Las agendas empresariales se llenan de biodiversidad y de economía circular

La recuperación de entornos es una constante, así como el reciclaje

En el programa Árboles de Iberdrola se utiliza un dron que lanza semillas semigerminadas e inteligentes.
En el programa Árboles de Iberdrola se utiliza un dron que lanza semillas semigerminadas e inteligentes.

La sostenibilidad ha pasado a formar parte de las agendas de la mayoría de las empresas, de tal manera que se suceden en ellas proyectos de recuperación de biodiversidad, regeneración de ecosistemas o economía circular. Un sector donde no pueden faltar estos planes es en el energético, en el que destacan acciones concretas que aportan sostenibilidad e innovación en muchos entornos. Es el caso del grupo Red Eléctrica y su Bosque Marino en Baleares. En los últimos 30 años, casi la mitad de las praderas de posidonia oceánica, una planta que convierte al Mediterráneo en un gran pulmón por su capacidad de almacenar carbono, depurar el agua y proteger las costas del oleaje, está desapareciendo. El Bosque Marino, un proyecto pionero en el mundo, lleva desarrollándose desde 2012 en la bahía mallorquina de Pollença con el fin de regenerar estas praderas. Ya se han plantado y cultivado 12.800 fragmentos y semillas en una extensión de dos hectáreas.

BP, en colaboración con agentes locales, ha llevado a cabo la plantación de 800 árboles –castaños, nogales y laurisilvas– en la zona de Valleseco, en Gran Canaria, una de las más afectadas por los incendios del verano de 2019.

Reforestar con 20 millones de árboles hasta el final de la década es la idea del Programa Árboles de Iberdrola. Un dron es el encargado de lanzar buena parte de semillas pregerminadas e inteligentes en cinco autonomías. Otro de los proyectos de esta compañía busca la interacción del buitre leonado con parques eólicos en Albacete y el Proyecto Monachus pretende la recuperación del buitre negro en el Sistema Ibérico, a lo que une la campaña de salvamento de aves agroesteparias en Extremadura.

Plantación de poseidonia en Pollensa, iniciativa de REE.
Plantación de poseidonia en Pollensa, iniciativa de REE.

Animales

Una especie que es objeto de apoyo es la tortuga marina, a través de SOS Caretta, pescadores por la biodiversidad de Cepsa. Aquí se persigue impulsar la implicación del sector pesquero andaluz en la conservación y rescate de la tortuga boba (Caretta caretta), así como de otras especies como la tortuga laúd.

La compañía Engie dispone de un método de evaluación del impacto que sus plantas renovables producen en la biodiversidad, con el fin de minimizar la afección a especies amenazadas y la fragmentación de los hábitats. Las evaluaciones incluyen la distancia de las instalaciones en las zonas protegidas.

Banco Santander cuenta con diversos proyectos de recuperación de entornos en México, Chile, Argentina, Brasil y Polonia. En España desarrolla el Programa Natura, que incluye diferentes actividades, en las que participan empleados de la entidad y ciudadanos voluntarios. Reforestación de bosques, limpieza de playas y riberas de ríos o colocación de cajas nido para el cuidado y conservación de especies son las acciones de Natura. En el sector financiero también actúan a favor de la biodiversidad Banco Sabadell, que ha lanzado la convocatoria BStartup Green, de inversión específica en startups que faciliten la transición energética, la industria 4.0, la movilidad sostenible o la economía circular.

La entidad Société Générale, a la que pertenece la gestora Lyxor Asset Management, ha lanzado el programa Crecer África, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo sostenible del continente con infraestructuras y financiación innovadora para el sector energético, también con la promoción de energías renovables, en zonas rurales no conectadas. Además, cuenta una amplia oferta de financiación sostenible.

Recuperar bosques quemados es el objetivo de Nestlé con su campaña Un bebé, un árbol, que consiste en plantar un árbol en zonas degradadas o incendiadas por cada recién nacido que se registre en 2021 en la plataforma creada a tal efecto.

Residuos y reciclaje

Tarjeta fabricada con materiales reciclados de CaixaBank.
Tarjeta fabricada con materiales reciclados de CaixaBank.

