Textil

La Audiencia Nacional avala los cierres en Inditex tras la denuncia de dos sindicatos

ELA y AST decían que hubo mala fe en los acuerdos con CC OO y UGT

La Audiencia Nacional avala los cierres en Inditex tras la denuncia de dos sindicatos

La Audiencia Nacional avala el proceso de cierre de tiendas que Inditex aceleró el año pasado con motivo de la pandemia y del impulso de su negocio digital. También el proceso de negociación que llevó a cabo con los dos sindicatos de mayor representación del grupo, UGT y CC OO, con los que fijó las condiciones de recolocación para los trabajadores de los puntos de venta afectados.

Así lo dice una sentencia dictada por su sala de lo social el pasado 13 de mayo y a la que ha accedido Cinco Días, después de sendas denuncias de Alternativa Sindical de Trabajadores (AST) y la Confederación Sindical ELA contra Zara España y el resto de organizaciones sindicales presentes en la compañía, incluidos CC OO y UGT.

ELA reclamaba que la medida, que contempla el cierre de en torno a 300 puntos de venta de Inditex en España entre 2020 y 2021, la mayor parte de Zara, no estaba justificada y que hubo “mala fe” en los acuerdos firmados por CC OO y UGT con la empresa, al entender que “no hubo un proceso real de negociación”, al fijar entre las partes las condiciones de recolocación,que incluían traslados geográficos o cambios de puesto de trabajo. También entendían que lo correcto hubiera sido iniciar un procedimiento de despido y no de modificación sustancial de las condiciones de trabajo. AST, por su parte, reclamaba que la composición de la mesa de negociación no se hizo conforme a derecho.

La Audiencia Nacional rechaza todos los argumentos de ELA y AST. Respecto a la mala fe y la ausencia de negociación, la sentencia no ve ilegal el acuerdo firmado entre Inditex y los dos sindicatos principales, al considerarlo una práctica “extendida y admitida” para favorecer “el logro” de pactos, y que ambos sindicatos estaban legitimados.

También afirma que hubo negociación, al haber pruebas de “propuestas y contrapropuestas” entre empresa y sindicatos, y justifica el ajuste en tanto que el acuerdo previo entre Inditex, CC OO y UGT lo cree necesario. Además, califica como “argumento excéntrico” la petición de ELA de que debía haberse hecho un proceso de despido colectivo.

Respecto a la representatividad, la sentencia tira de las orejas a los sindicatos minoritarios, ya que según dice, aprecia que en muchas ocasiones aquellos que no consiguen representación “se quejan vía judicial de que el proceso negocial incurre en fraude de ley”, algo que, dice, “no es de recibo”.

Normas
Entra en El País para participar