Unas sanciones a Rusia complicarían las perspectivas de tipos de interés

Reunión de la Reserva Federal el 16 de marzo

FILE- In this Feb. 5, 2018, file photo, the seal of the Board of Governors of the United States Federal Reserve System is displayed in the ground at the Marriner S. Eccles Federal Reserve Board Building in Washington. Federal Reserve Governor Michelle Bowman said Monday, Feb. 21, 2022, that she was open to lifting interest rates by more than the traditional quarter-point at the central bank's next meeting in March. (AP PhotoAndrew Harnik, File)
FILE- In this Feb. 5, 2018, file photo, the seal of the Board of Governors of the United States Federal Reserve System is displayed in the ground at the Marriner S. Eccles Federal Reserve Board Building in Washington. Federal Reserve Governor Michelle Bowman said Monday, Feb. 21, 2022, that she was open to lifting interest rates by more than the traditional quarter-point at the central bank's next meeting in March. (AP Photo/Andrew Harnik, File) AP

A pesar de unos resultados trimestrales positivos, rápida reapertura tras Ómicron y ligera relajación de expectativas de alzas de tipos de la Reserva Federal, ha aumentado la escalada de tensiones entre Rusia y Ucrania, con riesgo de error de cálculo de cualquiera de las partes.

El caso es que Rusia es la principal fuente de gas natural de Europa, cuyos precios fluctúan con los acontecimientos. Aunque el precio del gas está por debajo de su máximo del pasado diciembre, sigue a cuatro veces su nivel normal para esta época del año, pues las instalaciones de almacenamiento europeas continúan agotándose. Unas sanciones a la economía de Rusia, dado su papel como productor de petróleo y gas, pueden contribuir a mantener alta la inflación y complicar las perspectivas para los tipos de interés.

Reunión de la Reserva Federal el 16 de marzo

En este entorno, incluso la rentabilidad de los bonos del Tesoro de EEUU a diez años se ha llegado a reducir, con parte de su curva de rentabilidades a vencimiento invertida. Además, los mercados aún no tienen claro que traerá la reunión de la Reserva Federal prevista para el 16 de marzo. Por ahora, parece haber tantos “halcones” como “palomas” y las últimas actas muestran división de opiniones respecto a velocidad de aumentos de tipos de interés y de reducción del balance del banco central. Un endurecimiento excesivo de la Reserva Federal podría conducir a desaceleración económica y ampliación de diferenciales de rentabilidad a vencimiento del crédito, especialmente en deuda de alta rentabilidad. De momento esperamos, a partir de marzo, cuatro alzas de tipos de interés de la Reserva Federal en 2022 y que comience a reducir su balance poco después. Además, prevemos que el BCE aumente su tasa de depósitos bancarios 0,25% en dos ocasiones el primer semestre de 2023.

Alternativas y gestión activa

Al mismo tiempo, la previsión de aumento de tipos de interés pone en duda el papel de "refugio seguro" de los bonos. Por su parte el oro se beneficia de este entorno de alta inflación, tensiones entre Rusia y Ucrania y caída global del apetito por el riesgo. De hecho, ha llegado a máximo de doce meses, aunque parece caro históricamente en relación con los tipos reales de EEUU.

Así que, en la asignación de activos, estamos prestando especial atención a alternativas como futuros, hedge funds y capital privado, cuyas rentabilidades pueden mostrarse poco correlacionadas con las acciones y los bonos. Con todo, esperamos mayor volatilidad y dispersión de rentabilidades. Conviene una gestión activa, con selección de acciones de empresas de fundamentales sólidos. Con la volatilidad en aumento hay más oportunidades para hedge funds orientados a eventos empresariales. Además, los inversores pueden aprovechar la volatilidad mediante derivados.

Acciones de compañías con poder de fijación de precios y rentabilidad por dividendo sostenible

En este estado de cosas favorecemos acciones de compañías con poder de fijación de precios y rentabilidad por dividendo sostenible, como solución de ingresos -estimamos que las acciones de mercados desarrollados proporcionen fuertes pagos en efectivo a sus accionistas-.

Además, sobre ponderamos renta variable japonesa y de la euro zona, aunque nos mantenemos neutrales en renta variable de EEUU, donde las valoraciones son más altas. En mercados emergentes también hay rotación de «crecimiento» a «valor» en renta variable y mantenemos interés en acciones de países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, aunque conscientes de los posibles efectos en cadena de la mayor escalada de tensiones entre Rusia y Ucrania.

También vemos potencial en finanzas europeas, pues pueden cerrar la brecha de valoración con sus partes de EEUU, incluso con buenas perspectivas a ambos lados del Atlántico.

Por otra parte, tras la venta masiva de acciones de tecnología, conviene distinguir empresas más especulativas de las de crecimiento a precio razonable, teniendo en cuenta, en cuanto a China,  determinar la rentabilidad de las grandes tecnológicas es extremadamente es desafiante, dado su entorno regulatorio y se justifica la precaución.

“Estrellas en ascenso”

Estamos neutrales respecto a bonos del Tesoro de EEUU, una protección para las carteras en caso de error de política monetaria. A ello se añade que infra ponderamos bonos gubernamentales de la euro zona.

Aunque infra ponderamos crédito grado de inversión de mercados desarrollados, estamos neutrales respecto a deuda de alta rentabilidad de Europa y EEUU, donde nos gustan determinados valores de calidad, siendo nuestro tema favorito las "estrellas en ascenso", pues, a medida que continua la recuperación, las empresas que vieron recortados sus calificaciones crediticias durante la pandemia se beneficiarán de la mejora de condiciones que les permita recuperar su estatus grado de inversión.

También interesan préstamos apalancados de EEUU y bonos contingentes convertibles del sector financiero, bonos soberanos chinos y crédito grado de inversión asiático.

A ello se añade que, suponiendo que el sentimiento de riesgo global se estabilice, monedas atractivas, como el dólar noruego y el canadiense. demás, algunas monedas de mercados emergentes presentan características atractivas ajustadas a riesgo.

Normas
Entra en El País para participar