UGT se abre a “contener salarios” para que Ford dé coches eléctricos a la planta de Almussafes

Los sindicatos negocian con la dirección medidas para asegurar el futuro de la factoría que emplea a unas 6.000 personas

Están dispuestos a aceptar un retraso en el aumento de los sueldos, que se recuperarían dentro de unos años con valores en torno al IPC

Interior de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia.
Interior de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia.

UGT, sindicato mayoritario en la planta de Ford en Almussafes (Valencia), ha asegurado este jueves que está dispuesto a aceptar una "contención salarial", que se recuperaría después con valores en torno al IPC, para así convencer al grupo automovilístico de que le dé los dos modelos eléctricos que aún le quedan por asignar hasta 2030. Actualmente, la factoría valenciana compite con la fábrica de Ford en Saarlouis (Alemania) para hacerse con estos coches. Ser los elegidos, entienden en UGT, "garantizaría los puestos de trabajo a partir de 2025", que es cuando comenzarían a producirse esos vehículos.

"Durante estos días afrontamos el final de un proceso de negociación extraordinariamente complejo. Y es que ha llegado el momento que desde noviembre de 2018 intuíamos que llegaría, cuando Ford anunció que iba a transformar su modelo de negocio en Europa de manera radical. Estamos asistiendo ahora al final de la toma de decisiones de dicho proceso que tendrán un importante impacto para todos. En cualquier caso, se adivinan los próximos años muy convulsos", ha afirmado UGT en un comunicado enviado a la plantilla.

En esta negociación que lleva ya meses, la dirección de la planta ha pedido a la plantilla recortar salarios, reducir en una semana las vacaciones de los empleados y aumentar la cantidad de horas trabajadas, peticiones a las que se han negado los sindicatos. Estos son partidarios de tomar medidas de flexibilidad interna que seduzcan a la matriz para otorgar finalmente sus modelos eléctricos a la planta de Almussafes.

Además, los sindicatos piden que se respete lo firmado con la dirección y que los salarios de la plantilla aumenten el IPC más un 0,5% con efecto retroactivo al 1 de enero de 2021, es decir, un 7%. Ford ha marcado el final de este mes de enero como la fecha límite para la presentación de planes de flexibilidad y reducción de costes. Este viernes, ha confirmado UGT a este periódico, tendrá lugar una nueva reunión con la dirección de la factoría para continuar con las negociaciones.

Normas
Entra en El País para participar