionales mediante “técnicas de aproximación y persuasión con el uso de herramientas para la automatización de según qué campañas y de interacción con potenciales clientes”. Además, “se abre igualmente la oportunidad de crecimiento para la internacionalización, al contar con la posibilidad de prospectar en Hispanoamérica”, un nicho de mercado para algunos despachos.

Aunque los profesionales de la abogacía suelen pensar, como es lógico, que para ejercer su trabajo es suficiente con dominar la técnica jurídica, “la realidad nos está demostrando que hay otros factores” que influyen y aceleran el proceso de desarrollo profesional. “Estos son los perfiles que aprovechan al máximo las oportunidades de comunicación que ofrece la red” social y el desarrollo tecnológico, finaliza el informe.

Normas
Entra en El País para participar