Javier Díaz-Laviada (Aneval): “La escasez de coches de alquiler puede repetirse el próximo verano”

La asociación que representa a las principales firmas del ‘rent a car’ avisa de que sufren un gran incremento de costes y que se trasladará a precios

Aseguran que pueden aumentar su flota de vehículos eléctricos, pero son necesarios más puntos de recarga

Javier Díaz-Laviada, presidente de Aneval.
Javier Díaz-Laviada, presidente de Aneval.

El sector del alquiler de coches o rent a car fue uno de los que más sintió el impacto de la pandemia dentro del mundo del automóvil. Muestra de ello es que su facturación se redujo en 2020 en España un 73,3%, hasta los 480 millones. Hoy, su cifra de negocio, si bien ha mejorado con un verano en el que la demanda se ha recuperado, aún no alcanza los números prepandemia y se prevé que finalice 2022 en torno a los 1.600 millones, unos 200 millones menos que 2019. Aneval, asociación que representa a cinco grandes compañías del sector del rent a car (Hertz, Avis, Europcar, Enterprise y Sixt), ha nombrado recientemente como su nuevo presidente a Javier Díaz-Laviada, director general de Hertz España, quien ha recibido a CincoDías para hablar de los retos a los que se enfrenta el sector.

Si bien las matriculaciones del rent a car han comenzado a repuntar, es el canal que más ha sufrido la crisis de chips, ya que los fabricantes dan prioridad al canal particular y de empresa. ¿Cómo prevé finalizar 2022?

Acabaremos en torno a un 70% sobre el volumen de matriculaciones de 2019. De todas formas, el volumen de matriculaciones es solamente uno de los elementos que indica cuál es nuestra actividad y cuál es la flota disponible, porque este año, ante la falta de vehículos por la crisis de chips, hemos tenido que hacer un montón de cosas distintas. Por ejemplo, hemos dejado de vender coches para así contar con flota adicional. Hemos renegociado nuestros contratos de reventa a los fabricantes y los hemos extendido. Además, hemos buscado fuentes de suministro alternativas, incluso fuera de España, buscando todas las oportunidades que había para adquirir coches. Por todo ello, las matriculaciones en sí mismas no dan un dato real de cuál ha sido la disponibilidad y la actividad del sector.

Feneval (asociación que representa al conjunto del sector e incluye a Aneval) pidió en marzo a los clientes que reservaran sus coches con mucha antelación. ¿Tuvieron escasez de vehículos? ¿Pasará lo mismo el próximo verano?

Sí, hubo escasez porque hubo menos coches de los que teníamos antes de la pandemia y la demanda fue prácticamente la misma. Sin embargo, pudimos atender todas nuestras reservas con la flota que teníamos. Para la temporada que viene pensamos que puede seguir algo de la escasez que sufrimos en verano. La gran pregunta, yo creo, es si la demanda va a seguir en los mismos niveles o incluso más, o va haber alguna reducción como consecuencia de la situación económica.

¿Han empezado a notar una ralentización de la demanda por la inflación?

Hay que esperar hasta el siguiente gran periodo estival. De momento, no hemos notado una bajada en la demanda. Nuestros precios son absolutamente dinámicos y transparentes, con lo cual la variación que surge va más motivada por el dinamismo y la transparencia que hay en el mercado que por el incremento de los costes, pero, sin duda, estamos teniendo un importante incremento de los gastos, empezando por la flota, y eso se trasladará a los precios.

¿Se han sentido discriminados por las automovilísticas al priorizar la venta de coches a particulares y empresas?

Lógicamente cada empresa juega con sus intereses de la mejor manera que estima, y es cierto que hemos tenido menos acceso frente a otros segmentos por parte de los fabricantes, pero también es cierto que con ellos tenemos una relación de mucho tiempo y siempre nos hemos entendido bien. Sí que es verdad que reclamamos un poco más de visibilidad en cuanto a sus planes de producción y disponibilidad de vehículos.

Ustedes llevan muchos años solicitando un IVA reducido. ¿Cuáles son sus argumentos para hacer esta petición?

El servicio del transporte tiene un IVA reducido del 10%, al igual que el turismo, y sin embargo nosotros tenemos un IVA del 21%. Una reducción ayudaría a hacer más atractivo desde el punto de vista del usuario el alquiler del vehículo frente a la propiedad, porque tendría un precio de salida más bajo al estar con menos impuestos.

¿Cuál es el peso del coche eléctrico en la flota del rent a car?

El peso de los vehículos ecológicos, incluyendo a híbridos, híbridos enchufables y eléctricos puros, es del 30%. Solo los eléctricos suponen en torno al 5%.

¿Los clientes no quieren el coche eléctrico?

No, por varios motivos. Lo primero es que el vehículo eléctrico es un coche que genera muchas reticencias cuando no se conoce. Por otro lado, nuestro país, encima, está a la cola de Europa en la infraestructura de recarga. Es un elemento fundamental para, precisamente, vencer esas reticencias, y tenemos una oportunidad histórica con el dinero del Perte del coche eléctrico. Nuestras compañías son todas multinacionales, compramos cientos de miles de vehículos puramente eléctricos en todo el mundo. Esos coches se destinan a unos países u otros en función de la demanda y de la infraestructura que haya. En el norte de Europa, en Holanda, en Alemania, tenemos una cantidad muchísimo más grande de vehículos eléctricos que los que tenemos en España. No tendríamos ningún problema en aumentar este porcentaje de vehículos eléctricos siempre que haya una infraestructura que ayude a vencer esa reticencia del consumidor.

Ustedes se han quejado de la legislación balear, que pide un porcentaje mínimo de coches eléctricos a los rent a car. ¿Por qué no les gusta esa ley?

El problema en Baleares es la saturación que puede llegar a haber en algunos momentos en verano. El crecimiento de los últimos años ha sido exponencial, no se ha preparado para acoger a tanta gente, y lógicamente se producen atascos y aglomeraciones. Algunas Administraciones han visto en el alquiler de vehículos parte del problema cuando en el fondo es al revés, es la solución, puesto que todo lo que sea compartir vehículos frente a la propiedad del coche va a ayudar a aliviar esta congestión. Además, en nuestro caso en concreto tenemos vehículos que no solamente se renuevan cada año, sino que encima son los más sostenibles y los menos contaminantes.

La Comunidad Valenciana también quiere imponer un porcentaje mínimo de coches eléctricos y gravar las emisiones de los coches.

Así es. Por eso, el rent a car ha pedido la realización de un estudio técnico y medioambiental sobre la movilidad en esa comunidad antes de la aprobación definitiva de la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica en las Cortes Valencianas, que ya está en la recta final de su aprobación. El objetivo es buscar la mayor eficiencia y un justo balance entre los porcentajes obligatorios de vehículos eléctricos que establece el proyecto y la infraestructura real existente para atender las demandas del vehículo eléctrico.

Normas
Entra en El País para participar