La justicia francesa cree que Ghosn recibió más de 30 millones de dólares en comisiones

El exdirectivo habría cobrado el dinero de una gran distribuidora de coches de Oriente Medio

El exdirectivo de Nissan y Renault, Carlos Ghosn.
El exdirectivo de Nissan y Renault, Carlos Ghosn. AP

La justicia francesa sospecha que el antiguo consejero delegado de Nissan y Renault Carlos Ghosn pudo haber recibido más de 30 millones de dólares en comisiones irregulares de una gran empresa de distribución de vehículos en Oriente Medio, Suhail Bahwan Automobiles (SBA), según información del diario económico Les Echos. El periódico francés reveló este lunes detalles de las investigaciones de los jueces instructores del Tribunal de Nanterre, que han lanzado una orden internacional de detención contra Ghosn, refugiado en Líbano desde su rocambolesca fuga a finales de 2019 de Japón, donde estaba pendiente de juicio.

Los magistrados franceses han centrado su trabajo en este sumario en las llamadas “primas de eficiencia” pagadas a SBA por Nissan y Renault. Creen que buena parte del dinero después sirvió para alimentar un amplio sistema de desvío de fondos en favor del antiguo máximo ejecutivo de los dos fabricantes automovilísticos y de personas de su entorno.

Los investigadores han comprobado que Nissan pagó 32 millones de dólares entre 2009 y 2018 a SBA y Renault, otros 12,5 millones a través de partidas presupuestarias reservadas por ambas compañías al consejero delegado, normalmente para gastos excepcionales.

La acusación sospecha que buena parte de ese dinero no iba destinado a la compañía distribuidora de vehículos en Omán, sino que era un mecanismo de tránsito para ocultar el destino final, el propio Ghosn y su entorno. En primer lugar, el responsable de la distribuidora Suhail Bahwan, entregó 25 millones de euros en 2009 a Rita Ghosn, la que entonces era su esposa, en forma de un préstamo que no se reembolsó. Además, durante varios años SBA le estuvo pagando como “consultor en el mercado automovilístico”.

El diario económico francés afirma que reconoció haber recibido 7,5 millones de dólares en una cuenta en el banco Saradar en Líbano por esas misiones, de las que no informó a los consejos de administración de Renault y de Nissan. Otro supuesto circuito para el desvío de los fondos era una sociedad propiedad de la hermana de Ghosn llamada Brasilensis, que oficialmente se encargaba de la compra de inmuebles en París para Suhail Bahwan.

Normas
Entra en El País para participar