Escrivá anuncia ayudas de 400 euros mensuales para casi 40.000 refugiados ucranianos

España, tercer país más demandado por los asilados con 45.995 solicitudes entre enero y mayo

La población activa de la eurozona aumentará entre el 0,2% y el 0,8% por la guerra en Kiev

Centro de refugiados habilitado para la acogida de ciudadanos ucranianos en Málaga.
Centro de refugiados habilitado para la acogida de ciudadanos ucranianos en Málaga. GETTY

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha anunciado este lunes una ayuda directa de 400 euros mensuales por familia para los desplazados por la guerra de Ucrania que se encuentran fuera del sistema público de acogida. A este bono se sumarán 100 euros por cada menor a cargo. La suma se canalizará a través de las comunidades autónomas y se otorgará durante los seis meses siguientes a su solicitud. La medida, que aún no tiene fecha de arranque, exigirá a los beneficiarios contar con la protección internacional que se concede a los refugiados. También deberán estar empadronados, contar con número de Seguridad Social y demostrar la ausencia de otros medios económicos para cubrir sus necesidades básicas. Las previsiones del Ministerio de Inclusión es que sean en torno a 40.000 los beneficiarios. Es decir, el 40% de los desplazados que están fuera del sistema estatal que, según las cifras oficiales, en la actualidad acoge a unas 20.000 personas.

España se ha convertido en un oasis para los refugiados. En los primeros cinco meses de 2022 ha recibido 45.995 solicitudes de asilo, sólo por detrás de Alemania y Francia. De enero a mayo la cifra alcanza el 74,1% del total de peticiones que se recibieron el año pasado, según los datos de Eurostat publicados este lunes. El alza coincide con la huída de millones de ucranianos de su país como consecuencia de la guerra. De hecho, un mes después de que estallara el conflicto, un total de 73.850 ciudadanos no pertenecientes a la UE pidieron protección internacional en los Estados miembros del bloque, lo que equivale a un 115% más que en marzo de 2021.

El Banco Central Europeo prevé que la afluencia de refugiados ucranianos aumente la mano de obra de la zona euro entre un 0,2% y un 0,8%, lo que supondría la incorporación de hasta 1,3 millones de personas. Esto aliviaría, al menos en parte, la estrechez del mercado laboral de la región. Aunque la entidad reguladora no precisa el impacto en cada país miembro, por las cifras de flujo migratorio se deduce que España estará entre los beneficiados. En marzo, por ejemplo, cuando los solicitantes de asilo fueron por primera vez mayoritariamente ucranianos, el país captó el 15% de todas las peticiones. Solo le superó Alemania, con el 19%.

El Gobierno ha concedido 124.000 protecciones temporales a desplazados por la guerra en Kiev desde la activación, el pasado 10 de marzo, del procedimiento de urgencia para responder a sus solicitudes de asilo. El balance realizado este lunes por el Ministerio del Interior con motivo del Día Internacional del Refugiado, destaca que de enero a junio se han tramitado cerca de 47.000 expedientes de protección internacional. La cifras distan mucho del número de acogidos que Polonia, Alemania o República Checa, pero son muy próximas a las de Italia y se mantienen por encima de las de Francia.

El 66% de los refuagidos ucranianos que acoge España son mujeres y el 34% son hombres. La mayor parte (36,5%) son menores de 18 años; el 24,2% tiene entre 19 y 35 años y el 32,6% entre 36 y 64. La Comunidad Valenciana, Cataluña, Madrid y Andalucía son los territorios con el mayor número de asilados, según los datos del ministerio. Hay 8.100 ucranianos trabajando; la mayoría están en la hostelería, seguidor por la construcción y el comercio. El perfil de los refugiados hace necesario, según Escrivá, la convalidación de los títulos a fin de que puedan tener más opciones de empleo.

Los obstáculos que viven los refugiados en el ámbito laboral no se limitan a España. El BCE precisa que, de manera generalizada, las barreras del mercado laboral europeo están dificultando la integración de los refugiados, especialmente en el corto plazo. Los desajustes de habilidades, las barreras lingüísticas, la falta de instalaciones para el cuidado de los niños y los problemas con el reconocimiento de sus cualificaciones son los problemas más comunes. No obstante, la entidad regulatoria espera que la protección temporal que la UE está otorgando a los ucranianos ayude a reducir estos desajustes institucionales.

Los refugiados de Europa

Más hombres

Tras la invasión rusa, Ucrania impuso la ley marcial, impidiendo que hombres de entre 18 y 60 años abandonaran el país. En consecuencia, las primeras oleadas de refugiados han consistido en ancianos, niños y mujeres en edad de trabajar. Sin embargo, el Banco Central Europeo prevé que las oleadas futuras también incluyan a hombres capaces de incoporarse al mercado de trabajo europeo.

Rol en el empleo

El BCE calcula una tasa de participación laboral a medio plazo de entre el 25% y el 55% para los refugiados en edad de trabajar. La cifra más baja se basa en el nivel de integración observado en los refugiados anteriores, con un ajuste al alza por la proximidad cultural de Ucrania. El porcentaje más alto refleja estimaciones recientes de la tasa de participación de las mujeres que han emigrado a la eurozona desde un país ajeno a la UE.

Normas
Entra en El País para participar