CaixaBank pagará este mes un 0,5% más a sus empleados por los resultados de 2021

Abonará esa cantidad por el beneficio y la rentabilidad logradas, según UGT

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, en una imagen de archivo.
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, en una imagen de archivo. EFE

CaixaBank abonará este mes de mayo un 0,5% más en la nómina de sus trabajadores por resultados obtenidos en 2021. Se trata de un pago que está recogido en el convenio de las antiguas cajas de ahorro y que tiene en cuenta el beneficio obtenido por el banco y el nivel de rentabilidad registrado al cierre del ejercicio.

En concreto, la entidad catalana abonará un 0,25% más por haber obtenido beneficios después de impuestos (también cuenta el hecho de haber repartido un dividendo a cargo de 2021) y otro 0,25% por lograr una rentabilidad ROE superior al 8%, según explican fuentes de UGT. En realidad, CaixaBank presentó una ratio de rentabilidad del 6,4% a cierre del pasado ejercicio, pero esas cifras no reflejan el efecto de la absorción de Bankia. En ese sentido, las mismas fuentes sindicales apuntan que ya se acordó con la dirección del banco que para calcular este abono sí debían tenerse en cuenta los extraordinarios de la fusión y por ello los trabajadores recibirán este pago adicional a fin de mes.

Igualmente, UGT confirma que los empleados acogidos al ERE también percibirán este extra, aunque puntualiza que los trabajadores que dejaron el banco en noviembre recibirán el equivalente a diez doceavas partes.

Este pago adicional supone un 0,5% sobre todos los conceptos salariales, cuya revalorización está referenciada al convenio colectivo. No tendrá carácter pensionable ni se incorporará a tablas salariales. Tampoco está afectado por la homologación salarial ni la adecuación progresiva, detalla UGT.

Subida del sueldo en 2022

El convenio colectivo del sector de las antiguas cajas de ahorro, que engloba a todas las entidades adheridas a la patronal CECA (CaixaBank, Unicaja, Ibercaja, Abanca, Cajasur, Caixa Ontinyent, Caixa Pollença y Cecabank) entró en vigor en diciembre de 2020 y cubre un periodo de cinco años (2019-2023).

El acuerdo contemplaba una congelación salarial que se aplicó entre 2019 y 2021 debido al escenario de bajos tipos de interés y prevé un incremento en tablas del 0,75% en 2022 y el 1% en 2023, así como los citados pagos adicionales del 0,25% vinculado a beneficios o el reparto de dividendos en 2022, 2023 y 2024 y otro pago adicional del 0,25% vinculado a una ratio de rentabilidad ROE superior al 8%.

El abono extra ligado a beneficios lo percibirá toda la plantilla de las antiguas cajas mientras que el referenciado al ROE depende de cada entidad. Cecabank obtuvo una rentabilidad del 10,1% y los empleados sí disfrutarán de este abono. Sin embargo, Unicaja terminó el ejercicio anterior con una ratio ROTE del 2,4%, por lo que no desembolsará ese pago. Igualmente, Ibercaja registró una rentabilidad del 5,2% y Abanca del 7%. Caixa Ontinyent y Caixa Pollença no detallan ese dato en sus informes anuales. Kutxabank tiene su propio convenio colectivo y por ello no se incluye en el acuerdo firmado por las entidades adheridas a la CECA.

El convenio de las antiguas cajas de ahorro recogía por primera vez un acuerdo sectorial sobre teletrabajo. En concreto, a los empleados que teletrabajen más del 30% de su jornada les corresponde un ordenador, teléfono móvil y silla ergonómica (a proporcionar por la empresa), hasta 130 euros para comprar pantalla, teclado y ratón (si no lo provee la empresa) y 55 euros mensuales para el resto de gastos generales, prorrateados el porcentaje de teletrabajo que realicen.

Respecto a la desconexión digital, se reconoce el derecho a desconectar una vez finalizada la jornada, se ponen límites a las convocatorias de reuniones fuera de la jornada diaria y se fija una franja de desconexión obligatoria entre las 19 horas y las 8 horas del siguiente día hábil.

Normas
Entra en El País para participar