Las actividades relacionadas con la recogida y el aprovechamiento de residuos y la reutilización de materiales son otro apartado muy importante. Una compañía que está llevando a cabo una economía circular absoluta es Agbar con la puesta en marcha de biofactorías. Un ejemplo lo constituye la biofactoría Sur de Granada, gestionada por Emagrasa, en la que se ha conseguido reconvertir la depuradora que seguía un modelo lineal, consistente en comprar energía para depurar, echar los residuos al vertedero y el agua sobrante al río, en un modelo circular. La planta genera ahora el 100% de la energía consumida, con lo que es autosuficiente, valoriza los residuos para otros usos posteriores como la agricultura o los taludes de las carreteras y aprovecha el agua en su totalidad, pues la sobrante sirve para riego de campos de golf o choperas y para baldeo de calles.

La economía circular como “palanca clave de la transformación industrial” está llevando a Repsol a innovar en sus productos para que tengan un alto valor añadido y menor huella de carbono. Así, está desarrollando proyectos para generar biogás o biometano mediante la transformación de residuos de naturaleza orgánica como el papel y el cartón, residuos sólidos urbanos, forestales o procedentes de ciertas industrias. Igualmente, está desarrollando una tecnología novedosa para transformar de forma rentable los residuos sólidos urbanos orgánicos en bioetanol avanzado, un combustible sostenible de baja huella de carbono. Un tercer proyecto de la compañía es construir en Puertollano (Ciudad Real) la primera planta de España de reciclado de espuma de poliuretano, componente principal de colchones, sofás y asientos para vehículos.

Precisamente, los asientos de vehículos son el objeto de iniciativas como la de Seat, ya que los del nuevo modelo Cupra Born serán de un tejido de fibra de polímero reciclado, fabricado a partir de plástico extraído de océanos, mares, ríos y estuarios. Una de las pruebas piloto que está realizando esta empresa automovilística en la Cámara Arrocera de Montsià, en Tarragona, es convertir la cáscara de arroz en Oryzite, material que mezclado con otros compuestos termoplásticos y termoestables puede modelarse.

Ecofunerales

Otro caso de economía circular lo ofrece DKV Seguros con los ecofunerales. Una innovación, en colaboración con la empresa Limbo Europe, son las coronas de flores de planta viva, sin metales ni espuma floral ni plásticos en los ornamentos vegetales. La estructura de la corona es de plástico y se reutiliza en diferentes servicios, mientras que las flores son tiestos de planta viva. La aseguradora, asimismo, ayuda a recuperar ecosistemas degradados con la plantación de árboles y distintas especies autóctonas que tienen más dificultades para recuperarse, y arbustos. El proyecto pretende llegar hasta el millón de unidades plantadas.

En retirada y reciclaje de residuos resalta también el Programa R4 Reto, Recoge, Recicla y Respira que va a poner en marcha CaixaBank para los próximos cuatro meses. Se trata de la recogida de residuos y su posterior reciclaje en bosques, playas, ciudades y pueblos, unos 200 espacios en total. Por otro lado, la entidad financiera tiene en cartera la sustitución progresiva del plástico en la fabricación de sus tarjetas por materiales reciclados, como deshechos de la construcción, bolsas de plástico o residuos de tarjetas, o materiales biodegradables.

Plato de ducha elaborado con cáscara de arroz por Roca Group.
Plato de ducha elaborado con cáscara de arroz por Roca Group.

Por su parte, la Unidad Mixta de Gas Renovable, formada por Naturgy, Energy Lab y Edar Bens, está desarrollando la segunda fase del proyecto de investigación de biogás y biometano, que ha conseguido resultados como la puesta en marcha en la depuradora de Bens de una planta de purificación basada en membranas, y de la primera planta de metanación biológica en España. El biometano generado en estos proyectos se está utilizando ya como combustible alternativo en la flota de furgonetas de Edar Bens y en un autobús metropolitano adaptado.

Y en los hogares, la cáscara de arroz puede ser también una gran aliada. Roca Group está usando este producto para la producción de algunos de sus platos de ducha. La cáscara se somete a un proceso de secado y deshumificación y se mezcla con aditivos, lo que permite aligerarlo de parte de su carga mineral e incorporar un 30% de material reciclado.

Normas
Entra en El País para participar