Diversificar el ahorro, el nuevo ‘must’para la jubilación

Los inversores complementan la hucha privada con fondos, planes de ahorro sistemáticos y seguros de vida

Diversificar el ahorro, el nuevo ‘must’para la jubilación

Se acerca el fin de año y las últimas opciones para podar la factura con Hacienda y ahorrar para la jubilación. Los planes de pensiones privados siguen siendo una de las pocas opciones que cumplen ambos propósitos. Aunque los límites a las aportaciones han hecho que se combinen fondos de inversión y seguros de ahorro y vida para aumentar el ahorro previsión. “A pesar de haber sufrido reducciones en los últimos años, los planes de pensiones individuales son un producto que tiene ventajas fiscales y su bonificación sigue siendo muy interesante”, comenta Paula Satrústegui, socia de asesoramiento patrimonial en Abante.

Por fiscalidad, pese a los recortes en las aportaciones máximas (1.500 euros en planes individuales y 8.500 euros en los colectivos), continúan siendo uno de los elementos más atractivos para rebajar la tributación. Pues se pueden desgravar en el impuesto sobre la renta, reduciendo la base imponible. De esta manera, del dinero invertido cada año en nuestro plan, Hacienda devolverá una parte.

Como ilustración para la aportación máxima de 1.500 euros: con un tipo marginal de la renta del 19%, Hacienda va a devolver 285 euros. Si el tipo fuera del 47%, la devolución ascendería a 705 euros. Lo que refleja que es más interesante para ingresos más elevados. Además, las aportaciones se pueden deducir al año siguiente.

El atractivo fiscal de los planes de pensiones individuales es el mejor reclamo de este vehículo de ahorro para el retiro

“Un elevado porcentaje de población realiza aportaciones anuales inferiores a 1.500 euros, por lo que van a seguir constituyendo un instrumento de ahorro apropiado”, señala José Carlos Vizárraga, director de Ibercaja Pensión.

Para Eva Valero, directora del Observatorio Caser, “al tener la liquidez limitada, ayuda a mantener el objetivo de ahorro jubilación”. “Evita el riesgo de destinar ese ahorro a necesidades más inmediatas”, remarca Vizárraga.

Ante la probable reducción de la tasa de reemplazo de las pensiones, contar con este ahorro individual es más necesario que nunca, creen en VidaCaixa

Raúl Casado, director general de Avanza Previsión, resalta entre sus bondades la amplitud de ofertas que permite atender a diferentes perfiles de inversión, desde el más conservador hasta el menos moderado, así como la existencia de órganos de control que promuevan la buena gobernanza.

Estadística en mano, solo suponen el 4,9% del ahorro de las familias españolas, según los últimos datos publicados por Inverco a cierre del primer trimestre de 2022. Y se observa que han perdido el 0,1% de cuota respecto al año anterior. El pico máximo se alcanzó a finales de 2021, cuando el volumen total de activos ascendía hasta los 127.000 millones de euros.

El 50% del patrimonio no consigue batir el IPC de los últimos diez años. La rentabilidad media es del 2,8%, según Mercer

La caída del patrimonio en fondos de pensiones individuales recoge el impacto del menor volumen de aportaciones, fruto de los nuevos límites máximos de aportación en 2020 y 2021, recuerdan los expertos de Esade y Mercer. “Es cierto que la reducción en la aportación máxima anual está desincentivando el ahorro individual”, comparte Enrique Rodríguez Balsón, responsable de planes de pensiones de ING.

“Lo razonable hubiera sido esperar al traslado de los incentivos fiscales hasta que los nuevos planes de pensiones de empleo hubieran estado disponibles”, critica José Luis Manrique, director de estudios de Observatorio Inverco.

“Ante la previsible reducción de la tasa de reemplazo de las pensiones, contar con este ahorro individual es más necesario que nunca”, insisten los especialistas de VidaCaixa.

Las entidades, al contar con menos aportaciones, se han lanzado a campañas de captación de dinero en manos de la competencia, aprovechando que el traspaso no tiene coste fiscal. Un mercado muy concentrado, pues el 80% del patrimonio está en el 16% de los mayores planes.

Propuestas

CaixaBank, Mapfre y Generali, entre otros, recomiendan los planes de pensiones con fecha objetivo o también denominados de ciclo de vida. Estos vehículos proponen una ruta de inversión que evoluciona a lo largo del tiempo y proporciona al ahorrador una distribución óptima de activos en función del tiempo disponible hasta alcanzar la edad de jubilación.

