Inversión

Revolución en el ahorro y el crédito por el alza de tipos

La subida del coste del dinero ya se nota en la oferta bancaria y augura más carga de intereses para hogares y empresas

Su impacto sería manejable aunque, si es necesario endeudarse, el momento actual sigue siendo el más propicio

Hipotecas y depósitos Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La subida de los tipos de interés tiene en alerta máxima a los inversores, pero su onda expansiva va a calar sin remedio en todas las capas de la economía. Los hogares van a pagar más por sus créditos –sin recibir mucho más por sus depósitos–, a las empresas también les costará más obtener financiación y al Estado se le pondrá aún más difícil la ardua tarea de rebajar el elevado endeudamiento heredado de la pandemia y de cuadrar las cuentas públicas. La carga del pago de los intereses se va a incrementar ante la nueva etapa de encarecimiento del precio del dinero que prepara el BCE en la zona euro. De hecho, la presión ya ha comenzado mucho antes de que llegue una subida de tipos que se da casi por hecha en julio: el ascenso del euríbor ya implica un aumento en las cuotas en la revisión anual de las hipotecas y el Tesoro español debe ofrecer más rentabilidad para vender su deuda a los inversores. La prima de riesgo ha subido al entorno de 110 puntos básicos, niveles de mayo de 2020.

La subida de tipos va a llegar en un momento de aumento generalizado de precios, que ya están encareciendo el coste de la vida de los ciudadanos. De hecho, el gran temor es que una inflación desbocada obligue a los bancos centrales a endurecer los tipos de interés más de la cuenta, provocando así la contracción de la economía.

De momento, y pese a las tensiones que se aprecian en el euríbor y la deuda soberana, la maquinaria del crédito sigue funcionando y la banca dispone de liquidez en abundancia para continuar prestando, a unos tipos además muy bajos. Según los últimos datos del Banco de España del mes de marzo, el tipo de interés de los nuevos créditos a pymes –por una cuantía de hasta 250.000 euros– está en el 1,72%, por debajo de la media de 2021, y el de la nueva concesión de crédito al consumo está en el 6,55%, en línea con el mismo mes del año anterior.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, reconoció recientemente que el alza de tipos podría traer un deterioro en la capacidad de los hogares de pagar sus deudas y dejar a la economía española en una posición más vulnerable. Aunque también admitió que con un aumento moderado de los tipos, como el que en principio se espera en la zona euro, el impacto no sería muy significativo en las familias, gracias en gran medida al peso que han tomado las hipotecas a tipo fijo, y tampoco en el Tesoro, que ya ha procurado elevar a máximos la vida media de la deuda. La mayor carga de intereses será en todo caso inevitable e invita a financiarse a unos tipos aún muy reducidos antes de que el crédito se encarezca con claridad, empezando por las hipotecas.

Hipotecas

La época de las hipotecas ultrabaratas toca a su fin. El euríbor sigue desbocado y sube prácticamente sin tregua desde mediados de febrero, encareciendo el coste de la financiación. Tras cerrar abril en positivo (0,013%) por primera vez en más de seis años, marca ya el 0,35% en tasa diaria, cifras no vistas desde octubre de 2014. La vertiginosa escalada del indicador –a finales de 2021 todavía registraba un récord negativo en el -0,518%– ha pulverizado todas las previsiones de los analistas y ha revolucionado el mercado hipotecario. Las entidades financieras han dado un vuelco a su estrategia y a su oferta de hipotecas, visiblemente diferente a hace apenas tres meses.

Prácticamente todos los tipos fijos se han encarecido y, en general, ya superan el 2% TAE cuando hace no mucho rondaban el 1,5% TAE. Incluso ING y Bankinter han elevado los intereses fijos por encima del 3% TAE. TargoBank, Evo Banco y Banco Santander ofrecen los TAE más baratos. Unicaja Banco y CaixaBank ponen a disposición del cliente un simulador hipotecario para calcular el precio del préstamo. Por otro lado, las entidades han abaratado las hipotecas variables, rebajando tanto los tipos fijos iniciales como los diferenciales. Evo Banco, Pibank, ING y Unicaja Banco ofrecen los diferenciales más atractivos, por debajo del 0,80%. Salvo en Ibercaja (0,95%), ninguno supera el 0,90%. Eso sí, a cambio la mayoría de bancos exigen cierta vinculación, como la domiciliación de la nómina y recibos o el uso de tarjetas y seguros.

Las hipotecas fijas se han encarecido y las ofertas ya superan el 2% TAE

Hoy por hoy, más del 70% de las nuevas hipotecas son a tipo fijo –el 73,8%, según los últimos datos del INE–, una cifra récord que podría ir moderándose en los próximos meses. Los expertos auguran un aumento de las contrataciones a tipo variable en los próximos meses. “La ganancia de peso de los préstamos a tipo fijo de los últimos años puede pasar factura a la banca en los próximos años si suben los tipos de interés. Por eso ahora la banca se está moviendo hacia el tipo variable, para eliminar el riesgo de la subida de tipos. No obstante, es un mercado donde hay mucha competencia, con márgenes ajustados”, señala Joaquín Maudos, director adjunto del Ivie y catedrático de la Universidad de Valencia.

Desde MyInvestor subrayan que “con la curva de tipos actual, las entidades no han tenido más alternativa que subir el precio de las hipotecas a tipo fijo. De lo contrario, podrían terminar concediendo hipotecas a pérdidas”.

