Así será el certificado vacunal: un código QR para reabrir fronteras

Se pondrá en marcha el 1 de julio y los primeros vetos de Alemania y Austria al turista británico lo han puesto en solfa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del Certificado Verde Digital en la clausura de Fitur.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del Certificado Verde Digital en la clausura de Fitur.

España se ha volcado en la puesta en marcha del certificado verde digital para tratar de asegurar el mayor volumen de turistas extranjeros en verano y que las buenas cifras en el control del coronavirus no se tuerzan como sucedió la pasada temporada alta. Bajo ese eufemismo se esconde un código electrónico que avalará que el turista que viene a España de vacaciones está sano, bien porque ya ha pasado la enfermedad, porque esta vacunado o porque viene con una PCR negativa realizada 72 horas antes de su llegada. Si el despliegue de este mecanismo se desarrolla con éxito, España podría llegar a recuperar hasta el 50% de los viajeros que recibió en verano de 2019 (en torno a 18 millones de viajeros), casi el doble de los que registró en la última temporada alta.

¿Que es el certificado verde digital? Es el mecanismo consensuado por los 27 países de la Unión Europea para acreditar que el turista ha pasado la enfermedad, está vacunado o cuenta con una prueba diagnóstica que muestra que no está contagiado. Ese pasaporte se sustanciará en un código QR, que bien podrá llevarse en el móvil o en papel y que habrá que enseñar en el aeropuerto de llegada. Este sistema permitirá discriminar entre personas sanas y enfermas y evitará la imposición de cuarentenas al regreso del viajero, la principal medida que disuade al viajero a la hora de moverse en la UE. No será obligatorio, pero tenerlo evitará al turista trámites administrativos (rellenar un formulario y someterse a controles) y le facilitará el acceso al destino elegido para sus vacaciones.

¿Cuánto entra en vigor? El día 1 de julio es la fecha prevista para su puesta de largo. Incluso España va a participar en una prueba piloto desde el 7 de junio para ir afinando problemas en su activación. Extremadura será una de las autonomías que participará en esa prueba piloto. El código QR será emitido y entregado por cada comunidad autónoma a los españoles que quieran viajar a algún país de la UE. En el caso de los viajeros que visiten España, la validación y aceptación de los certificados las realizará el Ministerio de Sanidad, a través del sistema Spain Travel Health, en vigor desde junio de 2020, al que se le ha añadido la función de reconocimiento del certificado verde digital.

Validez. El certificado será valido durante los próximos doce meses hasta el 1 de julio de 2022. Será emitido por el Ministerio de Sanidad o por las Comunidades Autónomas, aunque la ministra de Sanidad, Carolina Darias, no ha dado muchos detalles a ese respecto.

Recomendaciones desde Bruselas. La Comisión Europea actualizó el lunes sus recomendaciones sobre el pasaporte sanitario a poco más de un mes para su puesta en marcha. Desde Bruselas se propone que las personas que hayan completado la pauta de vacunación 14 días antes del viaje y las que hayan pasado la enfermedad en los últimos seis meses queden exentas de tener que someterse a pruebas PCR ni de antígenos. En esa categoría también quedarán encuadradas quienes hayan pasado la covid-19 y hayan recibido al menos una dosis de cualquiera de las vacunas. Los que no cumplan esos requisitos deberan presentar una PCR (realizada 72 horas antes del viaje) o una de antígenos (48 horas antes). Los menores de seis años quedarán exentos en cualquier caso y los menores de edad quedarán también eximidos si sus progenitores no deben someterse a ninguna prueba.Recomendaciones desde Bruselas. La Comisión Europea actualizó el lunes sus recomendaciones sobre el pasaporte sanitario a poco más de un mes para su puesta en marcha. Desde Bruselas se propone que las personas que hayan completado la pauta de vacunación 14 días antes del viaje y las que hayan pasado la enfermedad en los últimos seis meses queden exentas de tener que someterse a pruebas PCR ni de antígenos. En esa categoría también quedarán encuadradas quienes hayan pasado la covid-19 y hayan recibido al menos una dosis de cualquiera de las vacunas. Los que no cumplan esos requisitos deberan presentar una PCR (realizada 72 horas antes del viaje) o una de antígenos (48 horas antes). Los menores de seis años quedarán exentos en cualquier caso y los menores de edad quedarán también eximidos si sus progenitores no deben someterse a ninguna prueba. - Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/ciencia-tecnologia/salud/2021-05-21/coronavirus-pasaporte-covid-que-es-certificado-verde-digital-preguntas-respuestas-6757790/ - Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/ciencia-tecnologia/salud/2021-05-21/coronavirus-pasaporte-covid-que-es-certificado-verde-digital-preguntas-respuestas-6757790/

¿Qué vacunas reconoce? Todas las vacunas aprobadas por la Agencia Europa del Medicamento (Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Jannsen) serán válidas. Incluso la UE abre la puerta a que los países puedan dar también por válidas las vacunas aprobadas de forma unilateral por un miembro (como Hungría con la vacuna rusa Sputnik V y la china de Sinopharm). Pese a ello, la mutación del coronavirus y la propagación de la variante india, especialmente activa en Reino Unido, han provocado los primeros vetos, incluso antes de la puesta en funcionamiento del certificado verde digital. El reglamento europeo establece que cualquier miembro podrá seguir imponiendo restricciones, siempre que estén justificadas y se avise con 48 horas de antelación. Alemania y Austria han sido las primeras que han vetado directamente al turismo inglés debido a la elevada transmisión de la cepa india, aunque lleven PCR negativas, y Francia baraja ponerla en la lista roja de países donde no se aceptan viajeros.

El papel de España. Con Alemania y Francia poniéndole la proa al turista británico y con los países competidores del norte de África cerrados por la alta incidencia del coronavirus, el Gobierno se enfrenta por enésima vez al debate entre economía y salud. Reino Unido es el primer mercado emisor de viajeros a España, con 18 millones al año, y fijar un veto al turismo británico sería un contratiempo tan duro del que difícilmente se podrían recuperar los destinos más dependientes del turismo británico, como Costa del Sol, Comunidad Valenciana, Cataluña o Canarias, tras quince meses de parálisis económica. Consciente de ello, las autoridades españolas han seguido, por ahora, el ejemplo de Italia o Grecia, que han abierto sus fronteras a los viajeros británicos, pese a que todavía están en la lista ambar del Reino Unido y estarán obligados a guardar cuarentena a la vuelta. Una situación que puede cambiar en los próximos días, aunque por ahora el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha relativizado el impacto de la variante india en España.

Turismo nacional. En un contexto cada vez más complejo para la llegada de turistas extranjeros, Canarias ha encomendado el logro de un buen verano a la llegada de turistas nacionales. Y para facilitar la labor, el Boletin Oficial de Canarias publicó el lunes una orden de la Consejería de Sanidad en la que eximía a los turistas nacionales vacunados de tener que presentar una PCR o antígenos para pasar sus vacaciones. En concreto, los viajeros nacionales deberán disponer del documento oficial acreditativo (disponible en el Servicio Canario de Salud, www.miscs.org) que acredite que han recibido la pauta completa de vacunación contra la COVID-19 o al menos una dosis de vacuna autorizada, con una antelación superior a 15 días.

Normas
Entra en El País para participar