“En un entorno de tipos elevados y de tantas incertidumbres, los planes de pensiones garantizados (PPA) o los productos con tipo mínimo garantizado son una opción más interesante y segura que los planes y fondos tradicionales”, afirma Fernando Ariza, director adjunto de Mutualidad de la Abogacía.

Al ser vehículos a largo plazo deberían batir a la inflación, pero la rentabilidad promedia del ahorro colectivo de España se sitúa en los últimos 10 años en el 2,8%, según Mercer. Es decir, el 50% del patrimonio no consigue superar el IPC.

La volatilidad también ha hecho que se vuelvan a comercializar vehículos que habían perdido atractivo como los garantizados. Mapfre, Ibercaja y Generali han lanzado recientemente ofertas de estas características.

“Las limitaciones legales a las aportaciones a estos planes hacen necesario diversificar para conseguir el ahorro suficiente que garantice el nivel de vida tras la jubilación”, resaltan en Mapfre. Así, además de una cesta de hasta ocho carteras de planes de pensiones, la aseguradora ofrece planes de previsión asegurado y planes individuales de ahorro sistemático.

“Es posible complementar el ahorro en planes de pensiones individuales a través de otros productos como los fondos de inversión o los seguros de vida y ahorro. Nuestra recomendación es hacer una gestión del patrimonio de manera global”, concluye Vizárraga.

Productos novedosos

My Box Jubilación. VidaCaixa propone la combinación de varios productos (pensiones, previsión social, unit linked y seguro de vida) para proteger al cliente ante los imprevistos. Permite al ahorrador establecer un capital objetivo para la jubilación y un plan de ahorro mensual para alcanzarlo. Además, ofrece protección en caso de muerte o invalidez.

Generali Evolución. Ofrece un objetivo diario de protección del 80% al 85% de todas las aportaciones y permite acceder a diferentes carteras de inversión, compuestas por una equilibrada selección de activos de renta fija, variable en distintos mercados.

Rentabilidad objetivo. ING y Kutxa han lanzado vehículos que ofrecen al cliente una estimación de lo que podría obtener si no hay accidentes financieros graves.

Las pensiones de empleo de promoción pública, positivas

Para Inverco, Generali, Avanza Previsión, Caser, ING y VidaCaixa es una buena noticia la nueva iniciativa pública que busca impulsar el segundo pilar, el promovido por las empresas, permitiendo el acceso a colectivos que antes no lo tenían como los autónomos. Pero insisten también en que no debe constituirse en detrimento del ahorro individual de los ciudadanos.

Aunque se han incorporado algunas de las propuestas del sector, como las deducciones en la cuota íntegra del impuesto sobre sociedades, la reducción limitada de las cuotas empresariales a la Seguridad Social o la posibilidad de adscripción de los planes de empleo simplificados en el plan de empleo de promoción pública o en fondos de pensiones de empleo de promoción privada.

En Avanza Previsión son escépticos sobre su éxito si no se complementa con medidas de adhesión automática o semiautomática. Para la Mutualidad de la Abogacía, “el ciudadano debe entender que esta previsión empresarial es también una retribución salarial, aunque diferida”.

Desde Inverco recuerdan que “los incentivos que propone ya existían en 2006, incluso mayores, sin que supusieran en su momento un gran desarrollo del sistema de empleo”. En la misma línea, en Caser “echan en falta que se otorguen los suficientes incentivos fiscales tanto a empresas como a trabajadores para hacer más atractivo el proyecto, como sucede en otros países del entorno”.

En cuanto a Mapfre, esperan que “actúe como un gran altavoz para que el tejido empresarial, independientemente de su tamaño, conozca cada una de las ventajas de las huchas colectivas disponibles”.

Para ING, “poner a disposición de los ciudadanos más productos con los que poder planificar financieramente la jubilación va a remar a favor de incentivar el ahorro privado, su previsión y disciplina”.

También es positivo Rafael Villanueva, consultor sénior del área de retirement de WTW España, quien cree que “seguramente a corto plazo el nivel de financiación de estos productos no sea el esperado, pero lo importante es empezar, y a medio-largo plazo se espera que las aportaciones sean un aspecto que vaya adquiriendo más valor para los empleados en la retribución total”.

Los nuevos límites alcanzan los 10.000 euros anuales para aportaciones conjuntas de la empresa y el trabajador y los 5.750 euros al año en el caso de autónomos a través de planes de pensiones de empleo simplificados. Además, los seguros colectivos complementarios hacia la jubilación tienen límite de 100.000 euros anuales aportados desde la empresa, sin obligación de pago fiscal hasta el cobro por parte del empleado.

Normas
Entra en El País para participar