Seguridad Social

El 40% de los autónomos pagará igual o más cuota con el sistema de Escrivá

El Gobierno cifra en más de un millón de trabajadores por cuenta propia (de los que no tienen tarifa plana) los que ingresan menos de 13.500 euros al año

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Los responsables de la Seguridad Social entregaron ayer a las organizaciones de autónomos el reparto de los trabajadores autónomos según los rendimientos de su actividad, con datos de la Agencia Tributaria. Estos datos, que fueron facilitados ayer por el Gobierno a los autónomos en una nueva reunión del diálogo social para la reforma del sistema de cotización a la Seguridad social de estos trabajadores, indican que el 60% del colectivo –sin contar los 450.000 que tiene tarifa plana– declara unos rendimientos netos inferiores a los 12.600 euros anuales.

Cruzando este dato con la tabla progresiva de nuevas cuotas para autónomos que ha propuesto el equipo del ministro responsable de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, y a la que ha accedido este diario, se obtiene que de salir adelante la propuesta del Gobierno, algo más de ese 60% citado pasarían a pagar menos cotizaciones ya desde 2023.

En concreto, y dado el modelo diseñado por la Seguridad Social se aplicaría progresivamente desde 2023 a 2031, las cifras facilitadas ayer por el Gobierno indican que esta rebaja iría de 281 euros al mes a 183 euros al final de su implantación para poco más de un millón de autónomos y seguirían pagando los 293 euros actuales unos 300.000 más que ganan menos de 13.500 euros.

Siempre según las cifras de la Agencia Tributaria correspondientes a la liquidación de 2018 conocidas ayer, el 40% del resto de autónomos sin tarifa plana (más de 900.000 con ingresos superiores a 13.500 euros) pasarían a pagar una cuota mensual más alta a partir del próximo año. Este incremento que se materializaría plenamente dentro de nueve años oscilaría entre los 351 euros y una horquilla de entre 413 y 1.266 euros en función de los ingresos netos que declararan (de 1.126 a más de 4.000 euros). Hasta entonces la subida de las cuotas sería progresiva.

También de esta información se desprende que 286.957 autónomos (el 12,7% del total) declaran rendimientos negativos valorados en una media de -2.038 euros. Mientras que, por el contrario, 114.073 euros (el 5% del total) tienen bases de cotización cercanas a 50.000 euros anuales y superiores. El rendimiento medio de estos últimos autónomos, según la Agencia Tributaria, es de 105.269 euros.

Tras la reunión de ayer las asociaciones de autónomos siguen enfrentadas. La asociación ATA sigue rechazando el cambio propuesto por Escrivá y ha exigido que la Agencia Tributaria esté en las reuniones para poder avanzar en la negociación. Y critica la definición de ingresos netos del Gobierno. UPTA, por su parte, acusó al resto de asociaciones de estar “metidas de lleno en una campaña electoral” en lugar de negociar el sistema de cotización.

Normas
Entra en El País para participar