Seguridad Social

Escrivá propone menores cuotas a los autónomos con rendimientos entre 900 y 1.500 euros

La definición de ingresos reales incluirá los rendimientos netos y la cuota de la Seguridad Social pero no las deducciones de amortizaciones ni las provisiones

Cuotas autónomos Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Las asociaciones de autónomos (ATA, UPTA y Uatae) recibieron ayer del Gobierno una nueva propuesta para la reforma del sistema de cotización a la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia. El nuevo sistema presentado por el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá, incluye algunos cambios respecto al presentado hace unas semanas. Entre ellos están un esquema con nuevos tramos --que se reducen de 13 a 11 porque se eliminan los dos más altos-- y que suponen una leve reducción de las cuotas para el tramo de autónomos cuyos rendimientos netos oscilen entre los 900 y los 1.500 euros, que es el grupo más numeroso, según han informado distintas fuentes de la negociación.

En concreto, cuando el periodo de implantación termine en 2031 --este plazo no ha cambiado en la propuesta de ayer-- la cuota a pagar por los autónomos con ingresos entre 900 y 1.500 euros será de entre 264,55 a 392,95 euros al mes frente al documento anterior en el que estas cuotas iban desde los 293,94 a 413,1 euros al mes. Esto supondrá menores aportaciones y mayores prestaciones para esta parte del colectivo.

Pero, además, la cuota máxima también se rebaja pasando de 1.123 euros a quienes ganen entre 3.620 a 4.050 euros y de 1.266 euros para los que tengan rendimientos netos de 4.050 euros o más a unificar una cuota máxima de 991,44 euros mensuales para todos aquellos cuyos rendimientos sean de más de 3.190 euros al mes. En total la aportación máxima de los autónomos sería de 11.897 euros anuales frente a los casi 15.200 euros de la propuesta anterior.

Junto a estas rebajas, la propuesta gubernamental incluye cambios o precisiones en la definición de lo que serán los rendimientos netos que se utilizarán como base de cotización de los autónomos. Así, tal y como había demandado ATA, el Ejecutivo ha planteado "un mejor cálculo de los rendimientos netos para la determinación de los ingresos reales. Estos estarán formados por los rendimientos netos más la cuota de la Seguridad Social, sin incluir las deducciones de amortizaciones ni las provisiones. Además, para fijar la base, se tomará el 95% de la cantidad resultante", ha explicado la vicepresidenta ejecutiva de ATA, Celia Ferrero.

La anterior definición de ingresos reales sí incluía las deducciones por amortizaciones y provisiones, lo que, según ha explicado Ferrero, "perjudicaba claramente a aquellos autónomos que sufren morosidad o a los que invierten en la compra de un vehículo para trabajar, por ejemplo". Pese a ello, ATA sigue rechazando la propuesta de reforma porque, según su presidente, Lorenzo Amor, "no es un problema de tramos" sino de no tener en cuenta la situación particular de colectivos como los autónomos societarios o a los familiares colaboradores, que sí están en la Seguridad Social pero no registrados por la Agencia Tributaria como tales.

Sin embargo, el presidente de UPTA, Eduardo abad, no salió muy conforme con a nueva propuesta porque aseguró que para su organización "es una línea roja" que con el nuevo sistema los autónomos con ingresos de 8.400 euros ahorren 960 euros al año en cuotas; para los que cuentan con 10.800 euros de ingresos, el ahorro debe ser de 600 euros al año; y para los que cuentan con rendimientos de 13.500 las cuotas se reduzcan en 300 euros al año. Y esto no se recoge en la nueva propuesta. Además, Abad exigió que los autónomos con rendimientos de 8.400 euros anuales el sistema de protección se alargue hasta los cuatro años.

Abad tampoco esta de acuerdo con que se hayan eliminado los dos últimos tramos de mayores ingresos porque "son los que tienen que hacer un mayor esfuerzo de aportación" para que que se puedan reducir las aportaciones del resto. Si bien, ha considerado que esta negociación aún no se ha terminado y que seguirán manteniendo reuniones las próximas semanas para acordar el nuevo sistema de cotización.

Desde Uatae han destacado la necesidad de conocer bien quienes están en el colectivo con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional antes de decidir si el sistema que se propone es o no aceptable, según las fuentes consultadas.

Pero las asociaciones de autónomos no han sido las únicas que han puesto pegas. Tras conocerse la nueva propuesta, Unidas Podemos ha manifestado no apoyará este nuevo sistema planteado porque que sube la cuota mínima y baja las intermedias y la máxima.

Normas
Entra en El País para participar