Renault sube un 3,8% por la posible salida a Bolsa de su negocio de coches eléctricos

El fabricante francés anunciará este martes sus planes para la división de la compañía y el futuro de la alianza con Nissan

Una persona carga un coche eléctrico de Renault.
Una persona carga un coche eléctrico de Renault. Reuters

El fabricante de vehículos francés Renault celebrará este martes su 'capital market day', en el que el mercado espera que la compañía anuncie la separación de su negocio de coches de combustión del de los eléctricos. Esto sería el paso previo a una salida a Bolsa de la división de eléctricos que, según expertos citados por Bloomberg, podría valer unos 10.000 millones de euros, más de lo que vale a día de hoy todo el grupo Renault (en torno a los 9.300 millones).

Por ello, en la apertura de la sesión del lunes, el mercado se ha lanzado a comprar títulos de Renault, llegándose a disparar hasta un 5% su valor, dejando la acción por encima de los 32 euros. Más tarde, la subida se ha ido aminorando y ha cerrado con un avance del 3,77%.

Para dividir su negocio, Renault necesita del visto bueno de Nissan, su principal socio en la alianza, de la que también participa Mitsubishi. Por esa razón, Luca de Meo, CEO de la automovilística francesa, viajó a principios de octubre a Japón para negociar cara a cara con los directivos de Nissan.

El plan de Renault, según había adelantado Le Monde, es vender parte de su negocio de vehículos de combustión al fabricante de coches chinos Geely (se quedaría con un 40%) y a la petrolera saudí Aramco (compraría un 20%). Nissan es reticente a dar gran parte del negocio de combustión a Geely por los problemas de propiedad intelectual en torno a la tecnología de los vehículos, ya que Nissan ha intercambiado conocimientos con Renault durante muchos años. Según Bloomberg, Renault estaría negociando con Geely la venta del 50% de su negocio de combustión, el cual se llamará Horse.

A cambio de ceder en este aspecto, se espera que Reanult reduzca su participación en Nissan hasta el 15%, lo que equilibraría las fuerzas con su socio. Actualmente, ese es el porcentaje de títulos que Nissan posee de Reanult, cuando este último tiene un 43% de las acciones de la nipona. Esto ha sido un punto de fricción entre ambas compañías, sobre todo después del escándalo con el anterior máximo directivo de la Alianza Renault-Nissan, Carlos Ghosn, que fue acusado de desviar fondos de Nissan para su enriquecimiento personal y se encuentra fugado de la justicia.

En cuanto a la división de vehículos eléctricos, se llamará Ampere, y se espera que Nissan compre una participación de la misma que podría rondar el 15%, por un valor que oscilará entre los 500 y 750 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar