Tecnología

Google cierra su división de ordenadores portátiles tras el escaso éxito de sus Pixelbooks

Cancela la próxima versión de su portátil, previsto para 2023

Los miembros del equipo han sido trasladados a otras unidades

Un PixelBook de Google.
Un PixelBook de Google.

Google dice adiós a sus Pixelbooks, sus ordenadores portátiles. El gigante tecnológico ha cancelado el desarrollo de la próxima versión de su portátil y ha disuelto el equipo responsable de construirlo, según avanzó este martes The Verge, citando una persona conocedora del asunto. El dispositivo estaba muy avanzado y se esperaba que debutara en 2023, pero el proyecto ha sido discontinuado como parte de las recientes medidas adoptadas por la compañía para reducir costes. Los miembros del equipo de esta división han sido trasladados a otros departamentos de la compañía.

La medida se produce pese a que los Chromebooks (los portátiles que funcionan con el sistema operativo de Google ChomeOS) dispararon sus ventas durante la pandemia, pero en el segundo trimestre de este año sufrieron un duro traspié. La venta de Chromebooks cayeron un 51,4% interanual hasta los 6 millones de unidades.

La decisión ha sorprendido en parte al mercado porque el jefe del negocio de hardware de Google, Rick Osterloh, había dicho hace unos meses que planeaban lanzar nuevos PixelBooks en el futuro, pero lo cierto es que estos equipos de Google no cosecharon nunca un gran éxito, y es que aunque eran buenos equipos su precio era alto frente a otros Chromebooks similares de otros fabricantes.

Según The Verge, Google no había enviado un nuevo portátil propio en casi tres años, pese a que el Pixelbook Go sigue a la venta en tienda de la compañía. Como señaló la citada publicación, el Pixelbook fue el intento de Google de combatir el iPad y el MacBook Air en un solo producto. Tenía el asistente de Google incorporado, podía conectarse a un teléfono Pixel y usar sus datos, y podía ejecutar aplicaciones de Android.

La noticia, no obstante, no tendrá un gran impacto en el mercado global de los Chromebook, ya que Google lanzó su Chrome OS abierto a otros fabricantes a finales de 2010, lo que permitió a otras empresas lanzar sus propios Chromebooks. Así, por ejemplo, en el segundo trimestre de 2022, el top 5 de fabricantes de Chromebooks lo ocupaban Dell, Acer, Lenovo, HP y Samsung.

Google, al igual que lanzó sus smartphones Pixel para demostrar la potencia de Android y animar a otros fabricantes a desarrollar móviles con esta plataforma, según ha defendido siempre, estrenó su primer Chromebook Pixel en 2013 y su primer PixelBook en 2017 para demostrar lo que podía hacer Chrome OS en el mundo de los portátiles. Al igual que Microsoft, el gigante de internet nunca apostó por crear un entorno cerrado como Apple, controlando controlar el hardware y el software.

Laura Breen, portavoz de Google, aseguró este martes tras saltar la noticia que “no comparten planes de productos futuros ni información sobre el personal; sin embargo, estamos comprometidos con la construcción y el apoyo de una cartera de productos de Google que son innovadores y útiles para nuestros usuarios”, dijo. También añadió que "en lo que respecta a nuestro personal, en los momentos en que cambiamos las prioridades, trabajamos en la transacción de los miembros del equipo a través de los dispositivos y servicios".

Aludía así a las declaraciones reciente de Sundar Pichai, CEO de Google, que tras la presentación de los últimos resultados ya anunció su intención de ralentizar y pausar ciertos proyectos y desplegar más recursos en áreas de mayor prioridad.

Breen no aclaró si más adelante la compañía podría volver a lanzar Chromebooks, o su salida de este negocio es definitiva. De hecho, el pasado mayo anunció su vuelta al negocio de las tabletas, con la Pixel Tablet, después de que la compañía decidiera abandonar este producto hacer tres años tras sus escasas ventas. Solo vendieron 500.000 unidades, según IDC.

La multinacional continuará fabricando dispositivos hardware, entre ellos smartphones, relojes inteligentes (el primero se llamará Pixel Watch y saldrá a la calle en unas semanas), auriculares y tabletas con Android, que estarán listas para su comercialización en 2023.

Normas
Entra en El País para participar