Tecnología

El motor eléctrico inteligente que apoyan Bill Gates y Jeff Bezos llega a España

Turntide Technologies busca reducir el consumo eléctrico de los edificios industriales y comerciales. El ‘big data’ del motor permite automatizar su modo de funcionamiento

Ignacio Osorio, director general de Future Motors Iberia, con el nuevo motor.
Ignacio Osorio, director general de Future Motors Iberia, con el nuevo motor.

El motor eléctrico inteligente que apoyan financieramente Bill Gates y Jeff Bezos, fundadores de Microsoft y Amazon, respectivamente, llega a España. Lo hace de la mano de Future Motors Iberia, el brazo operativo de Turntide Technologies en Europa, una empresa de software y datos que ha desarrollado un motor eléctrico con “ADN digital” capaz, dicen, de reducir el consumo de energía en los sistemas de climatización, ventilación y aire acondicionado de los edificios industriales y comerciales hasta en un 60%.

Turntide Technologies se fundó en EE UU en 2012 y cuenta con el respaldo de fondos como Break­trhough Energy Ventures, de Bill Gates, Amazon Climate Pledge, BMW i Venture y JLL Spark. La compañía, que busca contribuir a la descarbonización de la economía, ha emprendido una fuerte expansión internacional hacia Europa a través de Future Motors. Esta ya opera en el Reino Unido y ahora desembarca en España, Italia y Portugal, donde trabajará en el segmento de edificios. Y es que, según los datos de la UE, los edificios en Europa son responsables del 40% del consumo de energía y del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que mejorar la eficiencia energética de estos es clave para alcanzar el objetivo de neutralidad en carbono a partir de 2030, tal y como se define en el Pacto Verde Europeo.

Ignacio Osorio, director general de Future Motors Iberia, señala que en España hay 12 millones de edificios no residenciales que son su objetivo inicial y representan el 38% de todo el consumo energético en el país (el transporte supone el 23%).

El directivo explica que los motores eléctricos (un mercado hoy valorado en unos 100.000 millones de dólares) consumen alrededor del 50% de la energía del mundo y la mitad de esa energía se desperdicia por la ine­ficiencia de los motores eléctricos convencionales. “Ello se debe a dos motivos: el primero, que muestran eficiencias bajas a velocidades variables, y segundo, porque el big data de los motores no suele utilizarse y pasa desapercibido, lo que no permite automatizar su modo de funcionamiento ni extraer conclusiones sobre las condiciones del entorno para optimizar su funcionamiento”.

Según Osorio, lo que diferencia al smart motor systems de Turntide (así se llama) es su software de control y monitorización inteligente, que entrega datos en tiempo real. Ello permite adecuar automáticamente el funcionamiento del motor y optimizar su consumo según las condiciones del entorno.

Su tecnología se apoya en algoritmos de aprendizaje automático y en el internet de las cosas, conectando los diferentes equipos a través de la nube. Así, cuando un motor es el encargado de controlar el caudal del aire acondicionado del edificio, por ejemplo, este puede aumentar o reducir su velocidad según la temperatura interior, ajustando el gasto de energía a las necesidades reales.

“El software de control, la conectividad a la nube y el big data logran que toda la energía que emplean los motores se aproveche al máximo, de forma permanente y sin derrochar ningún vatio, a cualquier velocidad y modo de funcionamiento. Además, con ello se permite una mejor detección y diagnóstico de errores, reduciendo los fallos y periodos de inactividad, así como los gastos operativos y costes de mantenimiento. Es una nueva manera de operar los edificios, de manera sostenible e inteligente”, señala Osorio.

Los sistemas de Turntide Technologies se utilizan ya en múltiples compañías, entre ellas en la cadena de hamburgueserías Five Guys, en instalaciones de Amazon, en Sprouts y Wilko. El nuevo motor inteligente permitirá, según Osorio, mejorar la competitividad del tejido industrial español y va a servir para que las empresas se adapten con facilidad a la mayor presión normativa. “Nuestra ambición es actuar como palanca de cambio para que las compañías españolas lideren la transición energética cumpliendo con los objetivos de descarbonización de la economía”, dice.

Normas
Entra en El País para participar