El valor de las botellas robadas en Atrio centra la declaración de los gerentes del restaurante

Toño Pérez y José Polo, así como el recepcionista que trabajó la noche de los hechos, no han sido capaces de reconocer a los supuestos autores

Los gerentes del restaurante Atrio, en Cáceres, José Polo (i) y Toño Pérez (d), a su entrada a los juzgados.
Los gerentes del restaurante Atrio, en Cáceres, José Polo (i) y Toño Pérez (d), a su entrada a los juzgados. EFE

Conocer el valor exacto de las 45 botellas sustraídas en Atrio ha centrado la declaración este miércoles como testigos de los gerentes y un trabajador de este hotel-restaurante de Cáceres, quienes, según la defensa, no han sido capaces de reconocer a los autores del robo que sufrieron en octubre de 2021.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Cáceres ha tomado declaración, a petición de la defensa, a Toño Pérez y José Polo, gerentes del restaurante, además de al recepcionista que trabajó también aquella noche, que no han querido posteriormente atender a los medios de comunicación.

Las testificaciones han durado cada una poco menos de una hora, y con ellas se han aportado más detalles de los hechos en los que desaparecieron 45 botellas, tasadas en más de 1,6 millones de euros, y de las que solo una de ellas costaba más de 300.000 euros.

La letrada de los detenidos ha interrogado a los testigos sobre algunas dudas acerca del valor de lo sustraído, para lo cual, ha dicho, pedirá, si lo considera oportuno, una peritación con el fin de saber a qué cantidad se tendrían que enfrentar sus defendidos en una posible responsabilidad civil.

"Nos han dicho que incluso ahora podría tener un valor superior debido a la historia que está teniendo", ha expresado Sylvia Córdoba, para quien los testigos han sido "muy amables" y han dado todos los detalles que han podido.

Hay botellas que son muy difíciles de valorar, pues "es el mercado, lo que uno esté dispuesto a pagar por ellas, lo que podría determinar su valor", ha señalado Córdoba a la vez que, a preguntas de los medios, ha desvelado que la indemnización de la aseguradora, que también ha estado personada en las declaraciones, ha sido "inferior" a la cantidad cercana a los 1,6 millones.

Asimismo, ha destacado que nadie ha reconocido a los presuntos autores, y ha añadido que descarta pedir una rueda de reconocimiento, pues "ha habido mucha exposición en prensa y la diligencia estaría viciada".

Los acusados del robo, un hombre y una mujer, se enfrentan a hasta cinco años de cárcel por robo con agravante, un delito que prevé condenas más altas cuando los hechos revisten "especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos", según la ley, o cuando "se sustraen cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico".

Ambos se encuentran en prisión provisional tras ser arrestados en Croacia y declarar ante la juez hace unos días, cuando no asumieron ninguna responsabilidad en los hechos. Están a la espera de la resolución de libertad, pedida por su abogada, ante la Audiencia Provincial.

Aún faltan por declarar otros ocho trabajadores a partir de este jueves, a requerimiento de la defensa, para aclarar dudas y detalles y si estos son capaces de reconocer a los autores del robo.

 

Normas
Entra en El País para participar