_
_
_
_
_

Ganar el mundial, ¿una garantía más para evitar la recesión española?

Los países que ganan la copa crecen un 0,25% extra La crisis financiera truncó el efecto mundial en la economía española en 2010

Ferrán Torres y Gavi
Ferrán Torres y Gavi celebrando un gol durante el partido España-Costa Rica del Mundial de Qatar 2022. EFE

Si España gana a Marruecos en el partido de octavos de final de la copa del mundo que se disputará este martes a las 16.00 horas, los bares estallarán de alegría, Luis Enrique se aparecerá en los grupos de Whatsapp de amigos en forma de meme y hasta el menos patriota tarareará el "Y viva España" de Manolo Escobar. Pero, en el seno del Ministerio de Economía, la vicepresidenta segunda y ministra del ramo, Nadia Calviño, tendrá razones de más para alegrarse. Un estudio de la Universidad de Surrey (Reino Unido) ha puesto cifras económicas a la victoria en el mundial: el país que la conquiste puede conseguir un crecimiento del PIB de, al menos, un 0,25% adicional en los dos trimestres siguientes a conquistar el trofeo. Unas décimas de más que, de producirse, acallarían de manera definitiva los temores de recesión para 2023 en España.

Marco Mello, el investigador que publicó A kick for the GDP: the effects on winning the world cup, afirmó que es "técnicamente posible" que un país con riesgos a experimentar una "recesión leve" pueda escapar de ella gracias a ganar la copa del mundo de la FIFA.

La Cámara de Comercio en España, el Consejo Económico y Social, el BBVA Research y otras instituciones de análisis económico amainaron en las últimas semanas los temores de recesión. Los buenos datos de empleo y la evolución positiva de los precios energéticos han moderado las expectativas de que se produzcan dos trimestres consecutivos de decrecimiento del PIB, lo que se considera recesión técnica.

Sin embargo, los crecimientos rondarán el cero, por lo que cabe la posibilidad de que un mal dato de empleo u otros elementos perniciosos, como un empeoramiento de la guerra de Ucrania, marquen un gol en el descuento a la economía española. Aunque, de haber recesión tendría unos efectos leves en la economía, una victoria española aplacaría definitivamente esos miedos para 2023.

El investigador concluyó que el motor del crecimiento económico, más que el consumo o la acumulación de capital, es la mejora en las exportaciones. Algo a tener en cuenta en el caso de España, ya que supusieron el 34,6% del PIB en 2021. La visibilidad que reciben los países es fundamental para atraer el interés sobre sus productos. Según datos de la FIFA, la final del mundial entre Francia y Croacia de 2018 en Rusia congregó a 3.500 millones de espectadores, un escaparate que dispara la marca de los países, afirma Mello.

En concreto, tras ganar el mundial de Korea y Japón, Brasil aumentó sus exportaciones en el orden de un 13% los dos trimestres después de ganar el mundial. La tendencia se repite en los últimos mundialistas, aunque con datos más moderados.

Los datos económicos dos trimestres después de ganar el mundial

Dos trimestres tras la victoria

 

 

Francia (1998). La victoria francesa impulsó su PIB en los dos trimestres siguientes a ganar el muncial un 0,38%; sus exportaciones un 0,55% y sus 0,79%; el consumo privado avanzó un 1,49% y la inversión un 1,26%.

 

 

Brasil (2002). El PIB brasileño subió un 0,35%; y las exportaciones un 13,5%; aunque las importaciones bajaron un 0,44%.

 

 

Italia (2006). La economía italiana avanzó un 0,36%; las exportaciones un 2,28%; las importaciones, un 1,47%; y el cosumo, un 0,42% y la inversión un 0,95%.

 

 

España (2010). El PIB español bajó un 0,05%; las exporaciones, avanzaron un 1,13%; las importaciones cayeron un -0,20%; el consumo subió un 0,42 / CG: 0,04 / FC: 0,95.

 

 

Alemania (2014). La economía germana creció un 0,26%; sus exportaciones, un 1,32%; las importaciones, un 0,05%; el consumo, avanzó un 0,45; y la formación de capital, bajó un -1,5%.

 

 

Francia (2018). Su PIB avanzó en esta ocasión un 0,26; las exportaciones, subieron un 1,32%; las importaciones, un 0,05%; el consumo, un 0,45% y la inversión cayó un 1.5%.

 

 

Datos extraídos de A kick for the GDP: the effects on winning the world cup 

La excepción española

España fue un caso excepcional, ya que no se benefició de las asistencias económicas mundialistas. Aunque las exportaciones crecieron, el resto de indicadores se contrajeron, incluído el PIB, un -0,05% en 2010. En aquella época, España estaba en medio de la tormenta desatada por la crisis financiera de 2008, algo que "difuminó" los efectos mundialistas, opina Mello. Otro factor que considera la investigación es el papel de "favorito" de España en 2010: "España venía de ganar la Eurocopa, estos factores también pueden haber influído en que se aminorara el ritmo de crecimiento".

El factor Qatar

Las altas temperaturas que vive la península arábiga en verano hicieron mover el mundial a la temporada invernal. Sin embargo, los cataríes, que han desembolsado 200.000 millones de euros para organizar el mundial según la consultora estadounidense Front Office Sports, no han podido mover la temporada de navidad del calendario. Desde el mundo de la publicidad se plantean este hecho como un “verdadero reto”, como afirmó Teresa de Ledesma, directora asociada de Marketing de Kantar, a este diario.

El autor cree que el hecho de que el ganador del Mundial de 2022 lo vaya a conocer durante el invierno es otro factor que trae "incertidumbre" a los resultados económicos. En la investigación de Mallo se hace hincapié en que los resultados están condicionados por la visibilidad, impacto y atracción que consiguen los países que se hacen con la estrella, lo que se complica este año ya que solo el 22% de las personas reconocían estar extremadamente o muy interesadas en el torneo, de acuerdo a una investigación realizada por Kantar.

Este tipo de estudios, sobre los efectos de las competiciones deportivas en los datos macroeconómicos, levantan suspicacias entre los economistas. Antonio Pedraza, del Consejo General de Economistas, apunta a que, de producirse incrementos significativos, serían momentaneos. "Un flash", asegura. Juan Carlos Cubeiro, especializado en deportes, opina que la relación entre el éxito deportivo y el crecimiento macroeconómico es "espúreo" y recuerda que "causalidad no implica correlación". Sin embargo, haya o no crecimiento, Cubeiro sabe cuál es el bien mayor: "Dicho esto, lo importante es que ganemos el Mundial".

Sobre la firma

Pepe García

Redactor de la sección de Economía de Cinco Días. Estudió Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y cursó el Máster de periodismo UAM - EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

_
_