Multiscan Technologies, máquinas que clasifican y seleccionan el mejor alimento

La empresa comenzó con aparatos para elegir las aceitunas de mesa de mayor calidad

Cuenta con tecnologías de visión y rayos X para resolver retos en seguridad alimentaria y control de calidad

Máquinas que emplea la empresa Multiscan Technologies para el control de productos agroalimentarios como la nuez o el tomate.
Máquinas que emplea la empresa Multiscan Technologies para el control de productos agroalimentarios como la nuez o el tomate.

Detenerse en una aceituna y separar las verdes de las moradas. Las empresas dedicadas a este fruto requerían tiempo para este proceso y mucho personal disponible en las campañas. Lo percibieron Simón Van Olmen, Álvaro Soler y Juan Ramón Rufino, tres ingenieros de la Universitat Politècnica de València del campus de Alcoy. Y lo agilizaron con Multiscan Technologies: una solución de selección de aceituna de mesa por color, que manejaba 1.000 kilos por hora.

Comenzaron desde casa y con pocos recursos y actualmente facturan 14 millones de euros. Creada en 1999 en la localidad de Cocentaina (Alicante), se dedica a generar tecnologías para la industria agroalimentaria. Elvira Moreno, responsable de ingeniería y desarrollo, explica que todo comenzó como una idea para resolver una dificultad y acabó unificada con la producción.

Hay clientes que quieren ver el grado de madurez y otros que quieren que en el lineal quede bien y que haya mucho volumen

Elvira Moreno, responsable de ingeniería y desarrollo

Además, se han expandido a otros productos como el tomate y el tomate cherry, la cereza, la nuez de macadamia, la nuez pecán y el pistacho. “Tenemos cuatro unidades de negocio: fruta fresca, industria, frutos secos y aceituna”, resume.

Para ello, emplean las tecnologías de visión y rayos X combinadas con la finalidad de resolver retos en seguridad alimentaria y control de calidad en una única máquina. “Hacemos análisis de forma y hemos desarrollado un software donde integramos nuevas librerías que nos permiten hacer métodos analíticos cada vez más eficientes para la detección de los efectos asociados al podrido o a las plagas”, describe. En definitiva, ofrecen un resultado más exhaustivo.

Proyectos

Una de sus últimas apuestas ha sido el proyecto Omni (Visum), que se creó en un año y ofrece la información para un etiquetado preciso e individualizado en carnes y procesados. En el proceso se emplean la tecnología de rayos X, inspección en el rango visible, inspección hiperespectral –la obtención de información a lo largo de todo el espectro electromagnético– y termografía. “Con esto se evalúa la procedencia, se puede extraer si un jamón es blanco o es de jabugo”, prosigue la portavoz de la compañía.

Clientes

Inspección de un producto cárnico.
Inspección de un producto cárnico.

Grupo Bimbo. Multiscan tiene un mercado enfocado en nichos y, a su vez, diversificado. Uno de sus clientes es la multinacional mexicana Grupo Bimbo, presente en 33 países.

Campofrío y Casa Tarradellas. Otro de sus clientes es la multinacional de alimentación, filial de la mexicana Sigma Foods (con sede en Alcobendas, pero de origen burgalés), Campofrío. Y la catalana con sede en Barcelona Casa Tarradellas.

Con esa meta, se utiliza un dispositivo único que permite la trazabilidad de origen animal, la detección de cuerpos extraños, medir el contenido de sal y el porcentaje y distribución de grasa. En el desarrollo ha contribuido el CDTI, con una ayuda parcialmente reembolsable, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), a través del Programa Operativo Plurirregional de España de 2014-2020.

El CDTI colaboró, entre otros planes, a la financiación del desarrollo y a la validación de técnicas de visión artificial para la clasificación de café llamado Coffescan. Se trata de un sistema especialmente diseñado para la selección e inspección de café cereza. “Con la máquina de rayos X, intentamos la caracterización del café, vamos a la cereza que se abre y se seca”, destaca, “después lo clasificamos por grado de madurez asociado al color”.

Gracias a este proceso, ofrecen un incremento en la calidad de la taza de café, alta eficiencia en la selección por color y calidad interna, alta capacidad de procesado o clasificación en hasta tres salidas para necesidades de selección especiales. En un sentido más práctico, aseguran que evita retrabajos y optimiza los procesos, y ofrece un ahorro de mano de obra y del espacio requerido. Con ello, descubren si los granos son inmaduros, sobremaduros, vanos –un grano muy pequeño, rugoso y de baja densidad– o si están afectados por la plaga broca.

Consumidor

Instalaciones del taller de Multiscan Technologies.
Instalaciones del taller de Multiscan Technologies.

El comprador que entra a un local se maneja entre multitud de opciones y, al final, lo que le hace decantarse es el color, el tamaño y la forma; de ahí extrae su condición. A la pregunta de si en la compañía se ha percibido un cambio en el consumo, responden que hay dos tipos de usuarios: los que quieren el producto atractivo y a mejor precio y los que buscan la calidad. Por ejemplo, en el caso del aguacate, han creado una solución en la que ven defectos externos. “Hay clientes que quieren ver el grado de madurez y otros que quieren que en el lineal quede bien y que haya mucho volumen, no buscan una selección tan profunda”.

El cliente emplea estas máquinas para optimizar el proceso lo máximo posible y que sus costes sean los mínimos con la obtención del mayor volumen. “Otros buscan, por ejemplo, certificar que su producto tenga cierto índice de madurez”. A lo largo de todos estos años, el mayor reto ha sido el cambio de los procesos en el sector. Moreno reconoce que no es fácil: “Tienes que cambiar las instalaciones, tienes que hacer mucha inversión en una modificación que no sabes hasta que no lo pruebas si te va a funcionar”. No obstante, han tenido buenos resultados dentro y fuera del país: la empresa se desarrolla mayoritariamente en España –donde sus ventas suponen el 50% del total y están 76 de sus 86 trabajadores– y el resto se reparte entre Estados Unidos y Chile.

Las relaciones internacionales son imprescindibles para ellos: “Exportamos cerca del 70%”, dice Moreno. Sus grandes mercados son países como Australia, México o Canadá y tienen un plan de expansión hacia todo el mundo, a excepción de India y China.

La estrategia y los retos futuros de la compañía

Trabajadores de la empresa en la fábrica de Cocentaina, en Alicante.
Trabajadores de la empresa en la fábrica de Cocentaina, en Alicante.

La estrategia de Multiscan Technologies se articula en torno a cinco pilares: internacionalización, innovación, dinamización sectorial de la I+D+i, colaboración con los organismos públicos de investigación y excelencia en sus ámbitos de actuación. Así, el esfuerzo económico de la compañía en innovación ronda el 20% de su facturación anual, y la ­I+D+i es su principal seña de identidad.

De cara al futuro, la empresa está enfocada en la visión de rayos X, en ser más fuerte en la industria cárnica de procesado, y en expandirse al mercado de Estados Unidos, donde perciben un sector alimentario fuerte y menos automatizado, arguye Elvira Moreno, responsable de ingeniería y desarrollo de Multiscan Technologies.

Ella misma incide en que “en esa ruta se cuide cada detalle”. Tiene importancia el desarrollo, pero también la ayuda técnica y su adaptación en cada línea, un área que se encarga de aspectos específicos como cambiar una válvula. “Las cosechas están vivas y las necesidades también”, apuntala.

Normas
Entra en El País para participar