El sector bancario confía en que el rally del euríbor perderá fuerza en el corto plazo porque el incremento de los tipos del BCE será “gradual” y su impacto será “limitado” en las hipotecas. En su plan estratégico, CaixaBank anticipa una normalización de la política monetaria en los próximos trimestres en respuesta a la alta inflación y sitúa el euríbor a 12 meses en un promedio de entre el 1,5% y el 1,6% en 2023-2024.

El euríbor marca en mayo una media provisional del 0,251%, muy por encima del -0,481% de hace justo un año, de manera que subirán las cuotas de las hipotecas variables en revisión, entre 300 euros y 600 euros de media al año. Ante este sobrecoste, algunos expertos creen que todavía es buen momento para pasar a una hipoteca fija, que permite protegerse del alza de tipos y del euríbor. Eso sí, “conviene llevar a cabo el cambio a fijo lo antes posible, porque cuanto más se tarde en tomar la decisión, más alto será el interés que se consiga”, dicen en el comparador financiero HelpMyCash. Cabe recordar que la subrogación conlleva ciertos gastos, como la tasación, que cuesta unos 300 euros, y la comisión por subrogación que cobre el banco al que se abandona, que puede costar entre el 0% y el 2% sobre el importe pendiente. Por otro lado, si el hipotecado quiere seguir con un interés variable puede renegociar con su entidad. En cualquier caso, a cada perfil le conviene una u otra hipoteca.

Depósitos

El escaparate de depósitos también se ha visto alterado en cuestión de pocos días. La subida de tipos que se avecina ya se refleja en algunas ofertas, sin llegar aún a una nueva guerra por el pasivo. En tan solo una semana, varios bancos que operan en España han mejorado las remuneraciones, algo inaudito en los últimos años salvo casos muy puntuales. De hecho, en la última década la tendencia ha sido recortar los intereses hasta niveles cercanos al cero. Reflejo de ello es que el tipo medio de las nuevas operaciones a plazo fijo hasta 12 meses lleva más de un año estancado en el 0,01%, según los datos del Banco de España. Pero, de repente, algunas entidades han decidido adelantarse al BCE. “Aunque no se sepa de cuánto será el aumento de tipos, España y el resto de Europa ya han subido las ganancias que ofrecen por el ahorro”, apuntan desde HelpMyCash.

Una de las mejores ofertas que ahora se pueden encontrar en España es la del Depósito Tú+ de Renault Bank, que paga un 0,70% TAE (antes el 0,50% TAE) a 24 meses desde 500 euros. EBN Banco, que ha recuperado sus Depósitos Sinycon Plus, también da el 0,70% TAE, pero a un plazo de 36 meses y a partir de 10.000 euros. A 24 meses renta el 0,65% TAE. Para ese mismo periodo, Deutsche Bank ofrece un 0,60% TAE con el Depósito Solidez DB, que admite un mínimo de 3.000 euros. Más a corto plazo, a 12 meses, Banco Pichincha y su grupo online, Pibank, han aumentado el retorno del 0,25% al 0,50% TAE sin importe mínimo ni máximo.

El cambio de panorama en los depósitos ha generado cierta sorpresa entre los expertos, que no esperaban tantos movimientos tan temprano, dado que la liquidez sigue siendo abundante en el sistema bancario. Sostienen que son las entidades con mayor necesidad de liquidez a corto plazo las que suelen proponer intereses más atractivos como reclamo comercial para captar clientes, mientras que los grandes bancos como el Santander, CaixaBank, BBVA, Sabadell o Bankinter se lo tomarán con más calma. No obstante, destacan que el alza de tipos supone normalizar “la anomalía” de los tipos en negativo y cabe esperar que los depósitos se vayan animando. Aunque no se prevén remuneraciones por encima del 1% hasta comienzos de 2023, fuentes del mercado no descartan que “en cuestión de semanas” llegue una oferta que rompa el mercado, posiblemente de un banco online. “De momento son pocos los bancos que están apostando por los depósitos, pero si bien hace una semana no había ninguno, ahora hay al menos cinco”, indican las mismas fuentes.

Algunos bancos están subiendo el tipo a sus depósitos, algo impensable hasta hace muy poco tiempo

“La previsión es que esos tipos pasivos aumenten poco a poco en paralelo a los tipos de mercado. Y es lógico que la banca utilice la subida de tipos como reclamo para los ahorradores tradicionales, más aún teniendo en cuenta los miles de millones de euros que hay en cuentas corrientes”, apunta Joaquín Maudos, que a su vez advierte de que las rentabilidades reales siguen siendo muy negativas con las tasas actuales de inflación. El IPC se sitúa en el 7,4% en la zona euro y en el 8,3% en España, niveles récord que merman el poder adquisitivo de los españoles, que sin embargo siguen guardando dinero en cuentas y depósitos, casi 974.000 millones de euros, un 5,5% más que hace un año.

Aunque en España los depósitos empiezan a resucitar, siguen siendo las entidades extranjeras a través de la plataforma Raisin las que comercializan rentabilidades mucho más altas, de hasta el 1,35% TAE a tres años en Banca Progetto (Portugal) y Younited (Francia). Estos bancos también han incrementado recientemente los intereses.

Normas
Entra en El País para participar