El D-Hub obtiene la mitad de los avales que pretendía y recibirá menos dinero del Perte

Andbank, CaixaBank, Avalis, Abanca y Banco Sabadell le han dado avales por 48 millones

Obtendrá 65 millones del Perte, en vez de los 107,8 millones que se le habían asignado inicialmente

El consejero delegado de QEV Technologies, Joan Orús.
El consejero delegado de QEV Technologies, Joan Orús.

El D-Hub, la unión de empresas liderada por QEV Technologies y BTech, se ha quedado a mitad de camino en su búsqueda de avales. Finalmente, el hub de electromovilidad que pretende reindustrializar la antigua Nissan Barcelona, ha obtenido avales por 48 millones de euros, mucho menos de los aproximadamente 90 millones que necesitaba para hacerse con el 100% de las ayudas que se le habían asignado en el Perte del coche eléctrico, unos 107,8 millones.

“Estos avales garantizan el desarrollo y la puesta en marcha de los proyectos tractores del hub, centrados en la producción de vehículos eléctricos”, ha señalado el D-Hub, que finalmente se quedará con solo 65 millones del Perte.

Esta reducción de las ayudas se debe a que las compañías receptoras de fondos del Perte debían de presentar (con el lunes 28 de noviembre como fecha límite) avales por el 90% del dinero percibido. En un principio, el D-Hub presentó un aval de 40 millones del Intitut Català de Finances (ICF), pero el Ejecutivo lo rechazó por no ser una entidad dada de alta en el Banco de España.

Ahora, con los avales de Andbank, CaixaBank, Avalis, Abanca y Banco Sabadell, esta unión de empresas podrá seguir adelante con su proyecto, aunque este tendrá que ser necesariamente más pequeño. El pasado mes de marzo, Joan Orús, consejero delegado de QEV, había afirmado que el D-Hub invertiría 800 millones. Después esa cifra se redujo a menos de la mitad, unos 300 millones y, ahora, tras el recorte de los fondos del Perte habrá que ver en cuánto queda la cifra final de inversión.

“Estos avales son una nueva muestra del rol estratégico y el gran potencial que tiene el plan de reindustralización del hub, y estamos muy agradecidos por toda la confianza y el apoyo recibidos. Hablo en nombre de todas las pymes que formamos parte del hub y no podemos estar más satisfechos con los avales conseguidos y con la concesión otorgada”, ha dicho Orús este martes en un comunicado.

El D-Hub, que llegará a las instalaciones de Nissan de la mano de su socio logístico Goodman, pretende lanzar una nueva marca de furgonetas eléctricas, Zeroid (la hará QEV), y revivir a la mítica marca española Ebro (de esto se encargará BTech). A su vez, compartirá espacio en la planta que abandonó la automovilística nipona con Silence, que ya lleva desde verano haciendo uso de su espacio, y el centro técnico de Nissan, que emplea a 287 personas. Por su parte, Goodman usará parte del terreno para actividades logísticas y el resto se lo alquilará al D-Hub.

Normas
Entra en El País para participar